la resolución tardará unas cinco o seis semanas

Visto para sentencia un juicio intenso y emocional

La resolución del ‘caso Gaztelueta’ será dada a conocer en cinco o seis semanas

Marta Hernández - Sábado, 13 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Txema M., en el banquillo de los acusados. Fotos: Oskar González

Txema M., en el banquillo de los acusados. (Oskar González)

Galería Noticia

Txema M., en el banquillo de los acusados. Fotos: Oskar González

Bilbao- Seis sesiones judiciales para dirimir si ocurrieron unos hechos prolongados durante dos cursos escolares. Sobre 25 horas de declaraciones para tratar de arrojar luz sobre unos supuestos hechos oscuros. Terribles. Los que suceden en el despacho de un profesor, numerario del Opus Dei, que en teoría, abusa sexualmente de su alumno. Entre la difícil dicotomía del mi palabra contra la tuya;entre el pensamiento casi automático de: ¿Pero cómo alguien va a mentir o inventarse algo así además siendo un niño? y el riesgo de condenar a un inocente...

El juicio del caso Gaztelueta ha sido intenso;ha sido sentimental con los testimonios en las primeras sesiones de la presunta víctima y de los padres -en la vista todos y cada uno de los días-, ha sido técnico, con psicólogos y psiquiatras explicándose... “Ha sido duro, agotador, muy intenso y con muchos sentimientos por todas las partes”, admitía, incluso, el abogado de la defensa, Eduardo Ruiz de Erenchun. Ha sido, también, un desafío, un dilema periodístico: por tener que preguntarse si el que escribe o locuta debe arrinconar por completo sus percepciones y sensaciones;y por el debate entre, por un lado, hasta dónde contar los presuntos abusos descritos por Juan C., para no entrar en el morbo ni en su intimidad y, por otro, la necesidad de que la opinión pública conozca todo lo que pasó, según su versión...

Ya soloqueda esperar a la sentencia, que será pública en unas cinco o seis semanas. Txema M. se enfrenta a diez años de cárcel aunque cabe la posibilidad de que sea condenado pero no entre en prisión. La vista comenzó con su comparecencia y con la del denunciante. Juan C., ahora con 22 años, habló tras un biombo, con un discurso entrecortado y transmitiendo una enorme dificultad para narrar lo que presuntamente había ocurrido una década antes. Confesó que había intentado suicidarse -quiso lanzarse por la ventana- en unos segundos que su madre, al día siguiente, dijo que le “destrozaron”. Fue ella la que pudo sujetarle. Eso aseguró entre otras cuestiones que encogían el corazón. Por su parte, Txema M. -que tomó notas en su cuaderno a lo largo del juicio, también del testimonio de Juan- se expresó en un tono alto e, incluso, con matices de indignación. La declaración del alumno duró dos horas;la del profesor, 45 minutos.

Posteriormente, acudieron ante el Tribunal dos psiquiatras y dos psicólogas de la Unidad de Valoración Forense Integral, es decir, peritos independientes. Sus entrevistas a la presunta víctima dieron credibilidad a su relato y certificaron “la huella psíquica” que pesa sobre el joven. La psiquiatra de Osakidetza, Eva Sesma, compartió esta visión, al igual que el psiquiatra y psicoanalista Iñaki Viar, la persona que trata a Juan desde hace siete años. Sus afirmaciones fueron especialmente contundentes.

La defensa, mientras tanto, consideró que faltan pruebas, que Juan entra en contradicciones y que, incluso, puede estar convencido de que ocurrió algo que no pasó, o sea, puede tener “falsos recuerdos”, según comentaron en el estrado tres especialistas -que no han entrevistado al joven- . La decisión final queda en manos ahora de los tres jueces del Tribunal.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Sucesos

ir a Sucesos »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120