proceso sumido en la incertidumbre

El liderazgo de EA, en el aire tras quedar anulada la designación de Blanco

09.02.2020 | 21:02
Maiorga Ramirez y Eva Blanco.

La resolución, además de restituir a Ramírez como candidato, anula la proclamación de Blanco

DONOSTIA. Esta Comisión, que vela por el correcto cumplimiento de los estatutos y reglamentos internos, ha emitido hoy una resolución, en respuesta a un recurso del candidato del sector crítico, Maiorga Ramírez, en la que restituye al dirigente navarro como aspirante a las primarias.

La Comisión de Organización Electoral de EA dejó a Ramírez fuera de la carrera por la Secretaría General porque no logró presentar cinco avales válidos de afiliados del País Vasco francés -supuestamente debía presentar al menos cinco por cada territorio-, un requisito que, sin embargo, no reconoce como válido la Comisión de Garantías.

Este organismo sostiene que en Iparralde solo hay 20 afiliados de EA, por lo que exigir cinco avales supone un requisito desproporcionado, que pone en manos de los militantes vascofranceses la potestad de elegir a los candidatos a las primarias, en detrimento del resto de afiliados.

Por este motivo, la Comisión asegura que no cabe exigirse el requisito de presentar cinco avales por cada territorio, una exigencia que ya anuló en una anterior resolución dictada el 25 de septiembre.

En la resolución de hoy, además de restituir a Ramírez como candidato, anula el acto de proclamación de Eba Blanco como secretaria general, adoptado el pasado lunes por EA.

De esta manera, el partido queda abocado a celebrar una votación de primarias entre los dos candidatos, que Ramírez ha propuesto que sea tras las elecciones generales.

Sin embargo, la parlamentaria vasca Eba Blanco ha negado "todo valor" a la resolución de la Comisión de Garantías porque presenta "graves defectos de forma" y está firmada por dos personas que a su juicio están inhabilitadas para adoptar estas decisión porque no son imparciales.

De hecho, Blanco presentó un recurso en el que solicitó que dos de los cinco miembros de la Comisión de Garantías se inhibieran de tomar parte en cualquier decisión relativa al proceso de primarias. 

Uno de ellos, sostiene Blanco, avaló personalmente a Maiorga Ramírez, mientras que otro está casado con una militante que también prestó su aval al dirigente navarro, por lo que entiende que no son imparciales.

Blanco ha indicado también que la Comisión de Garantías ni siquiera se ha reunido y que la resolución está firmada por tres de los cinco miembros, mientras que los dos restantes no han intervenido.

"La Comisión ha perdido la neutralidad y la imparcialidad", ha afirmado Blanco quien, preguntada por si sigue siendo la secretaria general del partido ha respondido que tiene que analizar el documento para determinar qué medidas adoptar.

Por su parte, Ramírez ha considerado, en un comunicado, que la decisión de la Comisión de Garantías "es una oportunidad para Eusko Alkartasuna para volver a la normalidad democrática y para posibilitar, a través del diálogo, el debate y los acuerdos que sean necesarios, que los afiliados de EA opten en libertad entre los dos proyectos que representan cada una de las candidaturas".

Ramírez asegura que ha contactado con Eba Blanco para acordar de qué manera se realiza, tras esta resolución, el proceso de primarias de la formación nacionalista.

A su juicio, el proceso se debería retomar una vez celebradas las elecciones generales, para no influir en la campaña, y ha propuesto el día 24 de noviembre como fecha de las elecciones primarias.

La dimisión de Pello Urizar como secretario general de EA en junio reabrió las heridas nunca curadas del último congreso, celebrado en San Sebastián el 3 de junio de 2017, que proclamó al dirigente guipuzcoano como secretario general con el 52 % de los votos.

En aquel congreso pugnaron los oficialistas encabezados por Urizar y los críticos, con Maiorga Ramírez a la cabeza, en representación de un sector de EA -apoyado por el exlehendakari Carlos Garikoetxea- que considera que esta formación debe marcar un perfil propio más marcado en el seno de EH Bildu.