uribe - txorierri - mungialdea

“Encantados” con el encauzamiento del Asua

Los vecinos de Sondika se felicitan por el inicio de las obras tras años de riadas

Oier Pérez - Domingo, 23 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Imagen de una de las inundaciones en el polígono industrial de Sangroniz.

Imagen de una de las inundaciones en el polígono industrial de Sangroniz. (Fotos: DEIA/O. Pérez)

Galería Noticia

Imagen de una de las inundaciones en el polígono industrial de Sangroniz.

“Cada carretilla de tierra que quiten, supone cuatro baldes de agua menos que tenga que achicar de mi casa” “Estamos encantadas. Llevamos mucho tiempo luchando contra el problema de las inundaciones” “Tenemos que estar muy pendientes porque prácticamente todos los años nos entra agua”

sondika- Las inundaciones. Un tema que desde hace más de 40 años trae de cabeza a los vecinos del barrio de Sangroniz, Sondika. En épocas de fuertes lluvias, el cauce del río Asua sube de manera más que considerable debido a su insuficiente capacidad hidráulica, provocando así inundaciones en las inmediaciones del río. El Ayuntamiento, la ciudadanía y las empresas del polígono industrial situado en el barrio llevaban varios años buscando una solución para esta cuestión, pero la magnitud de la remodelación, unida a los numerosos factores en los que influye, ha provocado que no haya sido posible, hasta ahora, acometer la obra. “Ha sido un largo proceso por todos los frentes que hay que tener en cuenta, pero gracias a ello hemos conseguido que todas las partes implicadas estemos de acuerdo y podamos hacer el trabajo mucho mejor”, declara Xabier Zubiaur, alcalde de Sondika.

La Agencia Vasca del Agua invertirá 2,3 millones de euros en el encauzamiento y los trabajos durarán aproximadamente 18 meses. Un periodo en el que, gracias al planteamiento del proyecto, la actividad industrial de la zona no se verá afectada. Una vez finalizada la remodelación, el tramo entre Industrias Alba y el puente de Sangroniz pasará a tener 15 metros de ancho.

Pero hay un grupo de personas a las que el comienzo de la remodelación les ha hecho especial ilusión: los vecinos de los caseríos de las inmediaciones del río Asua. Como, por ejemplo, Miren Karmele Bilbao y Karmele Egaña, madre e hija que desde hace tres generaciones residen en el caserío Iberre. “Estamos encantadas. Hemos estado muchísimo tiempo luchando contra las inundaciones y sus consecuencias”, declaró Miren Karmele. Desde 1977 esta familia vive pendiente de las lluvias para que los efectos de las riadas sean los menores posibles. “Siempre nos mantenemos atentos para subir todo lo que guardamos en el piso de abajo, porque todos, prácticamente todos los años entra agua”, recuerdan. La familia menciona las inundaciones que en 1983 devastaron Bizkaia como uno de los momentos más duros que han vivido: “El agua nos inundó hasta el segundo piso”. Por ello, se mostraron felices por el comienzo de las obras. Atisban, por fin, una solución al problema que durante tantos años han sufrido en la localidad.

Al otro lado del río se encuentra el caserío Larrako, en el que desde hace seis décadas reside el sondikoztarra Juan Mezo. Otro vecino al que las inundaciones no le han dado tregua. “No hay año que no entre el agua a casa”, admitía mientras mostraba a DEIA las marcas que las crecidas habías dejado tras de sí en años anteriores. Al igual que sus vecinas del otro lado del río, Juan está encantado con el comienzo de las obras: “Cada carretilla de tierra que quiten, supone cuatro baldes de agua menos que achicar”. La posibilidad de que cada vez que llueva pueda suponer otra inundación es algo que no deja dormir tranquilo a este habitante de Sondika desde hace muchos años. Confesó, que a sus 88 años, cada vez que escucha una fuerte tormenta, baja a la puerta para ver si había empezado a entrar ya el agua. Todo un quebradero de cabeza que dentro de año y medio, si el encauzamiento cumple los plazos previstos se verá solucionado después de permanecer más de 40 años en vilo.

En líneas generales, la población de los caseríos de Sangroniz, junto con las empresas situadas en las inmediaciones del río, serán los grandes beneficiados de está importante obra.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Uribe kosta - Txorierri

ir a Uribe kosta - Txorierri »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120