Coleccionista de la pelota

El ondarrutarra Jose Mari Urrutia rescata la historia “del deporte más universal de los vascos”

Coleccionista empedernido y exzestalari, organiza exposiciones con los archivos que encuentra

Imanol Fradua - Martes, 25 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Urrutia muestra en un dispositivo electrónico algunas de las imágenes históricas que ha rescatado del olvido.Foto: I. Fradua

Urrutia muestra en un dispositivo electrónico algunas de las imágenes históricas que ha rescatado del olvido.Foto: I. Fradua

Galería Noticia

Urrutia muestra en un dispositivo electrónico algunas de las imágenes históricas que ha rescatado del olvido.Foto: I. Fradua

Ondarroa- “Si hay algo que ha expandido nuestra cultura por el mundo, esa es la pelota”. Quién lo afirma sabe de lo que habla. El ondarroarra Jose Mari Urrutia, Totolo, lleva más de tres décadas recopilando todo tipo de material de un deporte “nacido en Euskal Herria que se ha hecho universal”. Tantos años cultivando su pasión, en la que también fue protagonista cuando jugaba a cesta, le convierten en una enciclopedia humana que lejos de guardarse para sí mismo sus colecciones, trata de exponerlas para que “conozcamos mejor nuestra propia historia”. Fotografías, cestas, carteles, escritos, pelotas o libros, Urrutia bucea en todo tipo de archivos y ha tejido una red de colaboradores con un único objetivo. No es otro que “rescatar la memoria de un deporte sagrado para nosotros que ha expandido Euskadi por el mundo”.

“Del hilo al ovillo”, que es como trabaja para hacerse con carteles, fotografías y todo tipo de documentos, Totolonarra con pasión las historias de la pelota. Destaca nombres y lugares. Anécdotas y vivencias de un esplendoroso pasado que hoy en día, asegura estar “de capa caída”. No obstante, se resiste a que queden en el olvido. Él mismo fue zestalari, pasando años en Yakarta (Indonesia) y los frontones estadounidenses de Las Vegas, Milford o Dania antes de volver a Euskadi. Que dejar la pelota no supuso que su amor por ella amainara;todo lo contrario. Pasó a otro nivel al llevar el coleccionismo “en la sangre”. Desde entonces atesora miles de documentos gráficos, escritos y audiovisuales que sirven para trazar la historia de un deporte “que nos lo ha dado todo. Y es una pena que hoy en día no haya interés en poner en marcha iniciativas para conocer nuestra propia memoria”. Urrutia se cuestiona si las instituciones “no podrían establecer algún tipo de una beca para recopilar ese legado”. O abrir un espacio “en el que poder inventariar todo el material y exponerlo”.

Mientras que el sueño de Urrutia se hace realidad, él sigue a lo suyo. “El de coleccionar temas de pelota es un trabajo que nunca acaba”, agrega. Una red de colaboradores, entre las que incluso se encuentran personas en Madrid y Valencia, le sirve para acceder a material de su interés. “De Durango, de Ondarroa, de Valencia… De donde sea. Me llaman por teléfono y nos ponemos manos a la obra”. De ahí saltan las historias a frontones de medio mundo. “China, Macao, muchas capitales europeas, incluso en Bruselas hubo un frontón”, ahonda. “En EE.UU. se iba en masa a los frontones en los buenos tiempos del jai alai. La historia de la pelota no solo se escribió en Euskadi, sino que parte importante fue fuera de sus mugas. Y la historia de los protagonistas es increíble”, resalta.

Mano, cesta, remonte, raquetistas... Urrutia no pone coto a su pasión de guardar a buen recuerdo el pasado de un deporte “que antes era de otra forma”. Conversar con él, de hecho, es retrotraerse al pasado para conocer las historias de los grandes exponentes, como Guillermo Amutxastegi El milagro de la pelota;la raquetista María Antonia Uzkudun, Txikita de Anoeta;Romano Etxaburu, Txapasta o el pelotari Doinisio Onaindia. Son solo algunos de los nombres que lanza. Sobre los frontones, zanja con tono más diplomático que “el mejor es el que está por abrir”.

Hace más de diez años que Urrutia realizó su primera exposición. Con las muestras trata de acercar un deporte al que tanto debe Euskadi “y cuya historia es en muchos casos desconocida”. La próxima cita es en la casa de cultura de Laudio, de 4 al 20 de octubre;mientras que en Gernika-Lumo estará del 26 de octubre al 20 de noviembre.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Kostaldea

ir a Kostaldea »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120