bases y objetivos en materia de cantera

Talento y exigencia para consolidar Lezama

La dirección deportiva presenta su proyecto de cantera con el deseo de “ganar en todo, desde alevines”

09.02.2020 | 10:56
Andoni Bombín, Rafa Alkorta y Andoni Ayarza posan para los medios gráficos en las instalaciones de Lezama.

La dirección deportiva presenta su proyecto de cantera con el deseo de “ganar en todo, desde alevines”

Lezama - Siete años después de que el Athletic desgranara por última vez el proyecto deportivo de Lezama por mediación de José Mari Amorrortu, la dirección deportiva del club bilbaino volvió a comparecer ayer públicamente para exponer las bases y los objetivos marcados en materia de cantera. Lo hizo, en el primer verano de la junta directiva liderada por Aitor Elizegi al frente de la entidad, bajo la representación de Rafa Alkorta como director deportivo, Andoni Ayarza en su papel de adjunto a la dirección deportiva y Andoni Bombín, responsable de la metodología de Lezama. Los tres se encargaron de hincar el diente a un renovado proyecto que nace desde el respeto a la labor realizada por el anterior grupo de trabajo, al que se refirió el propio Alkorta para dejar claro que a su llegada a la factoría rojiblanca en enero "no había nada urgente, estaba todo bien, solo que nosotros tenemos otra idea". "Los que trabajaban aquí eran grandes profesionales, analizamos todo y hemos tomado decisiones en consecuencia empezando el año con algunas caras nuevas", resaltó el exjugador del Athletic, quien mostró su potencial deseo de "desarrollar profesionales".

"Ojalá sean todos para el primer equipo, pero, si no, nos gustaría ver por el mundo muchos jugadores nuestros ganándose la vida y consolidar Lezama como una de las mejores canteras del mundo, porque cada vez tenemos menos posibilidades de fichar fuera y siempre hemos tenido claro que nuestros mejores fichajes tienen que ser los jugadores de las categorías inferiores". Para conseguir el perfil ideal de futbolista para el primer equipo, el director deportivo del Athletic hizo hincapié en la importancia de detectar el "talento", al considerarlo un factor diferencial que se puede ir "moldeando". "Tenemos aquí gente suficiente para que ese talento pueda llegar al primer equipo y queremos ganar en todo cada domingo desde alevines, formando a los chicos, porque tenemos unos valores, pero a mí me encanta ganar", subrayó Alkorta, convencido de que para obtener el éxito en el proceso formativo de las jóvenes promesas rojiblancas "contamos con los mejores entrenadores, el mejor material y las mejores instalaciones".

"Tenemos que fidelizar a los chicos; venir a Lezama tiene que ser para ellos un día de felicidad", agregó asimismo Akorta, mientras que Andoni Ayarza, responsable del área de scouting y captación, puso en valor los 152 clubes convenidos con los que cuenta el Athletic y de donde proceden 50 de los 57 jugadores que se han incorporado este verano a la disciplina bilbaina, con cuatro altas de clubes vascos no convenidos y tres del resto del Estado. "Buscamos futbolistas con carácter y altamente competitivos, pero hay que ver todas las variables que les afectan como personas y ahí entra en juego el gabinete de psicología, el de atención a la infancia, de atención al jugador y la familia", detalló Ayarza, que también reivindicó la importancia de poder disponer en cualquier momento de la temporada de jugadores de los clubes convenidos, así como el uso de la tecnología para el seguimiento de los jóvenes futbolistas, puesto que "todas las observaciones quedarán registradas a través de la herramienta Dathak y quedarán a beneficio del club para poder ser utilizadas por los que vengan después".

METODOLOGÍA En cuanto a la metodología de entrenamientos, Andoni Bombín, el máximo responsable de dicha área, afirmó que el objetivo principal pasa por "conservar la esencia de nuestros jugadores". "Tenemos que educar en nuestros valores para que desarrollen sus potencialidades", añadió Bombín, que asume el reto de que todos los equipos de Lezama, desde alevines, resulten homogéneos en su estilo de juego a fin de parecerse al equipo que comanda en la actualidad Gaizka Garitano. Aunque no todos tendrán que estar sujetos a un mismo sistema de juego, sí deberán ser "organizados y con altos ritmos de juego", respetando la estructura de cuatro jugadores en la línea defensiva para proyectarlo cuando lleguen al primer equipo, estando, eso sí, preparados para "adaptarse a todos los estilos y situaciones".