Esta Navidad producto local

Un sabor muy nuestro que perdura para esta Navidad

18.12.2020 | 08:44
Antiguas furgonetas de Café Fortaleza en Bilbao, donde la empresa comenzó su andadura en 1885.

La empresa bilbaina Café Fortaleza cuida cada parte del proceso para ofrecer la mejor calidad de un producto sleeccionado y tostado en Euskadi

Siempre se ha dicho que en Euskadi se toma el mejor café. Ello gracias a empresas vascas como Café Fortaleza, comprometida desde siempre con valores como la calidad y la proximidad al consumidor.

Así, para poder ofrecer la mayor calidad a sus clientes, esta firma bilbaina cuida cada parte del proceso. Y lo hace desde el origen, seleccionando las mejores variedades de café, según indican desde la propia compañía.

Además, conceden suma importancia a la figura del maestro tostador. Ello se ve reflejado "en la curva de tueste personalizada que nuestro maestro tostador le da a cada origen. De esta forma, tratamos de conseguir que nuestro café tenga un sabor elegante y agradable al paladar, un sabor que perdura", subrayan.

De acuerdo con su filosofía, Café Fortaleza da pleno sentido a una frase muy suya cuando afirma que "lo más intenso lo tienes cerca". De hecho, esta firma cafetera hunde sus raíces en Bilbao. En origen, la familia propietaria de la empresa estaba compuesta por comerciantes que poseían varias tiendas de ultramarinos en la capital vizcaina. Así las cosas, no siempre se dedicaron al café. Curiosamente, según se desprende de la historia de la compañía, en una de las transacciones, una empresa mexicana con la que comerciaban tuvo problemas financieros y les propuso pagarles con un producto entonces desconocido en España, el café. Este fue el arranque de su prolífica actividad posterior en torno a este producto.



Si bien al principio les sorprendió la propuesta, vieron en este contratiempo una oportunidad y lo aceptaron. Sin ser conscientes aún del gran valor que estaba comenzando a tener el café y que poco a poco fueron descubriendo.

Tal y como narran desde la propia firma, "el café nos llegaba en sacos llenos de granos verdes para ser tostados. Nadie sabía cómo hacerlo, así que nos supuso un nuevo reto descubrir el nivel de temperatura para un tueste óptimo".

Por aquel entonces, el primer maestro tostador de la familia comenzó por su cuenta a tostar los granos en la trastienda de su ultramarinos. Actualmente siguen manteniendo la técnica de tueste tradicional que les distingue.

Con todo, Café Fortaleza fue la primera empresa vasca de café fundada en Euskadi. Desde su creación en 1885 utilizan y ofrecen a sus consumidores cafés mayoritariamente Arábicas, que siempre se han tostado en Euskadi.

Aunque las oficinas centrales se mantienen en Bilbao, en 1968 se trasladó la producción a Vitoria-Gasteiz, construyendo una nueva planta que se amplió en 1982, con la incorporación de una instalación de molido al vacío (la primera del Estado) y un nuevo almacén. En 1990 se realizó una nueva ampliación de la línea de molido, se automatizó todo el proceso productivo y se robotizó el almacén de expediciones.