bilbao basket

Álex Mumbrú, opción para el banquillo

Parte del Consejo de Administración del Bilbao Basket apuesta por el excapitán de los ‘hombres de negro’ como técnico de cara el próximo curso

Jon Larrauri - Sábado, 9 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Álex Mumbrú, emocionado en su despedida del Bilbao Arena.

Álex Mumbrú, emocionado en su despedida del Bilbao Arena. (Oskar González)

Galería Noticia

Álex Mumbrú, emocionado en su despedida del Bilbao Arena.

Bilbao- Tras confirmar el jueves su decisión de competir la próxima temporada en LEB Oro, al consejo de administración del Bilbao Basket le toca ahora dar forma a ese nuevo proyecto, potente y ambicioso, anunciado a accionistas y aficionados, un nuevo esqueleto que muy poco tendrá que ver con el de cursos anteriores en cantidad de personal y en identidades. Nueva plantilla, ajustada en calidad y presupuesto a la nueva coyuntura y a los nuevos objetivos -se apuesta por regresar a la Liga Endesa en el menor plazo de tiempo posible-, nuevo cuerpo técnico… Se buscan nombres ilusionantes que impulsen a la masa social a no desengancharse de un proyecto en el que nadie esconde que el apartado de abonos y venta de entradas tendrá un peso específico brutal en un presupuesto -se pretende que ascienda a 1,2 millones de euros- en el que menguarán otras muchas partidas de ingresos -televisión, patrocinios...- como consecuencia de la pérdida de categoría.

Tras una temporada que ha visto pasar a tres entrenadores por el banquillo de Miribilla -Carles Duran, Veljko Mrsic y Jaka Lakovic-, el verano traerá un nuevo rostro al cargo de primer entrenador y parte del consejo de administración pretende que esa función pase a ostentarla Álex Mumbrú, el último gran capitán de los hombres de negro, el ya exjugador que colgó las botas hace escasas semanas a sus 38 años -cumplirá 39 el próximo martes- y que ha pertenecido a la disciplina bilbaina las últimas nueve campañas. Estas voces procedentes de la planta noble de Miribilla consideran al catalán suficientemente preparado para realizar de golpe la transición de la cancha a los banquillos en la segunda categoría del baloncesto estatal.

El catalán no ha escondido en los últimos meses su intención de seguir ligado al baloncesto en una nueva faceta para la que lleva preparándose desde hace tiempo -completó el pasado verano el curso de técnico superior-. Además, según publicó recientemente As, en su última renovación, en verano de 2017, Mumbrú y el club dejaron acordado una relación de cuatro años más como miembro de la parcela técnica a partir de su retirada como jugador, aunque habrá que ver en qué queda esa unión atendiendo al descenso de categoría del equipo y a la fase de preconcurso de acreedores en la que se encuentra el club desde finales del pasado mes. Recientemente, el ya exjugador del Bilbao Basket reconoció que “llevo muchos años pensando como entrenador y tengo ya casi 40. Mi manera de pensar cambió hace años, ya no lo hacía como jugador. No sé si es bueno porque cuando estás jugando a veces te replanteas lo que te dice el entrenador, te preguntas por qué lo hará de esa manera. Creo que estoy preparado para ser entrenador. Ahora, tal y como funciona el mundo del deporte, es complicado coger un banquillo de la ACB ya. Necesitas un poco de formación, como en todo;sería un poco irreal pensar que sin sufrir un poco puedes estar a la altura de otros entrenadores”.

Además, en el tramo final del pasado curso, con el descenso de categoría ya confirmado, Mumbrú apuntaba su predisposición a echar una mano al club en lo que fuera necesario con el objetivo de facilitar su supervivencia. “Bilbao y Miribilla no pueden estar sin baloncesto, eso lo tengo claro”, aseguraba, al tiempo que dejaba abierto su futuro al destacar que la faceta de técnico “me llama porque me gusta estar en la pista, pero veremos qué es lo que pasa”. Por encima de todo, aseguraba que “ahora es el momento de estar todos juntos, de arrimar el hombro, de hacer lo que sea por el Bilbao Basket ante su situación delicada y, si yo puedo aportar, estaré encantado de estar aquí para lo que haga falta”.

El paso instantáneo de jugador a primer entrenador no acostumbra a ser sencillo -ahí está el reciente caso de Pablo Prigioni en el Baskonia- y el Bilbao Basket no está para demasiados experimentos dentro de una categoría que le resultará totalmente novedosa después de catorce años instalado en la máxima categoría del baloncesto estatal, pero parte del consejo considera oportuno dar este paso con Álex Mumbrú.

El apunte

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120