ayer en San Agustín Kultur Gunea

Durango visibiliza el papel de la mujer en el desarrollo rural vasco

El Día Internacional de las Mujeres Rurales reunió ayer a más de un centenar de trabajadoras

09.02.2020 | 18:59
Mireia Elkoroiribe, presidenta de la Mancomunidad, junto a Tere Mazaga e Iratxe Martínez.Foto: K. D.

El Día Internacional de las Mujeres Rurales reunió ayer a más de un centenar de trabajadoras

DURANGO - Dedicándose al mundo rural desde niña, la garaitarra Iratxe Martínez fue una de las grandes protagonistas de la XVI edición del Día Internacional de las Mujeres Rurales que tuvo lugar ayer en San Agustín Kultur Gunea de Durango. A sus 49 años y con toda una vida dedicada al caserío, tomó el relevo de su madre, Tere Mazaga, cuidadora de vacas, para centrarse en la producción de gallinas. En la actualidad, dirige desde hace una década una explotación de huevo ecológico con 3.000 gallinas en un caserío de Momoitio. "Llevo 17 años dedicada profesionalmente al mundo rural. Poder trabajar en plena naturaleza y tener mi propio horario, que me permite ver envejecer a mis padres y crecer a mis hijas, es una satisfacción total", explicó la ganadera.

Presidenta de la Asociación Landa XXI, cuyo objetivo es defender, representar y promover los intereses de la mujer y las familias del ámbito rural, Iratxe Martínez aprovechó la jornada para presentar el trabajo Zuhaitza. Este proyecto aglutina en imágenes y palabras trabajos, vivencias, reflexiones, objetivos e ilusiones de distintas mujeres del ámbito rural a lo largo de distintas generaciones, fue presentado a través de una exposición fotográfica y la emisión de un vídeo. "Buscamos el reconocimiento de nuestras antecesoras y dar a conocer el trabajo que hacemos nosotras hoy. Pensamos que si nuestras hijas ven cómo sus madres están económicamente bien, hacen el trabajo que les gusta y este está valorado por la sociedad, tendremos más facilidades de que se queden en el medio", valoró Martínez, antes de añadir que "me encantaría que mis hijas, Udane y Paule, sigan mis pasos".

Como en años anteriores, la jornada de ayer reunió a más de un centenar de mujeres. Organizada por la viceconsejería de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco y la Comisión de Mujeres Rurales, San Agustín sirvió de espacio de encuentro, debate y presentación de proyectos encaminados a lograr un desarrollo sostenible y en igualdad de las zonas rurales. Como asociación invitada al evento, participó El Colletero, agrupación de la localidad riojana de Nalda, liderada por mujeres que tocan varios campos de actuación, encaminados a mejorar la situación social y económica de su municipio.

La bienvenida institucional corrió a cargo de Jone Fernández, directora de Desarrollo Rural y Litoral y Políticas Europeas del Gobierno vasco; Ima Garrastatxu, alcaldesa de Durango, y Maite Peñakoba, directora de Agricultura de la Diputación Foral de Bizkaia. "No es justo que no se valore vuestra entrega diaria al medio rural", lamentó Peñakoba. En esta línea coincidió Jone Fernández, quien defendió el trabajo en equipo para reivindicar el papel de las mujeres rurales. "El camino que tenemos que recorrer juntas pasa por identificar vuestras necesidades, poniendo el foco en la igualdad, la visibilización, la participación y el empoderamiento de vosotras con el fin último de mejorar vuestra calidad de vida", apuntó optimista.