Mesa de Redacción

Lo que queda

Por Susana M. Oxinalde - Martes, 2 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:00h

ACatalunya ya solo le quedarán las ganas de llorar mientras el independentismo sigue entonando una canción que suena a República de letra gastada. Queda poco de lo que vimos hace un año cuando las urnas clandestinas se convirtieron en una buena razón para enseñar a porrazos, tanto a los independentistas como a los que tan solo querían votar, que las costuras de España solo saltan de boquilla. Puigdemont es Torra, Mariano es Sánchez Soraya se fue;ni siquiera los políticos encarcelados, con más de 300 días en prisión preventiva, tienen hoy más alter ego que ellos mismos. El procés sigue siendo algo épico en las calles y para contar a los nietos pero sin ninguna concreción más allá de una demoledora factura en los tribunales y una lección donde la unilateralidad también se estanca. Se estanca la República y el diálogo a pesar de los tímidos llamamientos cuando el propio Torra en una fecha tan significada manda presionar. Nada es como hace un año, ni siquiera el presidente del Gobierno, aupado en parte por los independentistas, y con ese compromiso que siempre supone que te hagan un favor. El mundo entero ha dejado de mirar excepto un centinela en Waterloo que a veces manda hablar y otras parar. Nada es como era excepto los partidos conservadores con su particular akelarre y un pueblo que sigue adelante refundando un año después su dignidad a falta de República.

susana.martin@deia.eus

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120