DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Próximo rival

Hay Real Madrid después de Cristiano

Sin el delantero portugués, autor del 40% de los goles del equipo en la última década, Julen Lopetegui ha articulado un estilo de juego más armonioso del que se benefician Karim Benzema y Gareth Bale

Un reportaje de José L. Artetxe - Martes, 11 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h

TUR12. TURIN (ITALIA), 16/07/2018.- El portugués Cristiano Ronaldo saluda a su llegada al J Medical, la clínica de propiedad del Juventus, para someterse al reconocimiento médico previo a la formalización de su fichaje por el conjunto turinés, en Turín (I

El portugués Cristiano Ronaldo (EFE/ Alessandro Di Marco)

Galería Noticia

TUR12. TURIN (ITALIA), 16/07/2018.- El portugués Cristiano Ronaldo saluda a su llegada al J Medical, la clínica de propiedad del Juventus, para someterse al reconocimiento médico previo a la formalización de su fichaje por el conjunto turinés, en Turín (I

EL Real Madrid se ha presentado en la liga con un pleno. Los nueve puntos que suma después de las tres primeras jornadas son el banderazo de salida a su particular codo a codo con el Barcelona, el único que le aguanta el tirón. Quien quiera sacarle punta a estos números dirá, no sin razón, que Getafe, Girona y Leganés no deberían representar un escollo insalvable para el vigente campeón de Europa. Sin embargo, hace ahora un año, estando asimismo en posesión del título de la Champions, no despachaba con tanta limpieza este tipo de trámites. De hecho, el Madrid necesitó plantarse en la sexta jornada para alcanzar idéntico registro al que actualmente luce en su casillero. Ese retraso inicial fue su sentencia, ya nunca estuvo en condiciones de echar el aliento en el cogote de su acérrimo enemigo, que en mayo le aventajó en 17 puntos.

En principio se ha de conceder que el Madrid de Julen Lopetegui va bien. Planea armonioso y seguro por encima de los grises augurios que se cernían sobre un proyecto que ha roto de cuajo con su pasado reciente. Estamos (todos, incluso los desafectos a la causa merengue) en los albores de un momento histórico, cual es el año 1 del Madrid pos-Cristiano Ronaldo. El luso ha marcado una década en la entidad, ejercía de líder, era el guía espiritual, el referente sobre la hierba y el principal reclamo en el ámbito comercial, el abanderado de la cruzada florentiniana, el único mortal capaz de competir con el mejor del mundo en estadísticas y galardones individuales.

Su repentina espantada dejó tocado al madridismo, aunque parece que trajo alivio a nivel interno: pese a la sobreprotección brindada por el vestuario, el egocentrismo extremo de que hacía gala Cristiano malamente podía fomentar una convivencia sana. Pero ese divismo, además de ser el reflejo de una personalidad, se sustentaba en una certeza incontestable: su increíble relación con el gol. Resulta lógico que en el entorno merengue se extendiese una especie de pánico ante la dificultad que entrañaba dar respuesta a la elemental pregunta de: ¿Cómo o quién compensaría su ausencia en las áreas rivales?

Lopetegui ha alterado la dinámica que giraba en torno a un Cristiano reacio a colaborar y ensimismado en fusilar porteros

Pronto se inició el desfile de estrellas que, según la prensa, el club tanteó para tapar el boquete: Neymar, Mbappé, Harry Kane, Cavani, Lewandowski, etc. Ninguna dio un paso adelante y tuvo que aparecer Lopetegui, muy sereno él, para hablar de un proyecto apasionante sin Cristiano y sin alguien que aspirase a emularle. Parcialmente al menos, porque a nadie cabe pedirle que firme 450 goles en 438 partidos o que acapare el 40% de los goles del equipo a lo largo de nueve campañas. Una barbaridad se mire como se mire, un registro que palidece los casi 200 logrados por Benzema en 415 encuentros o los 91 de Bale en 192.

Finalmente, Florentino se decidió a repescar a Mariano Díaz del Olympique de Lyon, pendiente aún de estreno. Mientras, el entrenador se preocupó de articular una fórmula que permitiese exprimir el potencial de sus otros delanteros, demasiado condicionados en el pasado por el egoísmo rematador de Cristiano y mal vistos por amplios sectores de una afición sufriente a causa de la pujanza azulgrana en los torneos domésticos. Lopetegui se ha propuesto alterar el concepto futbolístico que ha caracterizado al Madrid y que giraba en torno a la figura del portugués, cada vez más reacio a colaborar en la producción colectiva y cada vez más ensimismado en fusilar porteros.

MÁS ELABORACIÓNEl sello impuesto por el exseleccionador de España otorga más valor a la elaboración, a fin de que Benzema, especialmente, y Bale se puedan sentir cómodos, arropados, con un suministro más rico. Y se diría que la iniciativa ha calado. Los amigos de los datos resaltan que el Madrid ha multiplicado el número de pases que traza en terreno enemigo con excelentes resultados. Entre el francés y el galés han sumado siete goles. Estamos en septiembre y Benzema ya se encuentra a un solo gol de su registro en la liga anterior. Más importante sería que el conjunto, sin hallarse a pleno rendimiento, actúa de manera más armoniosa, sus integrantes se han amoldado puntualmente al requerimiento de Lopetegui, que se ha decantado por Asensio como sustituto de Cristiano en las alineaciones. No es un delantero al uso, pero tiene llegada, disparo, asiste y no deja de alternar la posición con la pareja de puntas.

El resto de la estructura permanece: Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo, Casemiro, Modric y Kroos. El rol de comodínes recae en Nacho e Isco, y persiste la expectación por conocer la gestión de los porteros: empezó Navas y Courtois acaba de debutar. De momento, el Madrid de la era post-Cristiano funciona.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120