fondos de preadhesión a Turquía

La UE certifica la ‘muerte’ de la adhesión turca y le retira los fondos

El Europarlamento suspende la ayuda, que dirigirá a apoyar a Ankara en materia migratoria

María G. Zornoza/Aquí Europa - Miércoles, 3 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Los líderes de la UE, Jean-Claude Juncker y Donald Tusk, hablan detrás de Erdogan.Foto: C. E.

Los líderes de la UE, Jean-Claude Juncker y Donald Tusk, hablan detrás de Erdogan.Foto: C. E.

Galería Noticia

Los líderes de la UE, Jean-Claude Juncker y Donald Tusk, hablan detrás de Erdogan.Foto: C. E.

Bruselas- El Parlamento Europeo aprobó ayer por 544 votos a favor, 28 en contra y 74 abstenciones cortar los fondos de preadhesión a Turquía. Es la respuesta a la deriva autoritaria que continúa el presidente turco Recep Tayyip Erdogan. La canciller alemana, Angela Merkel, es la impulsora de la propuesta. La entrada de Turquía al club comunitario se encuentra en muerte clínica, pero la Unión mide sus palabras por los intereses compartidos con el país del Bósforo, especialmente en materia migratoria.

Hace un año, el Parlamento y el Consejo acordaron establecer un fondo de 70 millones de euros en la partida de preadhesión para Turquía. ¿La condición? Que Ankara mejorase en el campo del Estado de Derecho, los derechos humanos y las libertades fundamentales de los turcos. Pero el Parlamento Europeo, basándose en el informe que la Comisión publicó en abril sobre la situación del país del Bósforo, determina que la Turquía que rige Erdogan con mano de hierro no ha cumplido su parte del pacto. El informe de la Eurocámara que lideraba el eurodiputado popular Siegfried Muresan obtuvo el respaldo del hemiciclo.

El Ejecutivo comunitario ya dio su beneplácito a una propuesta que nació en la cumbre de líderes europeos de octubre del año pasado de la mano de la canciller Angela Merkel. Estos fondos de preadhesión se redirigirán así a apoyar a Turquía en materia migratoria, especialmente a los tres millones de refugiados sirios que el país acoge bajo el paraguas del acuerdo que firmó con el bloque comunitario en 2016.

Turquía solicitó su entrada a la UE en 1987 y comenzó las conversaciones oficiales de adhesión en 2005. Trece años después, el proceso está en muerte clínica. Así lo reflejó el último informe anual de la Comisión Europea sobre la situación del país, que fue el más duro de la última década. En el discurso sobre el estado de la Unión de 2017, Jean-Claude Juncker, capitán del Ejecutivo comunitario, reiteró que “Turquía se aleja a pasos agigantados de la UE”. En el de 2018 ni tan siquiera lo mencionó, evidenciando que la prioridad para ampliar la familia comunitaria reside hoy en los Balcanes Occidentales.

El camino de Turquía hacia el bloque comunitario nunca ha sido fácil. Es un país demasiado grande, lejano y diferente con problemas territoriales con Chipre y Grecia. Alemania y Francia nunca han estado convencidos del proceso de adhesión, pero el clima de amenazas y confrontación de los últimos años ha hecho que la simpatía que la adhesión despierta en las sociedades turcas y europeas se desplome.

Socio claveSin embargo, para la Unión Europea es un socio clave, especialmente como una fuerza de contención en una región cada vez más volátil. El bloque comunitario es su principal aliado comercial y Bruselas necesita a Ankara en la lucha contra el terrorismo, en la gestión migratoria y en Siria, conflicto en el que Erdogan tiene poder en la toma de decisiones con Irán y Rusia, a pesar de su intervención en el enclave kurdo de Afrín. La Eurocámara ya condenó en febrero esta invasión.

En este contexto, la Unión Europea ha medido sus palabras a la hora de condenar las violaciones de derechos humanos del presidente turco, que ha encarcelado a cientos de miles de académicos, periodistas y fuerzas de seguridad en la purga que siguió al intento de golpe de Estado del verano de 2016.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Mundo

ir a Mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120