Realojo temporal tras ser desahuciada en Bilbao La Vieja

Los Servicios Sociales municipales buscan solución para Mari Carmen, desalojada de la calle Urazurrutia

11.09.2020 | 01:18
Vecinos intentan evitar un desahucio en Bilbao.

Bajo el grito Mari Carmen, aurrera! decenas de vecinos apoyaban a esta mujer de 69 años que fue desahuciada ayer de su domicilio ubicado en el número 35 de la calle Urazurrutia, en Bilbao La Vieja. A las 9.30 horas todos ellos se congregaron bajo su ventana mediante un llamamiento realizado a través de redes sociales por parte de Az Etxebizitza taldea. Se vivieron momentos intensos donde los forcejeos y mensajes de apoyo fueron los protagonistas. Finalmente, a las 13.00 horas, Mari Carmen era desalojada de su vivienda por parte de la comitiva judicial.

Vecinos intentan impedir el desahucio de Mari Carmen en Bilbao. Fotos de Pablo Viñas

No obstante, una solución al menos provisional se hizo efectiva de manera inmediata, ya que Mari Carmen tendrá, tal y como adelantan a este periódico fuentes municipales, un "alojamiento alternativo temporal para cubrir sus necesidades básicas inmediatas" y los Servicios Sociales analizarán su situación.

Vecinos de Bilbao intentan impedir el desahucio de Mari Carmen. Vídeo de Pablo Viñas


Los grupos que convocaron la protesta adjudicaban a la movilización y a la "presión popular y a la auto-organización de las vecinas" el hecho de que desde el Ayuntamiento se haya facilitado "una alternativa habitacional digna".

Vecinos cantan contra el desahucio de Mari Carmen. Vídeo de Pablo Viñas



Mari Carmen, de 69 años, residía desde hace 7 años en la calle Urazurrutia de Bilbao. En junio se tomó la decisión de que tenía que abandonar el inmueble, pero no fue hasta el pasado día 8 cuando recibió el aviso de desalojo. Ante esta circunstancia, vecinos de la zona decidieron acudir a la protesta para frenar que se produjese este desenlace llegando incluso a refugiarse en el interior del portal e impedir así la entrada de la comitiva judicial. Estos tuvieron que forzar la entrada al portal ante la oposición de los concentrados, lo que causó desperfectos en la puerta, tal y como podía percibirse horas después. Hasta el lugar llegaron efectivos de la Policía Municipal y de la Ertzaintza, que cortaron el tráfico en la zona y escoltaron a la comisión judicial hasta el interior del inmueble para desalojar a Mari Carmen.