bandera de La Concha

Pasiones a todo color en la Olimpiada del remo

Un reportaje de Miguel A. Pardo - Lunes, 3 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 08:18h

Una marea multicolor espera a los remeros en la rampa de salida.VER GALERÍA

Una marea multicolor espera a los remeros en la rampa de salida. (Javi Colmenero y José Mari Martínez)

Galería Noticia

Una marea multicolor espera a los remeros en la rampa de salida.

GaleríaPrimera jornada de la Bandera de la Concha

  • Primera jornada de la Bandera de La Concha
  • Los remeros de Urdaibai (c) salen del agua en el puerto de San Sebastián la concha
  • Primera jornada de la Bandera de La Concha
  • Primera jornada de la Bandera de La Concha
  • Primera jornada de la Bandera de La Concha
  • Primera jornada de la Bandera de La Concha
  • Primera jornada de la Bandera de La Concha
  • Primera jornada de la Bandera de La Concha
  • Primera jornada de la Bandera de La Concha
  • Primera jornada de la Bandera de La Concha
  • Primera jornada de la Bandera de La Concha
  • Primera jornada de la Bandera de La Concha
  • Primera jornada de la Bandera de La Concha
  • Primera jornada de la Bandera de La Concha
  • Primera jornada de la Bandera de La Concha
  • Primera jornada de la Bandera de La Concha
  • Primera jornada de la Bandera de La Concha
  • Primera jornada de la Bandera de La Concha
  • Primera jornada de la Bandera de La Concha
  • Primera jornada de la Bandera de La Concha
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Polémica al margen, miles de aficionados llenaron la rampa del puerto de Donostia y la tribuna del Aquarium para dar ambiente y alentar a las 16 traineras participantes en esta nueva edición de la Olimpiada del remo

Si la Bandera de La Concha es un espectáculo sin igual mar adentro, también lo es en tierra. Allí, en el paisaje que dibuja la bahía donostiarra, se dieron cita las aficiones de las 16 traineras que tomaron parte en la Olimpiada del remo. Todas con un mismo propósito, el de alentar a sus remeros y remeras y disfrutar de una jornada en la que el sol se quiso sumar a la fiesta. Un acontecimiento que es un fiel reflejo de la gama cromática. Y los colores que dominaron el panorama fueron el amarillo de Orio, el rosa de San Juan y el morado de San Pedro... y de Santurtzi. Los santur-tziarras regresaban a la bahía donostiarra 23 años después y muchos aficionados no se quisieron perder la histórica cita que, para ellos, concluyó con un final muy feliz. Así se podía escuchar al acabar la regata, cuando el mítico “Mírala, mírala, mírala, Sotera” volvió a atronar en el puerto de la capital guipuzcoana. Esos gritos de alegría se mezclaban con otros cánticos que eran reflejo de la felicidad, los de sus vecinos de Zierbena, quienes soñarán esta semana con la posibilidad de llevarse la bandera por vez primera.

Los gestos triunfantes de las aficiones de Santurtzi y Zierbena, contrastaban con la tristeza de los hinchas de Urdaibai, quienes vieron cómo su gran regata quedaba en agua de borrajas por la sanción. Pese a todo, seguro que los txos volverán el domingo a Donostia para teñir de color azul La Bella Easo y apoyar a los suyos hasta en los momentos más difíciles.

El pabellón vizcaino del remo femenino en esta Bandera de La Concha lo defiende Kaiku y los hinchas del histórico club acudieron hasta Donostia para apoyar a sus remeras en la que es la primera participación en la Olimpiada del remo de su trainera femenina. Así, las bogadoras sestaoarras sintieron el calor de su hinchada antes, durante y después de la regata. Y es que el remo es pura pasión y, cada año, lo demuestran las aficiones de Orio, San Juan y Hondarribia, quienes apoyan a sus traineras masculina y femenina cada vez que se dan cita en la bahía donostiarra. En esta ocasión, solo Orio ha podido hacer doblete, pero la hinchada de la Batelerak de San Juan gozó con la gran actuación de las suyas, que están un poquito más cerca de conseguir un nuevo entorchado en Donostia.

El remo es afición y devoción, solo así se puede explicar que los hinchas de Cabo da Cruz y Riveira se metan 650 kilómetros para alentar a los suyos o que algún hincha de Tirán, con morriña de tiempos mejores, se meta entre pecho y espalda un kilometraje similar a pesar de que su equipo no esté clasificado para La Concha. Todo ello es lo que hace única y especial a la Olimpiada del remo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Remo

ir a Remo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120