informe sobre el estado de la Unión de la Seguridad

Bruselas pasa revista a la Unión Europea de la seguridad

Yihadismo, redes sociales, extrema derecha o la radicalización en las cárceles son los retos

09.02.2020 | 20:59
El comisario de Seguridad, Julian King.Foto: Comisión Europea

Yihadismo, redes sociales, extrema derecha o la radicalización en las cárceles son los retos

Bruselas - La Comisión Europea presentó ayer su vigésimo informe sobre el estado de la Unión de la Seguridad, uno de los campos que más ha avanzado durante este lustro, pero que tiene nuevos retos ante un mundo cada vez más volátil e impredecible. Por convicción o forzados por el contexto, en estos cinco años, los Estados miembro se han visto obligados a compartir más información en estos cinco últimos años. Los atentados yihadistas en Bruselas, París o Barcelona o los de extrema derecha en Berlín han dejado cicatriz en suelo comunitario. También la radicalización en las cárceles, el adoctrinamiento a través de Internet, el dilema sobre los combatientes extranjeros en Siria o la injerencia a través de las redes sociales de partidos ultras en procesos electorales presenta retos presentes y futuros para la Unión Europea.

"No hay derechos fundamentales sin seguridad. Los ciudadanos esperan que su Unión les ofrezca esa seguridad (?) Queda mucho por hacer", señaló Dimitris Avramopoulos, comisario de Migración e Interior. Según el vigésimo informe de la Unión de la Seguridad, la UE ha obtenido resultados "significativos y tangibles" durante este lustro. Europol ha sido reforzado, la utilización del Sistema de Información de Schengen ha aumentado un 325% aglutinando más de 20.000 millones de consultas y ha rubricado acuerdos de cooperación con los Balcanes Occidentales.

Pero también deja muchos retos. El Parlamento y Consejo Europeo siguen sin llegar a un acuerdo para retirar los contenidos terroristas on line. Entretanto, la Comisión coopera con la industria a través de un acuerdo basado en el voluntarismo. La policía de fronteras exteriores europea, conocida como Frontex 2.0, tendrá que esperar al menos hasta 2021. Y uno de los grandes desafíos pasa por eliminar los controles fronterizos internos que varios Estados miembro como Austria, Francia o Dinamarca llevan imponiendo desde 2015 alegando razones de seguridad.

El mundo que deja la Comisión Juncker ha cambiado mucho en materia de seguridad desde que tomó mando en 2014. En las elecciones europeas de mayo, el partido ultraderechista de Alternativa para Alemania (AfD) -que contó con el apoyo del 11% de los votos- aglutinó el 90% del contenido en redes sociales. Para hacer frente a este desafío, el Ejecutivo comunitario está colaborando con los gigantes tecnológicos para que eliminen el contenido de odio en las primeras 24 horas. "Vivimos en tiempos inestables e impredecibles con conflictos en la vecindad, personas radicalizadas o aumento de populismos y nacionalismos. Solo con una seguridad fuerte podremos proteger a nuestros ciudadanos", señaló Julian King, comisario de Seguridad.

La amenaza yihadista es uno de los temas que más preocupan en suelo europeo. Uno de los retos es qué hacer con los combatientes encarcelados en Siria que cuentan con pasaportes europeos. Cómo proceder con ellos es competencia exclusiva de los Estados miembro. En cualquier caso, la intervención turca en el noreste sirio -donde se encuentran buena parte de estas prisiones- ha puesto en alerta a los europeos, que temen que el caos allane el camino de los combatientes del Estado Islámico a huir y reorganizarse.

noticias de deia