Entre la incertidumbre y la esperanza

Cuatro quebequeses de ideas diversas analizan la nueva situación generada por las elecciones

Lunes, 8 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

montreal- Como corresponde a un lugar tan dinámico políticamente, días después de las elecciones las opiniones son diversas. La forma de asumirlo, sin embargo, es pausada y tranquila, casi pedagógica, acorde con el amigable carácter quebequés.

Para Carlos Godoy, exconsejero político del Partido Liberal actualmente involucrado en el sector financiero y proveniente de una familia quebeco-chilena, es “normal que los quebequeses hayan optado por un nuevo impulso” tras años de dominio liberal y se muestra satisfecho por los integrantes que se anuncian en el gobierno del nuevo primer ministro. Godoy cree que François Legault supo aprovechar “el vacío en la cuestión nacional” durante la campaña “para plantear temáticas que resuenan con la población” como la integración de los inmigrantes.

Con mayor inquietud se expresa Steve Bastien, también montrealés, quien cree que “el miedo ha sido un factor decisivo” en los resultados. Aun así se revela esperanzado ante la posibilidad de que esta elección permita una renovación en las filas liberales que los haga competitivos de nuevo. Para ello, advierte, “los baby boomers han de despedirse”. Más escéptico se muestra ante el futuro del independentista Parti Québécois (PQ), al que ve como “parte del pasado” frente a su competidor en la izquierda, Quebec Solidario, instalado “en el presente”.

Con carnet del PQ pero sin involucración directa en el día a día político, Mathieu Désilets, trabajador del monumental Château Frontenac en la ciudad de Quebec, expresa sorpresa por la contundencia de la victoria de Legault y decepción por los malos resultados de la formación soberanista. Confía en que el carácter nacionalista del nuevo mandatario implique una mayor protección de la lengua francesa y lamenta, a su vez, que no se haya comprometido con ningún objetivo medioambiental. El descalabro liberal se explica “por las medidas de austeridad aplicadas en los primeros años” de su reciente mandato y el éxito o no del ejecutivo Legault depende “de su capacidad para escuchar a la oposición y a la población”. El futuro del partido pasaría, en su opinión, por una “fusión de ideas” con Quebec Solidario.

También de Quebec y afín a la CAQ de Legault, Hélène Sundström está sorprendida por “la magnitud de la derrota de los viejos partidos”, en referencia a los liberales y el PQ. En su opinión, el gran cambio de esta elección es que por primera vez “emprendedores experimentados en el mundo de los negocios y las finanzas” vayan a estar al mando de la provincia. “Espero que este gobierno nacionalista y de derecha traiga un Quebec próspero” pero, avisa: “el devenir de nuestra sociedad seguirá siendo siempre imprevisible”. De vuelta a la metrópolis montrealesa Godoy pronostica: “Legault constituirá un gobierno de corte neo-conservador, a la derecha del centro. Se avecina una bajada de impuestos y una gestión distinta del transporte público y el medio ambiente. Las relaciones con el resto de Canadá también serán diferentes”. Y como cabría esperar “la sintonía con Estados Unidos pasará a ser una prioridad”. - Fabio Gonzalez

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Mundo

ir a Mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120