La CE quiere hacer tributar a los gigantes digitales, aun sin un acuerdo global

El vicepresidente ejecutivo asegura que Bruselas presentará una propuesta legislativa en la primera mitad de 2021

13.09.2020 | 01:17
El vicepresidente ejecutivo de la CE, Dombrovskis, (I) y el ministro alemán de finanzas, Olaf Scholz. Foto: Efe

berlín – La Comisión Europea (CE) parece decidida a hacer pasar por caja a los gigantes digitales como Google, Apple, Facebook y Amazon, incluso aunque no se alcance un acuerdo a nivel internacional, algo difícil por la negativa de EE.UU.

El vicepresidente ejecutivo de la CE, Valdis Dombrovskis, aseguró ayer, al término de un encuentro informal de ministros de Economía y Finanzas de la UE en Berlín, que si no se alcanza un acuerdo en lo que queda de año en el ámbito de la OCDE, Bruselas presentará su propuesta legislativa en la primera mitad de 2021. "Esperamos progresos a nivel global. Sin embargo, si no (es posible) nosotros avanzaremos con una propuesta de impuesto a las empresas digitales en la primera mitad del año que viene", aseguró.

A su juicio, es importante que los estados cuenten con una fuente estable de ingresos tributarios, pero también que se mejore la "justicia" del sistema impositivo en su conjunto para que todos paguen su "justa contribución". "Las grandes empresas digitales emergen con aún más beneficios de la crisis y con cuotas de mercado aún mayores mientras los negocios físicos asumen el peso de la recesión", razonó Dombrovskis.

El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, consideró por su parte que "es el momento para avanzar hacia un sistema impositivo más efectivo y progresivo", tanto por el "gran respaldo" social y político que tienen estas medidas como por la necesidad de financiar los grandes déficit que están contrayendo los países por la crisis de la covid.

Gentiloni recordó que la CE va a emitir deuda para sufragar 390.000 millones de los 750.000 millones de euros del plan de recuperación acordado por los líderes europeos en junio, como respuesta política común a la crisis.

presión francoalemana Dombrovskis y Gentiloni hicieron estas declaraciones después de que varios estados miembro de la UE, liderados por Alemania y Francia, presionaran en las últimas horas en este ámbito.

El ministro alemán de Finanzas y anfitrión del encuentro, Olaf Scholz, aseguro que "no es posible" que no se den avances en este ámbito, pero se mostró aún esperanzado de que la OCDE, una asociación de 37 economías avanzadas y emergentes, sea capaz de hacerlo. En concreto, expresó su deseo de que este organismo logre presentar este año un borrador que incluya tanto un acuerdo en torno a un impuesto corporativo mínimo global como las bases de un sistema para gravar a los gigantes digitales. Para Europa, es "importante" que se avance en este ámbito. Se mostró "convencido" de que aún se puede lograr un acuerdo a nivel internacional "paso a paso", pese a las reticencias de Estados Unidos, sede de las principales empresas digitales.

El ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire advirtió en este foro que, si resulta "imposible" un acuerdo en la OCDE para finales de este año, París abogará por implementar a principios del año que viene una "solución europea" para esta cuestión. "Si la OCDE fracasa, es tarea del Eurogrupo y de la UE poner en marcha en el primer trimestre de 2021 un impuesto a las empresas digitales", aseguró.

La ministra española de Economía, Nadia Calviño, reconoció en declaraciones a medios españoles que "no está claro que se vaya a lograr un acuerdo en el marco de la OCDE". Si finalmente no se consigue, prosiguió, "tendremos que ver cuál es la respuesta adecuada en el ámbito comunitario".

Incluso los países más escépticos en este ámbito parecen ahora abiertos a avanzar en esta senda, aunque con precaución. El presidente del Eurogrupo y ministro irlandés de Finanzas, Paschal Donohoe, reconoció en la cita de Berlín que "la tributación de las grandes empresas, y de las digitales, debe cambiar". Su país, señaló, tiene dos preocupaciones. Por un lado, la reforma debe ser "justa y efectiva", para no dañar a las economías que acogen a las sedes europeas de grandes trasnacionales.

Por otra parte, dijo, este impuesto digital no debe generar más tensiones con terceros países, en una referencia velada a las diferencias en esta cuestión entre la UE y EE.UU.

en breve

Decisión de la CE. La Comisión Europea reiteró su decisión de que los grandes digitales como Google, Apple, Facebook y Amazon tributen aunque no haya un acuerdo internacional.

Respuesta de España. La ministra española de Economía, Nadia Calviño, reconoció que "no está claro que se vaya a lograr un acuerdo en el marco de la OCDE". Si finalmente no se consigue, prosiguió, "tendremos que ver cuál es la respuesta adecuada en el ámbito comunitario".x

la frase

Bruno Le Mair "Si la OCDE fracasa, es tarea del Eurogrupo y de la UE poner en marcha un impuesto a las empresas digitales"

El ministro francés de Finanzas aseguró que París abogará por una "solución europea".