Juanita Erdoiza Alberdi| Comerciante

Los 103 años de la dueña de la tienda de ultramarinos de Artekalea

Iban Gorriti - Miércoles, 13 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Juanita Erdoiza, fallecida a los 103 años, era muy conocida en Durango.Foto: Jon Román (DAZ)

Juanita Erdoiza, fallecida a los 103 años, era muy conocida en Durango.Foto: Jon Román (DAZ)

Galería Noticia

Juanita Erdoiza, fallecida a los 103 años, era muy conocida en Durango.Foto: Jon Román (DAZ)

Bilbao- En silencio. Se ha ido en silencio. Tenía 103 años. Juanita Erdoiza Alberdi ha sido una de las personas más longevas que han vivido en Durango. Era muy querida, como le conoce la asociación vecinal DAZ del casco viejo de la villa quien, con cariño le recordará siempre como una compañera histórica que ha sido de Artekalea y propietaria de una recordada tienda de ultramarinos que hasta regentarla ella era de Rafael Marzana. Su marido, Juan Birichinaga, fue uno de los cofundadores de la empresa Funsan.

Desde el colectivo que batalla por una mejor calidad de vida en el casco histórico de Durango recuerdan que la familia de Erdoiza regresó a su casa de Durango tras la guerra de 1936. Fue entonces cuando para salir adelante en un momento tan difícil se hicieron cargo de la tienda ubicada casi junto al arco de Santana en un inmueble que a día de hoy un cartel anuncia que en ese solar se construirán nuevas viviendas.

Ella evocaba de entonces las cartillas de racionamiento. Lo relataba de la siguiente manera: “En la tienda llevábamos bastantes, pero también era la época del estraperlo, gracias a eso íbamos tirando en nuestra casa. En cierta ocasión vinieron dos hombres de inspección, miraron la tienda y se marcharon, pero podrían haberme puesto una multa. De todas formas teníamos varios sitios para guardar las cosas, un depósito antiguo que estaba en el suelo para el aceite y un doble techo para el azúcar y demás productos”, rememoraba en una entrevista que le hicieron desde la asociación DAZ el día que cumplió 90 años, trece años atrás.

Casada con Juan Birichinaga, Juanita Erdoiza crió a sus seis hijos e hijas. “No he hecho otra cosa en esta vida. El trabajo de casa, la tienda, criar los hijos, todo para sacarles adelante. Cuando tuvimos el tercer hijo veíamos que la tienda sola no daba para mantener a los tres. Mi marido, Juan Birichinaga, siempre quiso que tuviesen estudios;él y otros socios crearon la cooperativa Funsan y gracias a eso pudieron estudiar todos”.

En la entrevista, los portavoces de DAZ le cuestionaban sobre cómo era el Casco viejo y Artekalea décadas atrás. “Todo era muy diferente, la gente venía a la tienda a cualquier hora, incluso los sábados y domingos a comprar pan y otras cosas. Cuando las aldeanas bajaban a la plaza, a la vuelta pasaban por la tienda y lo que les sobraba me vendían muy barato. La vida que había en Artekalea no tenía ni comparación con lo de ahora, era la columna vertebral de Durango con la imprenta de Arévalo, la bodega de González, la peluquería de Bayo, Café Legarreta, Mari la chata, Itzela y otros muchos”. Llegada entonces a sus 90 velas, le preguntaban si iba a buscar llegar a los cien años “Cumplidos 90 años, ¿ahora a por los 100?”, le cuestionaron. Ella respondió: “No, yo solo pido uno más. Entre las visitas y la partida de cartas en la residencia yo ya tengo bastante”. Sin embargo, Juanita Erdoiza falleció con 103 años y como una de las personas más longevas que han vivido en Durango.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120