DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Corea del Sur 2-0 Alemania

Alemania hinca la rodilla y se despide del Mundial

La 'mannschaft', con un fútbol previsible y sin ritmo, no puede con Corea del Sur y se despide del Mundial a las primeras de cambio, un desastre que no se poroducía desde Francia 1938

Carlos Zárate - Jueves, 28 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Mario Gómez y Mats Hummels, con Timo Werner de fondo, lamentan la eliminación de Alemania tras perder ante Corea del Sur.

Mario Gómez y Mats Hummels, con Timo Werner de fondo, lamentan la eliminación de Alemania tras perder ante Corea del Sur. (AFP)

Galería Noticia

Mario Gómez y Mats Hummels, con Timo Werner de fondo, lamentan la eliminación de Alemania tras perder ante Corea del Sur.

COREA DEL SUR: Choo Hyun-woo;Lee Yong, Yun Young-sun, Kim Young-gwon, Hong Chul;Jung Woo-young, Jang Hyun-soo, Lee Jae-sung, Moon Seon-min (Min. 69, Ju Se-jong, m.69);Koo Ja-cheol (Min. 56, Hwang Hee-chan;Min. 79;Ko Yo-han) y Son Heung-min.

ALEMANIA: Neuer;Kimmich, Süle, Hummels, Hector (Min. 79, Brandt);Khedira (Min. 58, Mario Gómez), Kroos, Goretzka (Min. 63, Müller);Özil, Reus y Werner.

Goles: Corea del Sur 2, Alemania 0. 1-0: Min. 92;Kim. 2-0: Min. 96;Son.

Árbitro Mark Geiger (Estados Unidos). Amonestó a Jung Woo-young, Lee Jae-sung, Moon Seon-min y Son Heung-min por Corea del Su.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera y última jornada del Grupo F, disputado en el Kazan Arena, ante 41.835 espectadores.

BILBAO. “El fútbol es un deporte en el que juegan once contra once y en el que siempre gana Alemania”, afirmó Gary Lineker en una frase archivada en los anales de la historia del fútbol. Sin embargo, durante este Mundial de Rusia, el titubeante inicio de la Mannschaft le hizo cambiar de opinión y actualizarla: “el fútbol es un juego simple, 22 hombres persiguen la pelota durante 82 minutos. A los alemanes les expulsan a un jugador, entonces 21 hombres persiguen la pelota durante 13 minutos y al final, de alguna jodida manera, los alemanes siempre terminan ganando”.

No hay mejor resumen para el milagro de Kroos ante Suecia. Parecía el punto de inflexión que necesitaba el combinado germano para demostrar que su pobre imagen no había sido más que un espejismo y que estaba dispuesta a pelear por revalidar el título conseguido hace cuatro años en Brasil. Sin embargo, frente a una Corea del Sur alegre y sin complejos, Alemania dejó de ser Alemania. La vigente campeona del mundo consumó el fracaso al caer eliminada a las primeras de cambio. Una derrotada en el descuento que además le clasifica última en esta fase de grupos. Una situación de la que ya no tenían constancia los alemanes, puesto que para recordar un fiasco similar tenían que remontarse a Francia’1938.

La maldición del ganador ha vuelto a hacer su aparición. Francia en 2002, Italia en 2010, España en 2014 y, ahora, Alemania en 2018. Las últimas tres campeonas del mundo fueron eliminadas a las primeras de cambio. Lo cierto es que al equipo de Joachim Löw le ha faltado juego y ritmo durante todo el campeonato. Era algo que se venía venir. Sobrevivió gracias a la agónica victoria ante Suecia pero Corea del Sur acabó desnudando ayer sus carencias con dos goles en el tiempo de descuento: uno de Kim Young-Gwon, en el minuto 92, otorgado por el VAR y otro de Son Heung-min, en el minuto 96, tras un fallo clamoroso de Manuel Neuer en el centro del campo, que había subido a la desesperada a rematar y perdió el balón.

El seleccionador germano era consciente de que se la jugaban e introdujo en el once cinco cambios respecto al equipo que derrotó a Suecia, dos por obligación y tres por decisión técnica: entraron Özil, Goretzka, Khedira, Hummels y Süle por Müller, Draxler, Rudy, Boateng y Rüdiger. Sin embargo, desde el inicio las sensaciones no fueron buenas. Con una circulación del balón lenta, sin ritmo y con numerosas imprecisiones, apenas pudieron inquietar a una aguerrida Corea del Sur, cuya figura Son Heung-min fue un verdadero quebradero de cabeza para la zaga teutona a lo largo de todo el partido.

Los germanos llegaron a monopolizar el balón, con el 75% de la posesión, pero fueron los Guerreros de Taeguk los que gozaron de las mejores ocasiones. En el minuto 18, un error en el blocaje de Neuer dio el primer susto a los germanos. Seis minutos después, Son Heung-min volvió a avisar. Tal era el panorama que Löw enseguida puso a calentar a medio banquillo. Pese a todo, Alemania lo intento al contragolpe por medio de Werner, que incluso estrelló un balón en el poste en una jugada que fue anulada, y en un remate en un córner de Hummels, que se acordará de este partido tras haber errado hasta tres remates de cabeza en la recta final del choque. Tras el descanso, Goretzka hizo intervenir al portero coreano, que se convirtió en el héroe de su equipo. Löw movió ficha y quitó a Khedira y a Goretzka para dar entrada a Mario Gómez y Thomas Müller, moviendo a Werner a la derecha y a Reus a la izquierda. Alemania lo intentó con más corazón que cabeza mientras que los coreanos esperaron replegados atrás y dejaron sólo arriba a Son, que en cada contra metía el miedo en el cuerpo a los germanos.

Alemania lo intentó a la desesperada con centros y tiros desde la frontal. El portero Choo Hyun-woo estuvo inconmensurable. En cambio, quien marcó por partida doble fue Corea. Primero con Kim, en un tanto que otorgó el VAR al comprobar que había tocado Kroos hacia atrás, y después con Son, en una contra tras una pérdida de Neuer en el centro del campo. Alemania, eliminada, ya no siempre gana, tal y como reflejó el propio Lineker.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120