durangaldea

Restauradora por amor al arte

La durangarra se dedica a la restauración y en su tiempo libre pinta dibujos a lápiz y acuarela

El bar Napozt de la villa acoge una exposición donde ha recogido a familiares y amigos suyos

Kevin Doyle - Domingo, 7 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Ane Barrainkua posa con algunos de sus trabajos que pueden verse en el bar Napozt de Durango.

Ane Barrainkua posa con algunos de sus trabajos que pueden verse en el bar Napozt de Durango. (K.Doyle)

Galería Noticia

Ane Barrainkua posa con algunos de sus trabajos que pueden verse en el bar Napozt de Durango.

Durango- A sus 24 años, Ane Barrainkua supo desde bien pequeña que quería dedicarse al mundo del arte. Muestra de ello, recuerda con cariño cómo “mi madre siempre dice que con dos años ya agarraba el lápiz con dos deditos y de manera muy fina”. Dedicándose profesionalmente a la restauración de obras de arte, la durangarra presenta su cuarta exposición individual en el bar Napozt de la villa. “Tengo que reconocer que me apasiona mi trabajo;el dibujar es un hobby para relajarme. Cuando estoy muy estresada, me tomo el trabajo como un pasatiempo que me permite desconectar”, explica la joven artista.

Reconociendo que la pintura siempre ha estado muy presente en su vida, fue a los doce años cuando Ane comenzó a formarse y lo hizo acudiendo a clases en la academia de Bellas Artes Kuru-tziaga del municipio. Doce meses después, con trece años, la joven tenía claro que quería estudiar conservación y restauración de bienes culturales. Dicho y hecho. Tras culminar la ESO, completó en la Universidad del País Vasco el grado de cuatro años. “Iba a clase súper contenta y no lo veía como una obligación. Me siento afortunada de poder dedicarme a lo que me gusta pero también tengo que decir que he luchado mucho por conseguirlo”, asegura con madurez.

En lo que a la exposición se refiere, está compuesta por 17 dibujos a lápiz y acuarela que componen un estudio anatómico donde los modelos son familiares y amigos suyos. Para llevarlo a cabo y por comodidad, la joven trabaja a partir de fotografías con el propósito de perfeccionar sus trabajos. En esta misión, Ane confiesa con cariño que su prima Lucia de dos años “es un poco la que me inspira y la exposición cuenta con dos retratos suyos de cuando tenía meses”.

La exposición, impulsada por la Asociación de Creaciones Artísticas Kurutziaga en colaboración con el bar Napozt, surge de la inquietud que tenía Ane de aprender a dibujar cuerpos. Y es que “en la universidad no se me dio muy bien y era una asignatura que tenia pendiente”, reconoce quien, para estos trabajos, se inspira en su sobrina Lucía, de 2 años. “Soy muy perfeccionista y bastante exigente con lo que hago porque me gusta hacer las cosas bien”.

En la actualidad, Ane se dedica a restaurar todo tipo de encargos que recibe como pueden ser mesas, libros, carteles de cine, lienzos, pinturas murales o la puerta de una iglesia. Desde sus inicios, su referente ha sido la también restauradora gasteiztarra Carolina García Maudes. “Fue la primera con la que trabajé;me enseñé muchísimo. Es una persona muy trabajadora y perfeccionista con la que me siento completamente identificada”, explica con admiración.

Asegurando que “mis planes de futuro son seguir trabajando en el mundo de la restauración”, Ane se muestra satisfecha con la posibilidad de poder trabajar en este mundo ya que es consciente de la dificultad y competencia existente en esta profesión. “No es fácil encontrar trabajo en la restauración porque cada vez somos más y hay que repartirse el pastel entre muchos”, explica con naturalidad.

Agradecida por el apoyo que ha tenido siempre en casa, la joven durangarra lleva cinco años como integrante de la Asociación de Artistas del Duranguesado. Precisamente fue su madre la que le animó a formar parte de una entidad local que muchas veces le sirve de inspiración. “Estoy encantada porque te permite aprender mucho, conocer gente que esta metida en el mundo del arte y que te aporta diferentes tipos de conocimientos”, puntualiza encantada con la agrupación artística.

Con el deseo de que “me siga saliendo trabajo de restauración porque no quiero dejarlo”, la artista durangarra continuará disfrutando del dibujo en su tiempo libre. Preguntada por sus próximos retos, Ane confiesa estar inmersa en una exposición similar a esta última pero de mayor formato. “Estoy trabajando en A3 con más calma y me gustaría presentar más adelante otra exposición”, aventura.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120