enkarterri

Un gracias sobre ruedas

El fotógrafo de Balmaseda Natxo Ibargüen conduce 4.000 kilómetros a través de Marruecos

Porta 450 kilos de ayuda en agradecimiento a la familia que le socorrió hace seis años en el desierto

Elixane Castresana - Miércoles, 10 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Natxo Ibargüen viaja en un todoterreno de 1983 adquirido para la ocasión en el que transporta su mercancía solidaria.

Natxo Ibargüen viaja en un todoterreno de 1983 adquirido para la ocasión en el que transporta su mercancía solidaria. (Natxo Ibargüen)

Galería Noticia

Natxo Ibargüen viaja en un todoterreno de 1983 adquirido para la ocasión en el que transporta su mercancía solidaria.

Balmaseda- Desorientado en el desierto de Marruecos durante una etapa nocturna del Vespa Raid Maroc, el fotógrafo de Balmaseda Natxo Ibargüen debió tomar como una alucinación la aparición de una persona que se dirigía a él con intención de auxiliarle: un bereber que le llevó en compañía de su familia y contactó con la organización de la carrera para que pudieran rescatarle. Corría el año 2012. “Era mi obligación moral devolverles de alguna manera” aquella ayuda. Por diversas causas no había podido hacerlo hasta ahora, pero este mes, por fin, ha regresado a Marruecos para reencontrarse con ellos con un proyecto benéfico debajo del brazo. La iniciativa Desierto Solidario le conduce ya por “4.000 kilómetros para repartir 450 kilos de ropa infantil, material escolar y medicamentos” donados por vecinos de la villa encartada y municipios cercanos.

El viernes partió a la segunda parte de una aventura que no terminó como él esperaba la primera vez que cruzó el Estrecho. Tras perder la señal del dispositivo GPS que le conectaba con la caravana del Vespa Raid Maroc, “tuve que atravesar la cordillera del medio Atlas con nieve, ventisca y al llegar a la zona del desierto se me hizo de noche sin contar con luces ni sistemas de navegación”. Entonces, surgió como de la nada la figura de una persona que le llevó a un lugar seguro, junto a su familia. Se trataba de “una jaima de lona, con la única luz de un fuego en la que se encontraban el hombre, su mujer, un niño de unos 7 años y fuera más menos diez cabras”. Natxo durmió en su saco de campaña. Al día siguiente, la organización de la prueba acudió a buscarle y se despidió de sus anfitriones “dándoles los 80 dirhan que guardaba en el bolsillo” con un infinito agradecimiento. Intentó sacarles una foto, “pero no les gustó la idea”. Son tribus nómadas “que carecen de sistemas de comunicación, para hablar nos entendimos en un mal francés por ambas partes y un mapa hecho a mano que anteriormente me habían entregado en un cuartel del ejército en la ciudad de Arfuz”.

No olvidó la hospitalidad de los lugareños que acogieron en su hogar a un desconocido. Desde que aterrizó en Balmaseda le dio vueltas a cómo devolver el gesto. Ha cambiado de vehículo a un todoterreno de 1983 adquirido para la ocasión. “Pese a que su consumo es algo elevado ofrece muy buenas garantías por su carácter robusto y potente”, explica. Ha precisado equiparlo para el viaje con “ruedas especiales, planchas de desatasco, baca de techo, compresor de aire, luces de trabajo exteriores y una cama interior de 2 x 1.40 metros, ya que pasaré la mayor parte de las noches al raso o en las poblaciones que visite”.

Natxo Ibargüen ha diseñado un itinerario de un mes. Atravesará la península desde Balmaseda “bajando por la Ruta de la Plata hasta Tarifa”. Después, embarcará a Tánger para conducir desde allí “a Fez, el alto Atlas, a unos 1.700 metros de altitud, desde las montañas “pondré rumbo al desierto de Erg Chebbi por la ruta de los 1.000 kasbash y ciudades imperiales” para dejar la segunda remesa de ropa. “Además, depositaré las donaciones en colegios y centros de ayuda hospitalaria”, apostilla.

Cuando cruce el Estrecho en sentido inverso, se detendrá en Granada “para conocer la labor de la ONG Asmum Solidarios por el mundo, con la intención de acompañarles en uno de sus proyectos el próximo año”. No se ha olvidado de su inseparable cámara de fotos. Su intención es organizar una exposición con las imágenes que tome y editar un libro “con el fin de seguir recaudando fondos para otros años”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120