51. durangoko azoka

Skakeitan, una lucha por cumplir un sueño

LA TECLISTA OLATZ SALVADOR HABLA DEL NUEVO DISCO DEL GRUPO DONOSTIARRA, TITULADO |

Un reportaje de A. Garmendia - Martes, 6 de Diciembre de 2016 - Actualizado a las 06:03h

Olatz Salvador, teclista de la banda, en la Azoka de Durango.

Olatz Salvador, teclista de la banda, en la Azoka de Durango. (Oskar González)

Galería Noticia

Olatz Salvador, teclista de la banda, en la Azoka de Durango.

gaurko programazioa

azokako ostera

toca el piano desde que era una niña, pero asegura que cuando era pequeña nunca quiso ser artista. Sin embargo, con un padre bajista y un tío pianista, era difícil que Olatz Salvador no se sumergiera en el mundo de la música, un largo recorrido que comenzó tocando las teclas de un piano y que ha terminado formando parte del grupo Skakeitan, que estrena su nuevo trabajo, Galera, en la Azoka de Durango.

“Empecé en esta banda hace unos seis años. Mi padre era profesor de uno de ellos, probé y me gustó. Comenzamos a ensayar juntos y al final me uní al proyecto”, relata la artista donostiarra y teclista de Skakeitan. En cuanto al nuevo trabajo de esta banda, Salvador explica que “ha marcado un antes y un después. Con el nombre que tenemos siempre se asocia nuestra música con el ska, pero en el nuevo disco están mucho más presentes sonidos rock, reggae o electrónicos”.

Según la artista, en Galera “hay muchos sintetizadores y elementos electrónicos. El cambio en las guitarras se ha notado mucho, por lo que la evolución es evidente, pero muy natural;con los años vas madurando y cambiando”. Skakeitan ha apostado por una potente producción para su nuevo disco. “Siempre nos ha gustado invertir mucho en el álbum, porque es algo que va a quedar ahí, es lo que siempre hemos querido. Para nosotros es un auto regalo, porque hay que decir que con los discos no se gana dinero, pero es el fruto de un proyecto y mucho trabajo”, agrega Salvador.

Si hay un grupo que sabe del esfuerzo que supone sacar un disco, es Skakeitan. La banda publicó su primer trabajo en 2010, tituladoAhots Gabekoen Ahotsa,y desde entonces comenzaron a ofrecer conciertos en numerosas localidades de Euskadi. Su anterior trabajo, Orekariak(2014) vio la luz gracias a que fue financiado a través de una plataforma de crowdfunding. “Además, aparte del disco, existen muchos más pasos que hay que dar, como sacar las copias del CD o invertir en un videoclip. Todo eso se va sumando y supone mucha la inversión. No sale a la luz, pero editar un álbum son muchísimos gastos”, explica.

La Azoka de Durango supone, en este sentido, una oportunidad para los artistas, ya que, en palabras de la artista donostiarra, “es el mayor escaparate cultural que hay”. “Todo se concentra aquí, tanto libros como discos tienen una oportunidad de oro para exhibirse ante muchísima gente que viene a lo largo de estos días, por eso nos conviene estar presentes. Si quieres estar presente en la escena cultural de Euskadi, tienes que estar en la Azoka”, agrega.

Olatz Salvador no es una veterana en esta cita. “No he tenido mucho hábito de venir a Durango. De hecho, mi primera vez fue hace no demasiado y con temas relacionados con el grupo”, relata. Sin embargo, tras su experiencia al asistir como artista, Salvador admite que ahora le gusta acudir también “para salsear” y conocer nuevos grupos: “Me encanta comprarme discos y hacer algún descubrimiento que de no venir aquí no podría haber hecho. Hay muchos grupos deseando salir a flote, y esta es una buena ocasión”.

La integrante de Skakeitan asegura que a quienes están en el mundo de la música les gusta conocer otros grupos y tener sus discos en formato físico: “Esto es algo que ya a la mayoría de la gente no le va, pero muchos somos muy fetichistas a la hora de tener el disco”.

En solitarioHace un par de años Olatz Salvador comenzó paralelamente un camino en solitario. “Tenía unos temas y unas canciones que no encajaban en el proyecto en el que estaba. Me apetecía, pero he de decir que no fue algo premeditado, quería exponer las canciones que tenía en solitario y con una guitarra”, relata Salvador. A raíz de sus primeros conciertos le fueron surgiendo otros, algo que le ha llevado a contar con un camino propio.

“A mí me ha salido de forma natural, no he tenido un don ni mucho menos, pero me he sentido cómoda desenvolviéndome en este aspecto”, cuenta la artista. A Olatz Salvador le gustaba cantar desde pequeña, pero asegura que “no contemplaba ser cantante”. “Tampoco me lo considero como tal, pero es algo con lo que disfruto y hay mucha gente que me ha dicho que lo que hago le ha llegado”. La artista admite que dedicarse en el futuro exclusivamente a la música sería “cumplir un sueño, pero no es algo que vea cerca ni muy factible ahora mismo”. “Cuando haces una apuesta por vivir de esto no sabes hasta cuándo te puede durar, vives en la incertidumbre”, concluye.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120