“Hay que verlo desde el punto de vista de lo que quieren y necesitan los hijos”

Unai Sánchez perdió cinco juicios hasta que consiguió la custodia compartida de sus dos hijas

Domingo, 14 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:00h

BILBAO. Unai Sánchez estuvo cuatro años viendo a sus hijas solamente los fines de semana alternos, una época que recuerda con tristeza. “Lo más duro fue verlas a ellas, porque querían estar conmigo, y eso no quiere decir que no quisieran estar con su ama, sino que querían estar con las dos figuras con las que habían crecido hasta entonces”, explica. A la dificultad de afrontar el divorcio, se unió el hecho de que prácticamente desapareció del día a día de sus dos hijas, de tres y cinco años entonces. “Mi aita ha sido encantador, muy bueno, pero en casa existía esa figura de la ama que lo hace todo y el aita que está trabajando. Y supongo que yo no quería eso, yo quería tener esa vinculación con mis hijas, así que he sido un padre entregado”, explica, por lo que esos cuatro años “fueron muy duros”. Y aclara: “Para mí, pero también para mis hijas”.

Unai siempre tuvo claro que quería la custodia compartida y perdió cinco juicios hasta que la consiguió. Desde hace cuatro años vive con sus hijas el mismo tiempo que su expareja. “Estamos con las crías de lunes a lunes”, explica, feliz. Residen en Plentzia y las niñas ni siquiera tienen que hacer la maleta cuando cambian de vivienda: “Cada uno le compramos ropa, es más cómodo”. “Creo que todos ganamos con la custodia compartida y las crías, emocionalmente, están mucho mejor”, sostiene. Tras la separación, Unai también pidió ayuda a Abipase. “Mi objetivo era la custodia compartida, pero necesitaba que me guiaran”, sostiene. Hoy en día, sigue siendo miembro, y muy activo, de la asociación. Y un gran defensor de la custodia compartida.

“Una cosa de la que no se habla cuando se defiende la custodia materna es que cuando los hijos son mayores, la mujer tiene que dejar el piso en el que ha vivido hasta entonces y deja de cobrar la pensión. Además, para poder soportar la carga (crianza de los hijos) seguramente habrá reducido su vida laboral. Así que cuando llega este momento, se encuentra con más de 55 años, con la vida laboral reducida, sin el complemento de la pensión y fuera de casa. ¿Adónde va?”, cuestiona.

Unai cree que una vez conseguida la ley, ahora hace falta que la custodia compartida se normalice, “que se vea bien”. - M. M.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120