asignatura pendiente

Bizkaia estrecha el cerco a la brecha salarial y exige medidas concretas

Las mujeres ganan en Euskadi 7.489 euros menos al año que los hombres

Aitziber Atxutegi - Jueves, 12 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

La brecha salarial de España, del 14,9 %, se sitúa por debajo de la media europea, pero implica aún así que las mujeres españolas trabajan gratis 54 días cada año en comparación con sus compañeros hombres.

La brecha salarial (Gorka Estrada)

Galería Noticia

La brecha salarial de España, del 14,9 %, se sitúa por debajo de la media europea, pero implica aún así que las mujeres españolas trabajan gratis 54 días cada año en comparación con sus compañeros hombres.

Gernika- Un trabajador cobra en Euskadi, como media, 31.271 euros al año. Una mujer, 23.781. Casi 7.500 euros menos. Y el 80% de los trabajos a tiempo parcial los desarrollan ellas. La diferencia de sueldos sigue siendo una asignatura pendiente hoy en día. Las Juntas Generales de Bizkaia asumieron ayer un compromiso para romper esa brecha salarial, exigiendo medidas concretas a la Diputación, el Gobierno vasco y el Ejecutivo español, como la elaboración de un plan de acción a nivel de Euskadi e incluir la perspectiva de género en las contrataciones públicas. Todas las medidas se evaluarán en el plazo de un año.

El acuerdo, alcanzando por unanimidad con un texto consensuado tras una iniciativa de Podemos, viene avalado por el compromiso de los partidos -PNV y PSE- que sustentan los gobiernos de las tres instituciones implicadas. En una iniciativa similar a la enmienda aprobada por unanimidad por el Parlamento Vasco el pasado 1 de febrero. “En Bizkaia la brecha salarial existe y es un deber de todas las instituciones públicas adoptar medidas para reducir y llegar a erradicar la brecha salarial, contribuyendo así a alcanzar la igualdad efectiva entre hombres y mujeres”, destacó Eneritz de Madariaga, que defendió la propuesta inicial. Tras reconocer el trabajo que realizan las mujeres en Bizkaia, el acuerdo pone deberes concretos a cada institución, de acuerdo a sus competencias. A la Diputación, reforzar todas las medidas tendentes a reducir la brecha salarial, explotar las posibilidades que ofrece la nueva ley de contratación del sector público para favorecer la inclusión e impulsar las políticas de conciliación. Al Gobierno vasco, que elabore junto a los agentes sociales un plan de acción, en el plazo de seis meses, con los recursos necesarios para reducir esas diferencias, con especial incidencia en las pymes;que coordine con Emakunde informes periódicos con indicadores de su evolución y recomendaciones para su erradicación;que ponga en marcha más inspecciones para detectar discriminaciones salariales por razón de sexo, y facilite la denuncia de estos casos. Finalmente, también piden al Congreso de los Diputados que agilice la aprobación de la Ley sobre Igualdad retributiva entre Mujeres y Hombres. “Son muchas las cosas que podemos hacer. Esta lucha por la equidad no debe ser exclusiva de las mujeres porque los beneficios de conseguirlo se extenderán al conjunto de la sociedad”, destacó la socialista Begoña Gil, quien calificó la situación como “una de las discriminaciones más sangrantes” y resumió con “las tres restas” la situación actual: “Menos salario, menos prestaciones por desempleo y menos pensiones de jubilación”.

Txusa Padrones, apoderada de EH Bildu, defendió que “las instituciones públicas podemos hacer mucho para dignificar trabajos y sectores muy feminizados”, y situó en la asunción de las labores de cuidado por parte de las mujeres una de las causas de esta situación. “Tenemos menos posibilidades de cursos de formación, de acudir a reuniones sin límite de tiempo que prestigian en los puestos laborales, de horas extras remuneradas, de pluses por turnos...”, denunció. “Es hora de remover esta situación y tenemos que ser atrevidas. Si hoy damos este primer paso, hay que seguir avanzando”.

Irene Edesa (PNV) recordó que, según la ONU, la igualdad de condiciones en el ámbito laboral supondría un incremento del 26% del PIB mundial. “Las eliminaciones son claramente positivas”, defendió, por lo que “hace falta una nueva organización social y una transformación de las economías”. Por su parte, el popular Jesús Isasi denunció que las mujeres “no puede seguir siendo mano de obra de alto riesgo”.

Otros asuntos

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120