Volvo V60, familiar de primer grado

La casa sueca retoma la tradición de formatos stationwagon con este modelo de 4,8 metros, a caballo entre elV40 y el V90, que tendrá alternativa sedan y versión CrossCountry en 2019. Debuta con motores gasolina de 310caballos y diésel con 190 y 150, al borde de los 40.000 euros

Un reportaje de J. A. Martínez - Lunes, 6 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 10:25h

Volvo acaba de iniciar las entregas de los primeros pedidos del V60, un sofisticado station wagon para el público más exigente.

Volvo acaba de iniciar las entregas de los primeros pedidos del V60, un sofisticado station wagon para el público más exigente.

Galería Noticia

Volvo acaba de iniciar las entregas de los primeros pedidos del V60, un sofisticado station wagon para el público más exigente.

EL más depurado diseño escandinavo y la tecnología punta vuelven a encontrar una perfecta armonía bajo la batuta de Volvo, dando origen a uno de esos productos marca de la casa. Es el V60, ambicioso y sugestivo proyecto de berlina familiar expresamente esculpida para satisfacer a la clientela más exigente. Es la que demanda refinamiento, bienestar y prestaciones de alto nivel, pero ante todo espacio vital. El nuevo modelo es la solución ideal para incondicionales de las siluetas station wagon a quienes el V90 les viene grande. Ahora comienzan a entregarse los primeros pedidos de la gama inicial del V60, integrada por una variante AWD con mecánica gasolina de 310 caballos y dos diésel con 190 y 150, todas disponibles en tres acabados. La tarifa se extiende desde 39.683 hasta 56.653 euros.

La salida al mercado del V60 concede un poco de respiro y algo de razón a las personas contestatarias que se rebelan contra el rodillo uniformante de la moda SUV. Casi lo habíamos olvidado, pero resulta que aún es posible disfrutar de un coche espacioso y competente, con todos los adelantos y las comodidades, sin necesidad de transigir con uno de esos modernos sucedáneos de todoterreno. Preferencias particulares al margen, de lo que no cabe duda es de que ninguno de esos corpulentos productos con centro de gravedad a dos palmos del suelo es capaz de competir en dinamismo, aplomo, precisión y placer de conducción con una berlina equiparable.

El nuevo familiar de Volvo constituye un excelente ejemplo de que es factible combinar todas esas cualidades con una silueta sofisticada pero tradicional. La suya aprovecha sus 4,76 metros de longitud (tiene 1,85 de anchura, 1,43 de alto y 2,87 entre ejes) para habilitar una cabina amplia, diáfana y acogedora, en la que encuentran acomodo hasta cinco adultos con su equipaje (ofrece 529 litros bajo la cortina del maletero).

Fiel al estilo de sus últimas creaciones, el fabricante nórdico ambienta el interior del vehículo con pulcra elegancia, anteponiendo calidad y funcionalidad a la ostentación. El empaque y las dotaciones, que aumentan en consonancia al dinero desembolsado, lindan con el lujo más refinado en las ejecuciones superiores. En ellas, un V60 perfec tamente pertrechado de fábrica, alcanza la plenitud. El modelo tiene acceso la tecnología City Safety, que utiliza sistemas de detección y frenado automático para ayudar al conductor a eludir posibles colisiones;es el único dispositivo de este tipo en el mercado capaz de reconocer peatones, ciclistas y animales grandes.

La novedad es que ahora también activa el frenado automático para mitigar las consecuencias de las colisiones frontales. El sistema Pilot Assist, por su parte, asiste a la conducción al ocuparse de la dirección, el acelerador y los frenos en carreteras bien señalizadas;se ha optimizado su rendimiento en curvas y puede trabajar hasta 130 km/h. El V60 también incluye recursos para atenuar salidas de la calzada, colisiones con vehículos en sentido contrario y sistemas de asistencia a la dirección. Ofrece en opción alerta de cruce con frenado automático, que incrementa la seguridad de quienes se hallan dentro y fuera del vehículo.

El capó delantero del V60 puede tener por el momento tres inquilinos diferentes. La clientela elige entre una solvente mecánica T6 de gasolina, que distribuye sus 310 caballos a la cuatro ruedas, y dos bloques gasóleo de tracción delantera, el D3 de 150 CV y el D4 de 190. A final de año dispondrán en opción de la tracción AWD y la transmisión automática de ocho relaciones que monta el T6. También llegará por esas fechas el segundo candidato de gasolina, el T5 de 254 CV. En los planes de la marca sueca también figura la habitual interpretación Cross Country, que vestirá con atuendo campero al V60 en 2019.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120