DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
abucheos e insultos

La derecha aprovecha el desfile de la Hispanidad para cargar contra Sánchez

Los asistentes abuchearon en todo momento a Pedro Sánchez y le reclamaron la convocatoria de elecciones

Miguel Aizpuru - Sábado, 13 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Felipe VI saluda al presidente del Gobierno, en presencia de la reina y sus hijas.

Felipe VI saluda al presidente del Gobierno, en presencia de la reina y sus hijas. (EFE)

Galería Noticia

Felipe VI saluda al presidente del Gobierno, en presencia de la reina y sus hijas.

bilbao- Los simpatizantes de la derecha aprovecharon ayer el desfile militar del 12 de octubre para mostrar su descontento con el Gobierno y abuchear a Pedro Sánchez, que fue recibido con pitos y gritos que le tachaban de okupa y le exigían la convocatoria de elecciones generales. De esta manera, fue el desfile más controvertido desde la época de Zapatero -Rajoy nunca fue silbado en este acto-.

El presidente del Ejecutivo español llegó a la tribuna de autoridades de la plaza de Lima de Madrid unos minutos antes de Felipe VI y desde el primer momento se escucharon los silbidos, abucheos, gritos de “fuera, fuera” y varios insultos, mientras Sánchez saludaba a la ministra de Defensa, Margarita Robles;al presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido;a la alcaldesa madrileña, Manuela Carmena;y al jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), Fernando Alejandre.

Sánchez se lo tomó con humor, restó importancia a lo ocurrido y comparó la situación con los recibimientos que solían tener José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González en este mismo acto. “No voy a ser menos que González y Zapatero”, ironizó. Este último fue especialmente increpado durante su mandato, hasta el punto de que su Ejecutivo intentó establecer sin éxito un protocolo antiabucheos para este tipo de ceremonias.

Lo ocurrido ayer evidencia el monumental enfado en la derecha española una vez desalojado el PP de La Moncloa. Incluso el propio Pablo Casado justificó el incidente y dijo entender que haya “bastante cabreo” en la calle contra el actual Gobierno socialista.

Los gritos e insultos contra Pedro Sánchez no cesaron en casi ningún momento del acto. Tras la interpretación del himno español, algunos asistentes continuaron llamándole “okupa” y “traidor” y le reclamaban elecciones inmediatas. Al término del desfile volvió a ocurrir lo mismo y se recrudecieron los abucheos al presidente y a sus ministros en el momento en el que se disponían a trasladarse a la recepción posterior en el Palacio Real.

En contraste, el trato recibido por la familia real, que llegó en un Rolls Royce y fue recibida con aplausos y gritos de “viva el rey”. Gran parte de las personas que acudieron a ver el desfile portaban banderas españolas, y en la fachada de un edificio situado detrás de la tribuna de Felipe VI se había colgado una pancarta en la que se podía leer Cataluña siempre será España. Fue una ceremonia en la que por primera vez la princesa Leonor se situó a la derecha del monarca, en un gesto para hacer visible su condición de heredera de la monarquía española.

En cuanto a las ausencias, fueron las esperadas. Como ha venido ocurriendo en los últimos años, el lehendakari, Iñigo Urkullu;la presidenta de Nafarroa, Uxue Barkos;y el president, Quim Torra no acudieron al acto militar. Por motivos muy diferentes, tampoco estuvo presente la presidenta de Baleares, Francina Armengol, debido a las inundaciones en esta comunidad autónoma.

En otras tribunas adyacentes a la principal se colocaron el resto de autoridades y dirigentes políticos, entre ellos el líder del PP, Pablo Casado, y el de Ciudadanos, Albert Rivera. Ambos estuvieron conversando durante el desfile, mientras que Pedro Sánchez departió con el presidente del Senado, Pío García Escudero.

“gritos de rabia”En cuanto a Casado, no tuvo reparos en hablar de los abucheos a Pedro Sánchez y los justificó explicando que se trata de “gritos de rabia” de la ciudadanía. En conversación con la prensa durante la posterior recepción de los reyes, el presidente del PP dijo no alegrarse por los silbidos e insultos, pero los enmarcó en una situación de “bastante cabreo” en la calle contra el Gobierno socialista. “La gente está muy cabreada”, insistió.

Respecto al cuarto de los líderes de los principales partidos políticos, Pablo Iglesias optó por no acudir ni al desfile ni a la recepción de los reyes en el Palacio Real -no lo ha hecho en el tiempo que lleva al frente de Podemos- y además trasladó en las redes un mensaje contra las banderas, ya que considera que el patriotismo es garantizar “derechos para todos” y “no tratar de ocultar tras banderas la falta de empatía”. En varios mensajes en Twitter, también defendió que “el patriotismo es cuidar y no tratar de imponer el miedo, es solidaridad y democracia”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Estado

ir a Estado »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120