equivalente a 650.000 camiones

Diez programas vigilarán la retirada de arena frente a El Abra

Una draga extraerá el material del fondo marino para conformar el nuevo espigón central

Alberto G. Alonso - Sábado, 6 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Puerto de Bilbao

Puerto de Bilbao (Oskar M.Bernal)

Galería Noticia

Puerto de Bilbao

Santurtzi- Una superficie similar a todo el terreno sobre el que se extiende el aeropuerto de Bilbao, con sus dos terminales y las pistas aéreas. Es decir, cerca de seis millones de metros cuadrados de fondo marino serán barridos por una de las dragas más grandes del mundo para extraer 6,5 millones de metros cúbicos de arena, el equivalente a 650.000 camiones de tipo volquete puestos en fila uno detrás de otro.

Son algunas las cifras que empezarán a generarse en diez días con el inicio de la recogida del material a profundidades que oscilan entre los 45 y sesenta metros, para trasladarlo hasta los muelles del puerto en Santurtzi y conformar la primera fase del espigón central. Será una gran superficie de muelles, de 334.000 metros cuadrados de extensión, y que albergará a partir de 2020 empresas y servicios portuarios.

Se trata de un proyecto constructivo de calado que ayer presentó el presidente de la Autoridad Portuaria (APB) de Bilbao, Ricardo Barkala, y que implicará una afección medioambiental en el entorno que va a ser controlada casi al minuto mientras se prolongue los trabajos, para que no se desvíe de lo estipulado en la Declaración de Impacto Ambiental. Ademas, después, será vigiladas, al menos hasta el año 2026, las playas de la costa cercana para comprobar que no hay modificaciones naturales.

Para acometer esta tarea se va a utilizar la draga Ham 318, un barco de 227 de eslora o largo y 32 de manga o ancho capaz albergar en sus entrañas 37.000 metros cúbicos de material. La embarcación usará dos grandes mangueras de succión, de 1,2 metros de ancho cada una, que irán recogiendo la arena de forma laminar en pasadas continuas por toda la zona asignada, que mide cuatro kilómetros de largo por uno y medio de ancho.

Cuatro meses y medio En los cuatro meses y medio de tarea previstos, si los temporales respetan su actividad, trabajará 24 horas al día y se calcula que cada jornada efectuará entre 2 y 2,5 viajes en función de la fórmula de depósito de la arena que use para crear la base del espigón central. Se han previsto tres diferentes. Vertido directo, al abrir el fondo de la draga;a través de un difusor ubicado en la proa;y mediante bombeo por una tubería flotante. Está última opción será la más usada en los tres meses finales de trabajo. Ricardo Barkala aseguró que “la operación de una draga de estas dimensiones va a ser espectacular y va a llamar la atención su entrada y salida del puerto”.

En la presentación de ayer, los protagonistas fueron los técnicos que explicaron con todo tipo de detalles los diez programas de seguimiento ambiental que están activos desde hace varios meses. La razón es que para poder detectar si van existir cambios en los fondos, las playas o la vida marina tienen que conocer la situación existente previamente.

El Puerto de Bilbao se ha apoyado desde un inicio del proyecto en la Universidad Politécnica de Catalunya y el instituto marino Azti Tecnalia, entidades que han destinado al proyecto un equipo conjunto de casi 20 especialistas, todos ellos doctores en diferentes disciplinas. El investigador jefe de la prestigiosa entidad vasca, Javier Franco, explicó al detalle las tareas del Plan de Vigilancia Ambiental (PVA) en marcha. Se controlará la calidad del agua y del aire, cómo va a quedar el fondo marino donde se actúe y el perímetro colindante y su incidencia en seres vivos que viven en el lecho sobre el que se va a trabajar. Franco explicó que “no solo se analizarán los organismos de los fondos blandos también en los duros, en los afloramientos de rocas existentes alrededor”. Un control novedoso a efectuar es el del nivel de ruido submarino (el atmosférico también se contempla) para lo que se hundirán hidrófonos que tomarán los datos sonoros. También se verificará si los pocos recursos pesqueros existentes en El Abra se resienten con la complicada operación.

En lo que se refiere a las playas, se han tomado ya datos de los seis arenales del entorno que se encuentran a una distancia de la zona de extracción de entre cuatro y seis kilómetros. Son las playas de La Arena, Ereaga, Arrigunaga, Azkorri, La Salvaje y Sopelana. La fiscalización será máxima. Estudios topográficos y batimétricos en superficie y zona sumergida, análisis hidrodinámicos de las corrientes y diferenciar las acciones naturales de las mareas de las que pueda originar la extracción de arenas están en la hoja de ruta de unos informes continuos que se prologarán hasta 2026 como mínimo.

¿Y si se detectan incidentes medioambientales causados por la operativa? Franco contesta que “si el Estudio de Impacto Ambiental no se cumple en algún punto, se tomarán medidas correctoras de forma inmediata”.

Al detalle

La cifra

500

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120