cumple sentencia en Francia

Sorzabal apela a Europa para evitar su entrega al alegar torturas en España

La exdirigente etarra alega que fue torturada en 2001, pero la Fiscalía francesa cree que no hay riesgo de maltrato

09.02.2020 | 21:01
Iratxe Sorzabal.

Alega que fue torturada en 2001, pero la Fiscalía francesa cree que no hay riesgo de maltrato

gasteiz - La etarra Iratxe Sorzabal, que cumple sentencia en Francia, quiere llevar al Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) sus alegaciones de haber sido torturada cuando estuvo detenida en marzo de 2001 en España, para así evitar su entrega.

Su abogada, Xantiana Cachenaut, explicó ayer que espera una decisión en unas semanas en el procedimiento iniciado ante el Tribunal Supremo francés, después de que el Tribunal de Apelación de París decidiera el 9 de octubre la entrega a España de Sorzabal por su presunta implicación en el atentado contra el aeropuerto de Alicante el 29 de julio de 1995.

En una conferencia en la sede de la Liga de los Derechos Humanos (LDH) en París y respaldada, entre otros, por su presidente de honor, Michel Tubiana, Cachenaut señaló que esa demanda ante el Supremo pretende que se derive el caso al TJUE, con el argumento de que el Tribunal de Luxemburgo tiene una jurisprudencia novedosa desde 2016 susceptible de aplicarse a su cliente. Pretenden que los jueces europeos permitan a Francia examinar si las pruebas presentadas en España contra Sorzabal fueron obtenidas bajo tortura.

Para la abogada, varios dictámenes en los tres últimos años del TJUE han establecido que un Estado al que otro país de la UE presenta una euroorden debe ejercer un control excepcional del fondo cuando haya constancia de una violación grave de los derechos fundamentales.

A su parecer, esa violación se demostró con la aplicación a Sorzabal del llamado Protocolo de Estambul -un peritaje médico para verificar si tienen fundamento alegaciones de torturas o malos tratos-, que la sala de instrucción del Tribunal de Apelación de París aceptó que se le hiciera en 2017.

Pese a que el médico que hizo ese peritaje, Pierre Duterte, concluyó que las secuelas que presentaba la etarra eran "altamente compatibles" con su denuncia de haber sido torturada, la sala de instrucción se pronunció por su entrega a España para que sea juzgada.

La Fiscalía francesa, antes de que se tomara esa decisión, había insistido en que la justicia española había rechazado las alegaciones de la terrorista, a la que se le hicieron exámenes forenses, y en que no hay riesgo de que sea maltratada.

Duterte, presente este miércoles en la conferencia de prensa en París, se mostró sorprendido por que el Tribunal de Apelación de París no tuviera en cuenta sus conclusiones tras haberle encargado el peritaje. Si el Supremo no acepta plantear la demanda de la etarra ante el Tribunal de Luxemburgo, su única opción para insistir en ese procedimiento sería recurrir a la Comisión Europea.

Además de la euroorden por el atentado de Alicante, la justicia francesa también ha aceptado entregarla por otras dos referidas a otras dos acciones de la banda, una en Irun en 1995 y otra en Gijón en 1996. - Efe

eXTRADICIÓN