La tensión en el Gobierno español continúa con reproches cruzados

Robles pide lealtad a Podemos y Belarra la acusa de ser la ministra favorita de la derecha

21.11.2020 | 01:06
La secretaria de Estado de Agenda 2030 Ione Belarra.

La pelea se mantiene abierta. La ministra Margarita Robles volvió ayer a recordarle ayer a Pablo Iglesias que el jefe del Ejecutivo es Pedro Sánchez y pidió a Podemos que no actúe como Gobierno y oposición, mientras que la secretaria de Estado de Agenda 2030 y dirigente de la formación morada, Ione Belarra, acusó a la responsable de Defensa de convertirse en la "ministra favorita de los poderes que quieren que gobierne el PP con Vox".

Unos de los detonantes de esta tensión entre las dos formaciones coligadas viene determinada por la presentación de Podemos, junto a EH Bildu y ERC, de una enmienda parcial a los Presupuestos elaborados por el Gobierno en el que está integrado el partido liderado por Iglesias. Ayer se produjo otro desacuerdo cuando desde el Ejecutivo se aceptó la demanda del PNV de eliminar el impuesto del diésel, en contra del criterio de Podemos.

En una entrevista en TVE, Robles le recordó a Iglesias que el jefe del Ejecutivo es Pedro Sánchez. "Y eso a veces nadie debería olvidarlo, incluso dentro del Gobierno", aseveró. Además, la titular de Defensa le pidió a su compañero de gabinete un poco de "humildad" a la hora de desempeñar su labor. "No me gusta que en el ámbito político haya personas que piensen que sirven mejor a los ciudadanos que otro. No hay un catálogo de que es lo mejor y lo peor", aseguró.

Robles insistió en que "cuando se forma un gobierno" se deben de asumir "responsabilidades y acciones conjuntas". "Es importante que aunque cada partido tiene sus posiciones, cuando haya decisiones tenemos que ser leales", apuntó. A su juicio, esta falta de lealtad fue palpable con la presentación de la enmienda a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para frenar los desahucios, y que Unidas Podemos anunció junto a EH Bildu y ERC. Según la ministra de Defensa, es "sorprendente" que el sector morado del Ejecutivo decidiese enmendar sus propias cuentas después de haberlas pactado con el PSOE.

La "importancia de un Gobierno es", según Robles, "gobernar para todos". Por eso, desde su punto de vista no es de recibo que, después de "muchísimas horas de trabajo", alguien se levante "un día" con una "buena idea".

Favorita de los poderes

La respuesta a Robles llegó por parte de la dirigente morada Ione Belarra, otrora diputada en el Congreso y ahora pieza integrada en el Ejecutivo merced a su cargo de secretaria de Estado de Agenda 2030. Belarra trasladó a Robles que quizá sea ella quien esté haciendo daño al Gobierno al convertirse en la "ministra favorita de los poderes que quieren que gobierne el PP con Vox".

A través de su cuenta de Twitter, Belarra respondió a Robles que "ser humilde es no dejarse adular por la derecha mediática". "Cuando eres la ministra favorita de los poderes que quieren que gobierne el PP con VOX, quizá estés haciendo daño a tu Gobierno", apostilló.

La secretaria de Estado ya había replicado la víspera a la ministra de Defensa al decirle que la prohibir los desahucios de la población vulnerable demuestra la voluntad de gobernar para todos, "no sólo para los rentistas, la banca o los fondos de inversión".

En la misma línea que Belarra, la coportavoz de Podemos, Isa Serra, reprochó a Robles que sugiera "deslealtad" de la formación morada por la enmienda a los Presupuestos para paralizar todos los desahucios. En Twitter, Serra escribió que "'la deslealtad' es tratar de conseguir que a las familias vulnerables no las echen de sus casas en mitad de esta pandemia". La también portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid aseveró que la "responsabilidad de Estado y la lealtad de este gobierno debe ser proteger a la gente".

Lo cierto es que desde Unidas Podemos han defendido que se comunicó al PSOE la presentación de la enmienda conjunta con EH Bildu y ERC y se les invitó a los socialistas a sumarse, por lo que no puede causar malestar. La formación morada afirma, además, que mantiene la mano tendida para buscar un acuerdo con los socialistas durante la tramitación parlamentaria de los PGE.