CRÍTICAS DE CINE

‘Cold war’, una relación en ruinas

Tras sorprender con ‘Ida’, el polaco Pawel Pawlikowski presenta un drama inspirado en la vida de sus padres

Un reportaje de Jon Caballé - Viernes, 5 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Tráiler de "Cold War"VER VÍDEOReproducir img

Tráiler de "Cold War"

Galería Noticia

Tráiler de "Cold War"Reproducir

con la guerra fría como trasfondo, dos personas de diferente origen y temperamento, totalmente incompatibles, se enamoran

EN 2013 el polaco Pawel Pawlikowsi sorprendió al mundo con Ida, filme con el que ganó el Oscar y el BAFTA a Mejor Película en habla no inglesa. Ahora, cinco años después, el cineasta presentaCold war, un largometraje ubicado en el contexto de la Guerra Fría de la década de 1950 y cuyo eje es la apasionada historia de amor entre un hombre y una mujer. Polonia, Berlín, Yugoslavia y París son algunos de los escenarios del largometraje, premiado en la última edición del festival de Cannes con el galardón a mejor director.

Los vida de los padres de Pawel Pawlikowski son el punto de partida de Cold war. “Eran personas fuertes y maravillosas, pero como pareja eran un auténtico desastre”, afirma Pawlikowski, si bien reivindica cómo ellos son “los personajes dramáticos más interesantes” que ha conocido.

Con su vida familiar de trasfondo, el cineasta polaco presenta una historia de amor entre Wiktor y Zula, un hombre y una mujer que se encuentran en la Polonia de la posguerra. A pesar de tener un pasado y una personalidad diferentes, el destino los ha condenado a estar juntos. Separados por política y desafortunados giros del destino, ambos vivirán una historia de amor imposible en tiempos imposibles.

Respecto al contexto político, Pawel Pawlikowski se desmarca de meterse de lleno en el retrato del comunismo, ya que opina que “la Historia es solo el contexto que ayuda a dramatizar algo más universal”. Sin embargo, concreta que en la película “la sensación de amenaza es tanto más palpable porque no se habla de ella, y su propósito es mostrar el impacto de la política en la personalidad íntima del personaje”.

La música, protagonistaLa música juega un papel importante en el filme, ya que mientras Zula es la estrella de una compañía de baile, Wiktor es un pianista a quien esa Polonia comunista no le deja tocar la música que quiere ni actuar con libertad. Por ello, escapar a Occidente se convierte en su única vía de salida y supervivencia. “La música transmite todo lo que no se dice del amor y la pérdida, de sobre lo que separa a la pareja”, apunta el director.

Una separación y reencuentros que se desarrollan a lo largo de quince años, el tiempo, con elipsis de por medio, que recoge Cold war: “Es mejor narrar los momentos fuertes y significativos de la historia y dejar que el público rellene los vacíos con su propia imaginación y experiencia de la vida”, apunta Pawlikowski.

Todo desde una relación que llevará a los protagonistas a exiliarse de Polonia, entre idas y venidas históricas y geográficas, e incluso encuentros con otros amantes. “Este tipo de relación siempre se parece a una guerra: dos individuos muy diferentes entre sí, dos polos opuestos inquietos, que paradójicamente, son las únicas personas con las que no pueden estar”, concluye Pawlikowski.

etiquetas: cine, cold war

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120