DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Jugador del Manchester city

Aymeric Laporte: “Me fui porque mi proyección deportiva iba a menos y no a más”

Mientras apura los últimos días de sus vacaciones, con un breve paso por Bilbao incluido, Laporte ofrece a DEIA su primera entrevista desde que salió del Athletic

Una entrevista de Aitor Martínez Fotografía de Pablo Viñas - Domingo, 1 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Aymeric Laporte.

Aymeric Laporte. (Pablo Viñas)

Galería Noticia

Aymeric Laporte.Aymeric Laporte.

bilbao- Lleva Bilbao en el corazón. La ciudad que le abrió las puertas de una nueva vida. En ella creció y disfrutó de su etapa en el Athletic hasta que el pasado mes de enero fue tentado por el Manchester City de Pep Guardiola. El técnico que motivó su fichaje por el conjunto inglés. Su figura y alguna otra cuestión en la que profundiza en un céntrico hotel de la villa donde atiende a este periódico.

Está pasando unos días en Bilbao. ¿Echa de menos la capital vizcaina?

-Tengo muchos amigos aquí y no es la primera vez que vuelvo desde mi salida del Athletic. De aquí no se deshace cualquiera fácilmente (se ríe).

¿Cómo es Mánchester?

-Me ha sorprendido para bien. Siempre me hablaban de una ciudad catastrófica, con mucha lluvia, mucho frío... Es una ciudad con mucha industria, pero me ha agradado conocerla. Es cierto que hay muchas obras, pero son para mejorar la ciudad. Desde que llegué ha hecho buen tiempo, con bastante sol y pocos días de frío.

¿Su día a día allí es muy distinto al que realizaba aquí?

-Pues la verdad es que apenas he tenido tiempo para nada. Todo fue muy rápido: buscar el piso, conocer a los nuevos compañeros, al entrenador, hacerme al estilo de juego, prepararme físicamente con gente especializada...

¿Qué le llevó a aceptar la oferta del Manchester City?

-Recapitulemos. Año y medio antes rechacé marcharme. Era una decisión importante en mi vida que no sabía si iba a volver a pasar. Me la jugué, entre comillas. Aposté por el Athletic, igual que el Athletic apostó por mí. Después de mi lesión -sufrió una fractura-luxación en el peroné y tobillo derechos en marzo de 2016 en un encuentro con la selección francesa sub’21- tuve una temporada complicada. La gente esperaba más cosas de mí y estar al mejor nivel después de un momento tan difícil era complicado. Ahí pensé en plantearme otras opciones, aunque sí es verdad que no pensaba irme la temporada pasada. Si acaso más adelante o incluso quedarme aquí de por vida, donde siempre he estado muy a gusto y he tenido el apoyo de los entrenadores y de la gente. Cuando empecé a ver que se esperaba más de lo debido, que la gente se había acostumbrado a un nivel y a unas expectativas que pueden ser demasiado altas a las que tenemos que tener siendo el Athletic, me empecé a preguntar cuál era la mejor opción para no arrepentirme. Tuve la oportunidad de hablar con varios clubes y volvió el Manchester City, que fue la mejor apuesta porque el entrenador era Pep Guardiola y tenía un equipo muy joven y de mucho nivel.

¿Qué diferencias encontró entre aquella última intentona y las anteriores?

-El proyecto. Además de eso, iban primeros con varios puntos de ventaja sobre el segundo y me acercaba a un título como la Premier.

Antes ha dicho que no sabía si iban a volver a por usted. ¿Creyó que la de enero sería la última vez que lo intentaran?

-No lo sé. Lo que sí sabía es que tenía que pasar una etapa en mi vida. Llevaba ya siete años aquí y sentía la necesidad de evolucionar. Era el momento de estudiar otras opciones y de ver no sé si otro nivel, porque estando en el Athletic también buscas la Champions y estar lo más arriba posible, pero con seguramente más opciones de lograr otros objetivos con otros equipos. Otro aprendizaje más que no implica que no vuelva aquí algún día.

Se llegó a decir que el Manchester City le dijo que no vendría de nuevo a por usted.

-No lo pensaba. Año y medio antes de firmar me planteé mucho la posibilidad de marcharme ya que había ofertas muy importantes. Les dejé digamos que tirados en el sentido de que ellos sí apostaban por mí y yo estaba dubitativo. No se cerraron las negociaciones y decidí quedarme en el Athletic. ¡Y encantado! Pero luego decidí otra cosa y quizá fue lo mejor para mí.

En abril del año pasado, en una entrevista concedida a DEIA, aseguró que siempre iría de cara con el Athletic en caso de que algún club se interesara en usted. ¿Lo hizo así?

-Sí. Se lo puedes preguntar directamente al Athletic. Siempre ha sido así;he respetado al club, las pautas... En ningún momento intenté engañar a nadie y ellos supieron desde el principio cómo iban las cosas. Yo sé quiénes son, lo que me han dado todos estos años y estoy agradecido por ello y por eso siempre he ido de cara.

Entiendo que no fueron conversaciones cómodas...

-Ni cómodas ni fáciles. Llevaba muchos años aquí, sentía el cariño de la gente y la afición y siempre que vuelvo a Bilbao hay quien me pide que regrese al Athletic. Le tengo un cariño especial al Athletic y no fue fácil irme.

¿Qué le respondió el club?

-Es cierto que en principio irme no era mi idea, pero lo tuvieron que entender porque era mi decisión. Yo sabía que había gente que venía de abajo y estaba capacitada para sujetar al equipo por muchos años. Pensaba que era el mejor momento tanto para el club como para mí para marcharme.

¿Intentaron convencerle para que se quedara ofreciéndole algo?

-Realmente no era una cuestión de dinero. Siempre se habla de temas contractuales, pero si hablas con el club, dejarán claro que no era una cuestión de dinero y sí del aspecto deportivo.

¿Cómo les sentó a sus compañeros?

-Mi despedida fue súper dura. Pasé una semana muy difícil. En el último partido en San Mamés casi lloré. Fue una semana con muchas preguntas y muchas dudas. Una etapa de mi vida que será recordada como una de las mejores, por mucho que sea bonito y triste a la vez. Dejar aquí a mis amigos, a mis compañeros que siempre han estado ahí y me han hecho crecer como persona y como futbolista, hizo que fuera difícil.

¿Que el equipo no fuera bien en enero también ayudó a que tomara esa decisión?

-Lo venía pensando porque además siempre era lo mismo. Siempre había culpables y estos eran siempre los mismos. Llega un momento que ves que la gente espera más de una persona cuando siempre se ha dado todo por el club, hasta llegar a la Champions, y luego se critican algunas cosas. Al futbolista no le deben de afectar, pero sí afectan. Por mucho que no quieras, los pitos afectan moralmente a un jugador. Otra cosa es que los tome en cuenta o no, pero si no le afectan a él, sí a su entorno. Lo más difícil para un futbolista no es que te piten a ti, es que afecte a tu familia y a tu gente cercana. Sé que la pasada campaña, y más en la segunda parte, los jugadores fueron muy criticados, pero también hay que pensar en la filosofía del Athletic, que es diferente.

¿Le afectaron tanto las críticas como para irse?

-Realmente no fue por las críticas porque soy una persona que las aguanta muy bien. No me afectan, pero sí al entorno y eso es lo que nos afecta a nosotros. Que la gente nos critique no nos importa, lo asumimos por nuestro trabajo, pero ese no ha sido el problema ni la decisión fue tomada por ello en concreto. La tomé porque veía que mi proyección deportiva iba a menos y no a más. Veía un proyecto diferente, unas alternativas muy bonitas que así se están cumpliendo. Me veo crecer muchísimo como futbolista y aspirar a grandes cosas.

¿En un futuro le gustaría volver al Athletic?

-Aparte de por agradecimiento, por los sentimientos que tengo por el Athletic. Si algún día pudiera volver aquí, lo haría encantado. Siempre me han tratado muy bien. Estoy muy contento de haber dejado una imagen buena de mí tanto dentro del campo como fuera.

En su momento, las salidas de jugadores como Javi Martínez, Fernando Llorente y Ander Herrera se consideraron traumáticas, además de por la pérdida deportiva, por todo lo que rodeó a las mismas. ¿Cree que usted hizo las cosas mejor que ellos?

-Yo no les voy a decir a ellos que lo hicieron mal, para nada. Pero yo creo que siempre he hecho las cosas bien, he ido de cara con el club y me he ido con la conciencia totalmente tranquila. Siempre estoy en contacto con el club y nunca ha habido ningún problema con ellos.

Quiso despedirse en rueda de prensa, pero no pudo ser. ¿Le dio pena?

-La verdad es que hubiese sido algo bonito, aunque no sé si de la emoción habría podido hablar en ese momento. El tema fue que el Manchester City quería tener las primeras palabras mías.

Jugó apenas dos días después de llegar...

-¡Al día siguiente!

¿Cómo recuerda su debut?

-Fue espectacular. No esperaba nada. Llegué un día por la tarde, sobre las tres me enseñaron el campo, llegué luego a las 16.30 al campo de entrenamiento y directamente a entrenar. Aquí estuve una semana ejercitándome a menor ritmo para evitar cualquier contratiempo y aun así, Pep me dijo si me veía para jugar...

Y claro, no iba a decirle que no...

-Claro, claro. Además es que mi personalidad es así, soy un echado para adelante.

¿Tiene presión por haber costado 65 millones de euros?

-No, no lo pienso en ningún momento. Son cuestiones contractuales que no influyen en mí para nada.

Ha cambiado el Athletic, un club familiar, por otro que es totalmente distinto que no sé ni cómo definirlo...

-Competitivo.

¿Esa es la palabra?

-Creo que sí. Compites contra cracks de cada país y en una liga mucho más dura, de mayor ritmo y más física. La liga española es más técnica. En el Athletic nunca se me habían subido los gemelos y allí casi no ha habido un partido en el que no se me hayan subido. La competitividad es lo que más se nota. Tiene sus cosas buenas y otras malas. Aquí, cuando ganas, es algo mucho más emotivo que allí, donde tienes la obligación de ganar y no vale perder.

Antes ha enumerado varios motivos por los que decidió irse al Manchester City. ¿Cuánto le influyó que estuviera Guardiola allí?

-Fue muy importante, si no fuera por él, quizá me lo hubiera pensado más, la verdad. Cuando estuvo en el Barcelona ya se había interesado por mí. Yo estaba enamorado de su fútbol, ¡quién no! Siempre me ha gustado su idea de fútbol.

A nivel personal, ¿qué valoración hace de su medio año en Inglaterra?

-He pasado seis meses muy buenos, ganando dos títulos, jugando la mayoría de partidos... No tuvimos suerte en la Champions, en la que esperábamos más, pero he jugado muchísimo.

¿Tuvo dudas?

-Evidentemente siempre tienes dudas cuando llegas a un club de este nivel y hay tanta competitividad entre jugadores. Pero soy una persona competitiva que lucha por todo y siempre intenta ganar. Este medio año me ha valido para aprender aún más y empezar con más fuerza la siguiente.

Hablemos del Mundial ¿Qué siente al ver jugar a Francia y no estar allí?

-Imagino que tenía opciones. Pero hay un míster y nunca nos hemos llevado bien. Así sigue.

¿Hubo algo de cierto en que pudo haber jugado con España?

-Por mi parte siempre he dejado la puerta abierta en el sentido en el que nunca la he cerrado. Pero nunca he dicho que quería jugar con España y no con Francia. Francia siempre ha sido mi primera opción, pero sabiendo que si algún día se me pasaba por la cabeza jugar con España, tenía esa posibilidad. Nada más.

¿Le consta que movieran algo desde la Federación Española?

-Que yo sepa, no.

¿Cree que pudo afectarle en su no convocatoria que sonara como futurible para jugar con España?

-No tengo ni idea. Pero si ha afectado me parece algo ridículo. No tengo más que decir.

las claves

“Aparte de por agradecimiento, por los sentimientos que tengo por el Athletic;si algún día pudiera volver, lo haría encantado”

“Siempre he ido de cara. Se lo puedes preguntar al Athletic. Siempre ha sido así;he respetado al club, las pautas...”

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120