Fanjul, Arcauz y Mari Mar Blanco

Génova se salta la autonomía del PP vasco y vuelve a imponer los cabezas de lista

Alonso había pedido a Casado el relevo de los candidatos por Bizkaia y Gipuzkoa, que no obtuvieron asiento en abril

09.02.2020 | 17:48
Iñigo Arcauz, segundo por la izquierda, con Beatriz Fanjul, Pablo Casado, Javier Maroto, Alfonso Alonso, Raquel González e Iñaki Oyarzábal, en la pasada campaña.

Alfonso Alonso había pedido a Casado el relevo de los candidatos por Bizkaia y Gipuzkoa

BILBAO - Vuelven a primer plano las tensiones entre Génova y la dirección del PP de la CAV. En esta ocasión, el motivo del malestar en Euskadi vuelve a ser la imposición de los candidatos para las elecciones generales, en las que Bea Fanjul y Iñigo Arcauz repetirán por Bizkaia y Gipuzkoa a pesar de no haber obtenido escaño el 28-A y de no tener el visto bueno de Alfonso Alonso. Así, y a pesar de que los populares vascos habían pedido en público un cambio de los cabezas de lista, la dirección estatal ha vuelto a elegir a dedo los nombres que encabezarán las listas el 10-N.

Pablo Casado vuelve a colocar al frente a Fanjul y Arcauz, con los que mantiene muy buena sintonía pero que no fueron capaces de hacerse con el escaño en abril. Además, son dos perfiles críticos con las posiciones de la dirección de Alfonso Alonso, que les achaca falta de experiencia y el estar situados en posiciones muy a la derecha en el partido. Por el contrario, el nombre de Marimar Blanco -que encabezará la lista por Araba en sustitución de Javier Maroto- sí suscita más consenso en el PP de la CAV y el mismo Alonso alabó ayer la elección.

El problema continúa sin embargo en Bizkaia y Gipuzkoa y retrotrae a las tensiones ya vividas en abril. El PP sufrió entonces los peores resultados de su historia en Euskadi, perdiendo los dos asientos que conservaba. La dirección vasca achacó en gran parte la debacle a la poca autonomía otorgada desde Madrid y a no haber podido elegir a sus candidatos, ya que ni Fanjul ni Arcauz habían recibido el visto bueno de la Ejecutiva de Alonso, que también criticó el giro a la derecha en el discurso de Casado y los guiños a Vox.

Ahora, con un Pablo Casado en posiciones más moderadas y en busca del centro para recuperar a los votantes perdidos, los populares vascos confiaban en que se les permitiera relevar a los candidatos del 28-A y elegir a perfiles de su gusto. Sin embargo, en Madrid han vuelto a ignorar el "acento vasco" que pedían los de Alonso y han mantenido a los candidatos por Bizkaia y Gipuzkoa a pesar del fracaso de abril. De esta forma, solo habrá una cara nueva y será en Araba, donde el cambio era obligado por la elección -no exenta de polémica- de Maroto como senador autonómico por Castilla y León. Para el herrialde alavés habían sonado en las últimas semanas nombres como Javier de Andrés o Iñaki Oyarzábal, pero finalmente ha sido Marimar Blanco la elegida.

Casado sí ha optado por reformular las listas en otros territorios como Huelva y Madrid -en este último ha retirado a Adolfo Suárez Illana para introducir a la exministra Ana Pastor- en busca de perfiles más moderados. En Euskadi, sin embargo, el líder popular ha hecho caso omiso de las sugerencias de Alonso y ha vuelto a confiar en los perfiles que fracasaron en abril en Bizkaia y Gipuzkoa.

Alonso, por su parte, ha optado por no entrar en discrepancias abiertas con Madrid e intenta cerrar filas con los candidatos. Sobre ellos aseguró ayer que son "los candidatos del PP vasco". Acerca de Fanjul y Arcauz, se limitó a decir que en Bizkaia y Gipuzkoa "hay continuidad", mientras que sí se explayó sobre la elección de Marimar Blanco como número uno por Araba. El presidente del PP de la CAV explicó que está "muy contento" de contar con la hermana de Miguel Ángel Blanco en la lista alavesa, ya que es "una referencia" para el partido. "Es una persona que tiene una capacidad de discurso, de representación y de simbolizar lo mejor de nosotros mismos", añadió.

Según indicó Alfonso Alonso, Marimar Blanco es un "símbolo" en un PP que necesita tener bien presentes sus referencias, además de una persona "muy querida" en Araba y en Gasteiz, donde trasladó su residencia después de que ETA asesinara a su hermano Miguel Ángel en 1997. "Marimar es referencia del discurso del PP en el País Vasco y de un compromiso", insistió Alonso.

génova niega tensiones Por su parte, el secretario general del PP estatal, Teodoro García Egea, descartó ayer que haya diferencias por las candidaturas en la CAV. El dirigente popular niega así que se hayan reproducido las críticas de abril a Pablo Casado por imponer a Fanjul y Arcauz contra el criterio de la dirección vasca. García Egea elogió también la candidatura de Marimar Blanco por Araba y aseguró que si hay "descontento" es en las formaciones rivales, que estarán "tristes por la alta calidad" de las listas del PP.

noticias de deia