El callejón de las botxerías

Tragaperras vestidas de frac o de lentejuelas

Por Jon Mujika - Sábado, 22 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Sebas Aldamiz-Echevarría, el actor Josu Ormaetxe y los dos socios del Bingo Indautxu, Teresa Abad y Alberto Rioja.

Sebas Aldamiz-Echevarría, el actor Josu Ormaetxe y los dos socios del Bingo Indautxu, Teresa Abad y Alberto Rioja. (Fotos: José Mari Martínez)

Galería Noticia

Sebas Aldamiz-Echevarría, el actor Josu Ormaetxe y los dos socios del Bingo Indautxu, Teresa Abad y Alberto Rioja.

uN dólar ganado en el juego es el doble de dulce que un dólar ganado en tu sueldo, decía Paul Newman en su inolvidable papel de jugador de billar en aquella rotunda película, El color del dinero,dándole al juego un sabor especial. Al igual que pueden descorcharse botellas de vino excelentes y existen los alcohólicos, el juego arrastra consigo la pena de la ludopatía. Está escrito que cualquier extremo en la vida es malo, es un error de cáculo o un defecto de fábrica. Es tan cierto como que el juego nació para el ocio y la distracción, no como verdugo de quienes son incapaces de medirse y frenarse, de dar un paso atrás cuando la suerte le es adversa. El error está ahí, cuando uno piensa que la fortuna es otra cosa que la sonrisa de lo desconocido y pretende doblegarla. Ahí se tuerce todo, ahí es cuando cobran razón quienes piensan que las cartas y los dados son los libros y los huesos del diablo.

Viene al caso esta reflexión ahora que entra en escena el bingo Indautxu, que nació hace ya 40 años, cuando el juego salió de su prisión y fue legalizado. Desde entonces revolotean los números como si fuesen redondas mariposas allá en la calle Uhagón, en uno de los afluentes de la plaza Indautxu. Cuatro décadas después de su fundación, el bingo ha vivido, como es común, remodelaciones para acoplarse al compás de los tiempos. Hoy en día ya suma más de 300 metros cuadrados de mesas que esperan que esas mariposas digitales se posen en su cartón. A semejante tamaño vienen a sumarse ahora 200 metros cuadrados de una sala de máquinas que ayer vivió su puesta de largo. Teresa Abaday Alberto Riojason los dos socios del plan, los dos conductores de la diligencia. Ayer se movían por la sala de máquinas con soltura: un abrazo por aqui, dos besos por allá repartidos entre proveedores, amigos y curiosos que entraron a conocer el local, atraídos por las luciérnagas mecánicas de las máquinas. La nueva sala posee una ruleta de seis posciones, un córner de apuestas deportivas, que viven, de pronto, una nueva primavera;máquinas BG, exclusivas de bingo y las máquinas más vanguardistas del mercado. Como si las tragaperras se vistiesen de frac o de lentejuelas.

La inauguración de esta pequeña sucursalde Las Vegas, dicho sea con todos los respetos, resultó ser una cita original y divertida que atrajo a un nutrido grupo de feligreses. Contémoslo. Las 4 fantásticas son un grupo de mujeres que se van alternando, siempre coordinadas por Olga Zulueta(promotora de actividades múltiples en Bilbao y la sonrisa eterna de BilbaoCentro) para llevar un programa de radio en Vinilo FM, lleno de divertidas entrevistas y música heterogénea. Ayer retransmitieron en directo el evento, la propia Olga, junto con Idoia Odriozolay Miren Páramoal micrófono y Garazi Elguezabalen la sala de máquinas de la técnica, poco antes de que sonase en directo la música de Mississippi Queen,a quien siguió la actuación del dúo cómico Bocabeats Iván Pérez -Ivan Ivenian,para el mundo del showbusiness...-y Aitor Vidaurretaal aparato..., mientras el dj Condezap no paraba de, ¿cómo se dice?, animar el cotarro.

A la cita de este despegue de una suerte de nave sideral acudieron, entre otros, el actor Josu Ormaetxe,quien acaba de pasar por el Palacio Euskalduna con la obra Freno de mano;Sebas Aldamiz-Echevarría;el decorador Aitor Lasa, Jon García, María Loizaga, Nahia Egaña, Javier Fernández, Marta Alonso, Marta Ormaetxe, Raúl Ocejo, Jon Cañón, Idoia Basterretxea, Miren Olaizola, Javier Aranguren, Luis Martínez, Juankar Agirre, Aitor Mendieta, Ane Palacios, Igor Urrutia, Mikel Gordejuela, Arkaitz Arana, Jon Fernández, Julen Ugalde, Ainhoa Bastiday toda una troupede asistentes que prolongaron la fiesta mientras en el interior la niña bonita -el quince, para los no avisados...- se le quedaba colgado a una mujer para bingo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120