ayudará en la búsqueda de transparencia

Los demócratas quieren formalizar la investigación sobre Trump

La Cámara de Representantes vota hoy un texto que, entre otras medidas, posibilita que las audiencias sean públicas

09.02.2020 | 20:59
Donald Trump es el tercer presidente de Estados Unidos sometido a ‘impeachment’.Foto: Afp

La Cámara de Representantes vota hoy un texto que, entre otras medidas, posibilita que las audiencias sean públicas

Washington - Los demócratas de la Cámara de Representantes convocaron una votación para hoy para formalizar la investigación sobre el juicio político al presidente estadounidense, Donald Trump, iniciado el pasado 24 de septiembre. La demócrata Nancy Pelosi, presidenta demócrata de la Cámara de Representante, explicó que si bien esto no era necesario, ayudará en la búsqueda de transparencia y la legitimidad del proceso. Pelosi anunció el pasado lunes que la Cámara de Representantes votará para formalizar los procedimientos de la investigación de juicio político contra Trump y Ucrania, en lo que será la primera vez que en el órgano legislativo se registre este proceso.

La votación es un movimiento hacia la siguiente etapa de la investigación después de varias semanas de declaraciones a puerta cerrada. Los demócratas ya explicaron que la resolución establecerá las reglas para las audiencias públicas, otorgará los derechos del debido proceso a la Casa Blanca y permitirá que la información se transfiriera a la comisión que finalmente considerará los artículos del juicio político. El Partido Demócrata en la Cámara de Baja ha desvelado el texto de la resolución que piensan someter a votación. El texto establece una serie de normas para proteger el derecho a un procedimiento justo del mandatario y, además, posibilita que a partir de ahora las audiencias sean públicas y que puedan divulgarse las transcripciones de los interrogatorios a testigos, lo que con seguridad incrementará el acceso de los medios de comunicación a cada uno de los detalles sobre el proceso contra Trump.

Los demócratas usaron un lenguaje aséptico en su resolución y tuvieron cuidado de no caracterizar la medida como el inicio de la investigación para un juicio político, algo que, según aseguran, comenzó hace semanas sin que fuera necesario un voto de la Cámara pese a que la Casa Blanca insiste en lo contrario.

En un comunicado, el congresista demócrata Jim McGovern, que preside el comité que elaboró esa resolución, afirmó que la iniciativa permitirá al pueblo estadounidense "conocer de primera mano" los actos de Donald Trump y evitará que los republicanos del Congreso sigan intentando "esconder" la conducta del mandatario. "Mientras que el presidente y sus aliados intentan obstruir nuestra investigación y encubrir sus fechorías, la Cámara (Baja) continuará haciendo su trabajo y mostrando la verdad al pueblo estadounidense", subrayó McGovern.

Testigo directo Mientras, el martes, la Cámara Baja obtuvo el primer testimonio de alguien que escuchó directamente la llamada que ha desencadenado la investigación para abrir un posible juicio político al presidente estadounidense. La comparecencia ante varios comités del teniente coronel del Ejército Alexander Vindman fue tan celebrada por los demócratas como criticada por Trump, quien trató de minimizarla en varios tuits e insistió en que no conocía al testigo convocado por los progresistas.

Vindman es el principal experto en Ucrania del Consejo de Seguridad Nacional (NSC, en inglés) de la Casa Blanca, y es el único de los testigos que han recibido hasta ahora los congresistas que se conectó a la llamada del pasado 25 de julio entre Trump y el presidente ucraniano, Vladímir Zelenski. Su testimonio supuso la quinta confirmación hasta ahora de que el mandatario condicionó o una reunión con Zelenski o bien la entrega de ayuda militar a Ucrania a una investigación de sus rivales políticos.

"Me preocupó la llamada. No creí que fuera adecuado pedir que un Gobierno extranjero investigara a un ciudadano estadounidense (el ex vicepresidente Joe Biden)", afirmó Vindman en su declaración inicial ante los congresistas, filtrada a los medios la noche del lunes. Vindman escuchó la llamada desde la sala de crisis de la Casa Blanca junto a otros funcionarios, y al finalizar, trasladó sus "preocupaciones" al respecto a los abogados del Consejo de Seguridad Nacional.

Unos días antes de la conversación telefónica entre Trump y Zelenski, Vindman escuchó al embajador estadounidense ante la Unión Europea, Gordon Sondland, "hablar de que Ucrania tenía que cumplir en cuanto a ciertas investigaciones para conseguir la reunión con el presidente", relacionadas "con las elecciones de 2016 y los Biden". "Le dije al embajador Sondland que esas declaraciones no eran adecuadas (...) y que el NSC no se iba a implicar en ellas ni presionar por ellas", relató Vindman.

Su declaración se sumó a otras cuatro corroboraciones de que Trump usó el poder de su cargo para lograr sus fines partidistas, expresadas por Sondland; el embajador interino en Ucrania, William Taylor; el senador republicano Ron Johnson; y el jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, quien luego intentó desdecirse.

Trump trató de desacreditar a Vindman al asegurar que no había tratado directamente con él y le tachó de "nunca trumpista", como se conoce en Estados Unidos a quienes desde la campaña electoral de 2016 se niegan a apoyarle a pesar de ser conservadores. Otros aliados de Trump, entre ellos presentadores de la cadena Fox News, cuestionaron el patriotismo de Vindman debido a sus raíces ucranianas, algo que rápidamente rechazaron destacadas figuras del Partido Republicano. - Efe

noticias de deia