llegó don do años

Isaac vuelve a Togo

El niño togolés voló hasta Durango en 2016 con solo dos años de vida para ser intervenido en el hospital de Cruces tras nacer sin esfínter anal

Alain Salterain - Domingo, 5 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h

El matrimonio que ayudó a Isaac viajará a Togo para visitarle.

El matrimonio que ayudó a Isaac viajará a Togo para visitarle. (A.Salterian)

Galería Noticia

El matrimonio que ayudó a Isaac viajará a Togo para visitarle.

DURANGO- Isaac disfruta desde hace unos días con su familia de Togo. Tras dos años en Durango el pequeño togolés recupera su vida en la tierra donde nació, totalmente sano y recuperado de su intervención en el hospital de Cruces. En la villa durangarra deja a Ricardo y Kontxi, su familia de adopción durante 24 meses.

Todo comenzó en 2016;un niño de tan solo dos años comenzaba a vivir con serios problemas de salud. Isaac daba sus primeros pasos, pero haber nacido sin esfínter anal le impedía hacer una vida normal. Una intervención que en Euskadi es más habitual de lo que parece, en Togo (África Subsahariana) se convertía en una misión imposible. La madre de Isaac buscando lo mejor para su hijo mayor decidió poner el problema en manos de la ONG Tierra de Hombres, para que el niño fuera operado. Eso supondría tener que quedarse sin él durante un tiempo indeterminado, pero la madre sopesó el distanciamiento temporal con su hijo porque buscaba lo mejor para él.

Mientras, en Durango, un matrimonio, formado por Ricardo y Kontxi, intentaban levantar la cabeza después de recibir un golpe muy duro. Su hijo Alesander perdía la vida en la carretera BI-633 dirección Berriz como consecuencia de un grave accidente. Ambos lloraban la ausencia de su hijo mayor, al tiempo que buscaban alternativas para mitigar la tristeza que padecían. Así, Kontxi tuvo conocimiento de que la ONG Tierra de Hombres-Gizakeen Lurra necesitaba familias de acogida para ayudar a niños con problemas de salud. Y a pesar del sufrimiento decidieron dar el paso y ayudar a quien lo necesitara. El destino les tenía guardada una alegría que contrastaba con los duros momentos que vivían, un niño togolés necesitaba su ayuda. Ellos no se podían imaginar que estaba a punto de aterrizar en la villa durangarra un niño lleno de vitalidad, pero con necesidades médicas urgentes. “Vimos la necesidad de ayudar a algún niño. Nadie nos iba a devolver a nuestro hijo, pero queríamos ser útiles”, recordaban Ricardo y Kontxi.

Y desde ese momento surgió una bonita historia e inseparable relación, a pesar de la distancia, entre los tres. Ricardo, Kontxi e Isaac comenzaron un largo viaje de dos años y como si de una terapia de grupo se tratara todos empezaron a vivir de nuevo. “Este niño ha sido una bendición para nosotros, él nos ha ayudado más que nosotros a él”, recordaba Kontxi. El proceso no ha sido fácil para Isaac, ya que tuvo que enfrentarse a conocer las nuevas necesidades de su cuerpo tras la intervención de Cruces. “Creemos que este niño nos lo ha mandado Ales”, insistía Ricardo mientras el togolés no paraba de correr por toda la casa.

Sin embargo este viaje tenía fecha de caducidad, algo que el matrimonio conocía desde el comienzo de su acogida. “Nosotros queremos ayudarle, el objetivo era que se pusiera bien y que volviera con su familia en Togo. Allí le esperan sus hermanos y sus padres”, recordaba Kontxi. Pero la distancia no separará el lazo que ha unido a este matrimonio con Isaac. De hecho, el pequeño disfruta desde hace días de su tierra natal, pero se llevará una grata sorpresa cuando dentro de unas semanas vea como Kontxi y Ricardo le visitan en Togo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Durangaldea

ir a Durangaldea »

Últimas Noticias Multimedia

destacado mail

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120