Atlético de Madrid 3-1 Brujas

Griezmann pone faro a la perseverancia atlética

Dos goles y una asistencia del francés premian la ambición del equipo colchonero

Jueves, 4 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Griezmann, celebrando el segundo gol.

Griezmann, celebrando el segundo gol. (EFE)

Galería Noticia

Griezmann, celebrando el segundo gol.

Atlético de Madrid 3-1 Brujas

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak;Giménez, Godín, Lucas;Arias, Lemar, Thomas (Min. 63, Correa), Koke, Saúl;Griezmann y Diego Costa (Min. 69, Rodri).

BRUJAS: Letica;Poulain, Mechele, Denswil;Vlietnick (Min. 56, Mata), Rits (Min. 76, Openda), Vanaken, Vormer;Danjuma;Shrijvers (Min. 56, Nakamba) y Wesley.

Goles: 1-0: Min. 28;Griezmann. 1-1: Min. 40;Danjuma. 2-1: Min. 67;Griezmann. 3-1: Min. 93;Koke.

Árbitro: Ivan Kruzliak (Eslovaquia). Amonestó a los locales Giménez y Lucas, y al visitante Openda.

Incidencias: W. Metropolitano, 60.000 espectadores.

madrid- El Atlético de Madrid reafirmó su ambición en el grupo A de la Liga de Campeones con su segunda victoria en otros tantos partidos, ganador contra el Brujas desde su insistencia en el segundo tiempo y la determinación de Antoine Griezmann, goleador decisivo una vez más del triunfo rojiblanco.

El internacional galo marcó el tanto que desató la victoria, el 2-1 en el minuto 67, cuando inició y culminó una acción en compañía de Diego Costa, pero también el primero, el 1-0, a pase de Lemar. Para redondear su partido, aún le dio tiempo a asistir a Koke en el 3-1, ya en el tiempo añadido en el Wanda Metropolitano.

Griezmann ha participado en 18 de los últimos veinte goles de su equipo en la Liga de Campeones, con trece tantos y cinco asistencias;una mina para el Atlético en la máxima competición europea. Anoche marcó dos de sus tres ocasiones. Y cuando él tiene pegada, hay muy pocos rivales inaccesibles para su equipo.

Ni siquiera un competitivo Brujas, estructurado en torno a tres centrales, ni sobre todo el golazo de Danjuma en el 1-1 al borde del descanso frenaron al Atlético, cuya insistencia en la segunda parte fue incontestable.

En la primera, tuvo una ocasión y un gol. Un gol que pareció tan simple, pero quizá no lo fue tanto, entre las piernas de Denswill y directo a la red. Y un gol que se sintió entonces mucho más reafirmante de lo que fue en la realidad. Ni siquiera le duró un cuarto de hora la ventaja cuando, de repente, sin intuirlo ni por el juego ni por las ocasiones, Danjuma se sacó un sensacional derechazo en parábola a la escuadra de Jan Oblak.

Griezmann anotó el gol de la tranquilidad hacia el minuto 67, a pase de Diego Costa, que tras esa acción cayó al suelo y seguidamente tuvo que retirarse tocado para ser sustituido por Rodrigo. - Iñaki Dufour

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120