DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
no todo es futbol

No hay derrota con jabugo y acento común

El derbi me dejó un aburrimiento infame, solo superado por el catálogo de improperios y un buen jamón

Susana Martín Oxinalde - Sábado, 6 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La buena sintonía entre las dos aficiones reinó antes, durante y después del partido.

La buena sintonía entre las dos aficiones reinó antes, durante y después del partido. (Juan Lazkano)

Galería Noticia

La buena sintonía entre las dos aficiones reinó antes, durante y después del partido.

NARRAR el ambiente empotrada en un derbi vasco solo puede tener un buen desarrollo en el bar, ahí donde se calientan todos los motores y estamos codo en alto y a dos carrillos. De camino en los previos, vi ayer mucha señora mayor con su bufanda rojiblanca y hasta un niño en brazos casi destetado con una mantilla de la que asomaba una camiseta a rayas. El fútbol tiene eso: es chupete y cachaba. Y es que entras en San Mamés y te envuelve una adolescente sensación de optimismo y hasta se te olvidan los achaques cuando escuchas: “¡82 escalones hasta nuestra localidad! ¡Hay que hacer ejercicio!”. Para cuando te quieres dar cuenta tú también estás corriendo y doblando las articulaciones justo en el mismo sitio donde habrá en unas semanas un concierto de Muse. El arranque es un momento en que toda la grada se ofrece sin reservas pero yo solo pienso en el aspecto espiritual de un lugar donde, por otra parte, funcionan muy bien los gremios: jardineros, limpieza, electricistas, regadíos y la imagen de esa cámara volante como un dron que te hipnotiza. Luego vas al baño y la potencia de la bomba es floja en un sitio donde se presume fuerza leona.

Una chica se me acerca y me dice que ese asiento es el suyo, saco mi tique y, qué casualidad, estamos en el mismo número de asiento, de la misma fila y del mismo sector según ratifica el carné que me enseña de un tal Gerardo. Luego me habla maravillas de Unai Simón mientras le mira de lejos con ojos de cordera pero yo solo veo al portero de la Real que hace juego con el campo: no se sabe si es una fluorescente o un rotulador.

Me aburro bastante y llega el descanso. Es el momento de ir al bar, en busca del refrigerio sin. A mi espalda varios aficionados con sus camisetas txuri-urdines desprenden un intenso olor a jabugo y les delata algo más que los colores:

-¿Sois de Lasarte, no?

-Pues sí, ¿y eso?, ¿en qué se nota?

-¡Pues en el acento!

En esas el lasartearra ya se ha sacado la cena, un orgullo ibérico entre pan y pan. Llega el ofrecimiento correspondiente y el acuse de recibo, porque un derbi entre Athletic y Real también puede ser un campeonato de gourmets entre papel de plata, aunque en cuestión de pintxos lo suyo son más que goles y un periodista al jamón nunca le dice que no.

Vuelvo a mi sitio, la segunda parte mantiene la capacidad pulmonar de los insultos, que por cierto, son solo masculinos. Justo detrás de mí dos señoronas de Bilbao no han ejercido escarnio alguno pero no han parado de rajar y llevamos ahí más de una hora. También es destacable cómo acoge el respetable la aplicación de las patadas. Cuando las reciben los nuestros se oye: “¡Ehhhhh, puto killer!”, cuando las toman los demás: “¡Nada, nada!”. Puro relativismo. Esto se acaba, ya no bajo las escaleras con el mismo ímpetu y ahí está otra vez el armario empotrao guipuzcoano y pregunta:

-¿Cómo es el acento de Lasarte?

-¡Pues como el tuyo, hombre, como el tuyo!

El txuri-urdin se va de fiesta, una juerga de buena vecindad y acento común pero a mi la cabeza me duele como si hubiera cubierto tres Tamborradas seguidas. Me despido del paisano que ya no lleva la bolsa de plástico oliendo a jabugo y donde 45 minutos antes ponía: Etxezarreta Harategia, Lasarte.Otra vez será.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120