Consciente de que la CAV es territorio perdido

Rivera no visitará Euskadi en campaña y aleja la crispación

Descarta acudir tras sus polémicas en Errenteria y Ugao, y la destitución del número dos de Ciudadanos en la CAV

09.02.2020 | 21:02
Albert Rivera, el pasado mayo en Ugao.

Descarta acudir tras sus polémicas en Errenteria y Ugao, y la destitución del número dos de Ciudadanos en la CAV

Bilbao - La ausencia del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, de la campaña electoral en Euskadi alejará la crispación del territorio vasco durante la próxima semana, tras las últimas polémicas que el líder naranja protagonizó con sendos actos en Errenteria y Ugao, y antes, en noviembre de 2018, en Altsasu. Consciente de que la CAV es territorio perdido para sus intereses electorales, donde C's es residual y su representación se limita a alguna concejalía, Rivera había utilizado sus últimas visitas a territorio vasco para buscar una foto de conflicto y ganar apoyos en el resto del Estado.

Es lo que sucedió el pasado 14 de abril, en plena campaña de las generales del 28-A, con el desembarco de una comitiva de C's liderada por Rivera en Errenteria. Protegido por un fuerte despliegue policial, rodeado por grandes lazos amarillos que colgaban de las fachadas y en medio de un estruendo de pitos y abucheos, tuvo que alzar la voz para hacerse oír. "El nacionalismo es el auténtico cáncer de España y de Europa", profirió.

La jugada le debió salir bien, ya que en la siguiente campaña electoral, las municipales, forales y europeas del 26-M, Albert Rivera repitió visita, esta vez a Ugao. El motivo es que se trata de la localidad natal del dirigente de ETA Josu Ternera, que fue detenido pocos días antes de la visita, el 16 de mayo, en Francia. Al contrario que en Errenteria, esta vez el municipio, donde C's apenas recabó 30 votos el 28-A, reaccionó con indiferencia o con una protesta pacífica al mitin de los paracaidistas naranjas. De nuevo escoltado por la Ertzaintza, Rivera acusó a los concentrados de connivencia con ETA. Tan solo una estridente sirena trató de acallar su discurso.

Esta estrategia de utilizar de forma partidista un territorio como Euskadi provocó que EH Bildu presentara una proposición no de ley para que el Parlamento Vasco vetara a PP, C's y Vox en Euskadi. El partido acabó retirando esta iniciativa ante el aluvión de críticas recibidas del resto de formaciones políticas.

Conflicto interno En el cambio de paso de Rivera al dejar a Euskadi fuera de su ruta electoral puede haber influido, además de la brevedad de la campaña, las recientes controversias que han sacudido al partido en suelo vasco. A finales de septiembre, el presidente naranja destituyó de manera fulminante al número dos de Ciudadanos en Euskadi, Javier Gómez Calvo, por la negociación que mantuvo con el PP de la CAV, supuestamente a espaldas de la cúpula de su partido, de cara a armar una coalición electoral para el 10-N.

noticias de deia