La Ertzaintza incauta en 2018 7.380 plantas

Los cultivadores de marihuana sofistican las instalaciones para hacerlas ‘invisibles’

La Ertzaintza ha incautado en lo que va de año 7.380 plantas, una cifra que se aleja de las 50.000 de 2017
Los agentes no creen que haya menos cultivos, sino que están más ocultos

Marta Martínez - Domingo, 23 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Incautación efectuada por la policía local de Mungia en un invernadero de la localidad.

Incautación efectuada por la Policía Local de Mungia en un invernadero de la localidad. (Policía de Mungia)

Galería Noticia

Incautación efectuada por la policía local de Mungia en un invernadero de la localidad.

Bilbao- Tres sucesos similares en menos de diez días con la marihuana como protagonista. Y todos ellos de madrugada. El primero tuvo lugar en Erandio, donde un hombre resultó herido en un pierna por un arma de perdigones. Tras una investigación, iniciada después de que el herido acudiese al hospital de Cruces, la Ertzaintza encontraba el pasado martes, 900 plantas de marihuana en dos invernaderos y tres casetas ubicadas en la zona de Unbe. Ese mismo día, en Berriatua, un baserritarra que presuntamente custodiaba una plantación disparaba contra un grupo de jóvenes, que supuestamente trataban de robar marihuana, y hería a uno de ellos en la espalda. Y solo un día después, en una zona rural de Hernanialde, otro hombre efectuaba dos disparos ante la llegada de una patrulla de la Ertzaintza que acudía al lugar tras observar haces de luz de linterna entre unos pinos. El autor de los disparos creyó, al parecer, que se trataba también de ladrones.

Septiembre y octubre son los meses de floración de la marihuana y, por lo tanto, el momento ideal para su recogida. También cuando tienen lugar más sucesos de este tipo. “La gente se entera que hay plantaciones y piensa que, con poco esfuerzo, obtendrá un gran beneficio económico. Por otro lado, el que tiene la plantación trata de protegerla. Ha habido situaciones con escopetas de caza, porque claro, el que tiene la plantación y ve que le están robando, no nos va a llamar porque está haciendo a su vez algo ilícito”, explica Karmelo Martínez Sarobe, comisario jefe de la comisaría de la Ertzaintza de Hernani, quien, sin embargo, señala que “nos podemos encontrar a final de año que los incidentes de este tipo no han pasado de diez”.

En lo que va de año, la Ertzaintza ha incautado un total de 7.380 plantas, una cifra que se aleja de las 50.342 plantas incautadas durante todo el año anterior. “No creo que se repitan las cifras de 2017”, pronostica Martínez Sarobe. “Si a la gente que pone las plantaciones les metes mucha presión, va a tratar de ocultarse más;es decir, no las va a poner a la vista para que podamos localizarlas. Quien pone una plantación toma ahora mayores medidas de seguridad, intenta que nosotros no las detectemos. Por ejemplo, cada vez buscan más sitios que no sean de paso, que queden ocultos;en primer lugar, para que no les roben, y en segundo, para que no las encontremos”, explica a DEIA.

Según el responsable policial, las plantaciones han proliferado en los últimos cinco años. En 2015, la Ertzaintza incautó 7.680 plantas;en 2016, la cifra aumentó a 16.510, mientras que en 2017 se disparó hasta las 50.342. El negocio es muy lucrativo. En la actualidad el gramo se vende a 5,5 euros y el kilo cuesta 1.200 euros. “Si sigues los cuatro pasos que hay que dar, plantar la marihuana es muy sencillo”, asegura Martínez Sarobe. El material (semillas, lámparas, etc.), por su parte, también se consigue fácilmente a través de Internet. El comisario jefe de Hernani cree que “este año podríamos llegar a las cifras de hace dos”, pero no porque haya menos cultivos que en 2017, sino porque la gente es más cautelosa.

Cultivos en el interiorSi septiembre y octubre son los meses de floración de la marihuana en el exterior;en el interior, la actividad se mantiene durante todo el año. “En esos sitios cerrados también adoptan cada vez mayores medidas de seguridad: tienen cámaras de videovigilancia, tratan de poner muchos aspersores para que no salga mucho olor al exterior, la sofisticación va a aumentando con el paso del tiempo”, señala Martínez Sarobe. Los lugares donde más se planta marihuana son las naves industriales, seguidas de las naves agrícolas. En este caso, “se suelen buscar instalaciones aisladas, fuera del alcance de la gente”. Y es en estos lugares en los que se dan las mayores incautaciones.

“Si son en naves industriales, al final, nos enteramos o bien porque te avisan de movimientos raros o bien porque las patrullas se percatan, en ocasiones, de estos movimientos o de olores. Y en las naves agrícolas, que están en zonas más alejadas, nos enteramos normalmente por los vecinos. La gente de los caseríos cercanos suele ser muy celosa y en cuanto ve movimientos de vehículos que no conocen tienden a llamar”, explica.

En esta época, por tratarse del momento de la floración de la marihuana, las patrullas incrementan su vigilancia en las zonas rurales, sobre todo por la noche. El suceso que tuvo lugar en Hernanialde, precisamente, se desencadenó cuando una patrulla observó, de madrugada, haces de luz de una linterna entre unos pinos. Los agentes se acercaron a la zona y cuando se encontraban entre dos caseríos con el puente luminoso del vehículo encendido, escucharon una detonación al aire y a continuación un segundo disparo, cuyos proyectiles impactaron en un fardo de paja.

Euskadi está a la cabeza del consumo de marihuana en Europa y “probablemente este dato guarde relación” con la proliferación de los cultivos. Por territorios, en cambio, no hay grandes diferencias. “No se puede destacar ninguno. Ha habido incautaciones en los tres”, sentencia Martínez Sarobe. Los jóvenes vascos empiezan a consumir antes de los 14 años, según datos del Gobierno vasco, y el 10% lo hace con frecuencia.

¿Quién planta marihuana?Sobre los propietarios de las plantaciones, el jefe de la comisaría de Hernani establece dos categorías: “En primer lugar, las asociaciones canábicas. No sé si se piensan que pueden plantar, pero no pueden. El Código Penal es claro al respecto. Y, en segundo lugar, tienes grupos de personas;se pueden juntar cuatro o cinco, y suele ser gente que también comete otros actos ilícitos. Suelen estar relacionados con el mundo delincuencial, tienen antecedentes por tráfico de drogas o robos”, resume. “La gente corriente suele plantar más para consumo propio, un grupo de chavales, por ejemplo, puede plantar una docena de plantas, pero no van buscando ese ánimo de venta”, aclara. La Ertzaintza detuvo o imputó el año pasado a 56 personas por delitos relacionados con el cultivo de la marihuana;este año van 22.

Algunas operaciones significativas

2018

Enero. Detención de una persona en Zarautz por un delito contra la salud pública y retirada de 300 plantas que tenía en una lonja;también mantenía una conexión eléctrica ilegal. En Bilbao se incautaron 95 plantas de marihuana en una lonja.

Marzo. Fueron retirados 57 tiestos encontrados en una lonja de una vivienda familiar de Laguardia.

Abril. Se retiraron otras 15 plantas de una vivienda en Bermeo.

Mayo. Se incautaron 75 plantas en una nave industrial de Zumaia y otras 100 en una plantación en el interior de una vivienda.

Junio. El primer día del mes se detuvo a un hombre por tráfico de drogas tras localizar una plantación de marihuana en una nave industrial a la que se acudió tras recibir un aviso de robo. El día 7 se detuvo a otro hombre tras localizar una plantación de marihuana en el sótano de un caserío en Plentzia. En el interior de la vivienda se localizaron más de 1.000 plantas y toda la infraestructura necesaria para su cultivo y tratamiento. Además, se le imputó por defraudación de fluido eléctrico, ya que la instalación eléctrica había sido “enganchada” ilegalmente. El día 21, tras una investigación, se localizaron 850 plantas en el interior de un chalet ubicado en Berrostegieta (Gasteiz). Se detuvo a cuatro personas a las que se acusó también de estafa al tener la toma de corriente engancha de forma ilegal. A finales de mes se localizaron escondidas en los sótanos de un pabellón industrial de Galdakao un total de 466 plantas y 20 kilos de cogollos de marihuana. Se imputó a cuatro personas por un delito contra la salud pública.

Septiembre. El día 12 se desmantela una plantación localizada en un pabellón industrial de Bergara en el que se incautan 1.500 plantas. Se detiene a dos personas. El 18 también se localizan unas 900 plantas en la zona de Unbe, Erandio. El hallazgo se produjo tras una investigación iniciada a raíz de presentarse en el hospital de Cruces un hombre con un disparo en la pierna. Tres personas resultaron imputadas. Ese mismo día se localizan otras 1.100 plantas en una nave industrial del Polígono Denak de Andoain. Dos personas fueron imputadas por la comisión de un delito contra la salud pública.

Detenciones

22

En lo que va de año, a fecha del 20 de septiembre, la Er-tzaintza ha incautado 7.380 plantas y ha detenido a un total de 22 personas en los tres territorios de la CAV.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Sucesos

ir a Sucesos »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120