mintió con el objetivo de inculpar al tercer menor de 16 años encausado en el caso

Un ertzaina tumba la declaración de uno de los menores de Otxarkoaga

El agente contradice que uno de los autores de 14 años acudiera al piso del inductor tras el crimen

Ane Araluzea - Sábado, 15 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h

La policía científica, extrayendo pruebas del piso del matrimonio asesinado en enero. Foto: Oskar González

La policía científica, extrayendo pruebas del piso del matrimonio asesinado en enero. Foto: Oskar González

Galería Noticia

La policía científica, extrayendo pruebas del piso del matrimonio asesinado en enero. Foto: Oskar González

Bilbao- Uno de los menores de 14 años, considerado junto a otro de la misma edad autor material de la muerte del matrimonio de octogenarios en Otxarkoaga, mintió en su declaración con el objetivo de inculpar al tercer menor de 16 años encausado en el caso. Según expuso, después de asaltar el domicilio de Rafael y Lucía, donde los dos menores acabaron con la vida de la pareja de 87 años, se dirigió al piso del tercer acusado, en el que dejó una chamarra tras cambiarse de ropa. Sin embargo, durante la segunda sesión del juicio que tuvo lugar ayer en el Juzgado de Menores nº 2, un agente tumbó esta versión, ya que reveló que la prenda en cuestión fue hallada en Balmaseda, en la casa de su tío, donde fue arrestado días después del trágico suceso.

La segunda sesión del juicio que se está celebrando a puerta cerrada se desarrolló en apenas hora y media. Ayer testificaron la policía científica y los ertzainas que llevaron a cabo la investigación, así como la detención de los tres menores acusados. Durante la vista oral, se analizó todo lo referente a las evidencias que aparecieron en el domicilio de Rafael y Lucía, ubicado en la calle Zizeruena, donde fueron asesinados el pasado 18 de enero después de que los dos menores de 14 años accedieran a través de una ventana con intención de perpetrar un robo. Una vez dentro, golpearon violentamente y atacaron con varias armas blancas a los dos ancianos, provocando su muerte. La policía corroboró ayer que las numerosas huellas dactilares halladas coinciden con las de los dos menores.

Asimismo, los agentes que investigaron los pasos que dieron los dos menores de 14 años tras cometer el crimen señalaron que se dirigieron a la calle Hurtado de Amézaga. Cada uno de ellos compró un par de zapatillas del mismo modelo para cambiarse las que llevaban puestas, que estaban ensangrentadas. Días después, la Policía encontró el par de zapatillas que portaba uno de los menores en la casa de su abuelo, ubicada en la calle Olano.

A su vez, un agente rebatió la versión de ese mismo menor, que declaró haber dejado una chamarra en el piso del tercer acusado de 16 años -al que se juzga por haber sido el inductor del crimen-, ya que alegó haber encontrado dicha prenda en la casa de su tío en Balmaseda, donde el joven tutelado por la Diputación Foral de Bizkaia se escondió tras los hechos. Por otra parte, según uno de los agentes que participó en su detención, antes de ser llevado ante el fiscal, en un acto espontáneo y sin que nadie le preguntara, admitió que el tercer acusado no había estado involucrado.

Precisamente, la implicación de este tercer menor de 16 años en el suceso es uno de los enigmas por resolver. Sobre todo porque es para quien la fiscalía solicita una mayor condena, diez años de internamiento -frente a los seis que pide para los otros dos menores de 14 años-, según el tramo de edad contemplado para las máximas penas contempladas en el caso de menores.

La vista oral se reanudará el miércoles de la semana que viene, cuando testificarán el resto de er-tzainas y tres médicos forenses. Al día siguiente será el turno de dos testigos propuestos por la acusación particular y los dos testigos protegidos, que declararán tras un biombo. El viernes, durante la última jornada, se presentarán las pruebas periciales y las conclusiones de los letrados.


Más sobre Sucesos

ir a Sucesos »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120