editora del blog ‘mujeres con ciencia’

Marta Macho Stadler: “Las mujeres científicas debemos de involucrar a nuestros compañeros varones en la lucha por la igualdad”

La élite de la ciencia en Europa continúa siendo, casi en exclusiva, cosa de varones. El blog que edita la matemática Marta Macho persigue dar visibilidad a las científicas

Entrevista de Nekane Lauzirika - Viernes, 26 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:04h

Marta Macho Stadler. Fotografia de José Mari Martínez

Marta Macho Stadler. (Fotografia de José Mari Martínez)

Galería Noticia

Marta Macho Stadler. Fotografia de José Mari Martínez

Leioa - A Marta Macho le encanta la docencia y, sobre todo, estar rodeada de gente joven. “Es una gozada porque te obliga a mantener una mentalidad mucho más abierta y evolucionar un poco a su ritmo”, subraya esta matemática con más de 30 años de experiencia en la UPV/EHU. Editora desde el 8 de mayo de 2014 del blog Mujeres con Ciencia reconoce que el mundo de la ciencia sigue siendo hostil para las mujeres, al tiempo que apuesta por convencer a los hombres que trabajan “a nuestro alrededor a que nos ayuden en el camino de la igualdad de oportunidades”.

¿Dónde se enmarca el blog ‘Mujeres con ciencia’?

-El blog es uno de los cuatro impulsados por la Cátedra de Cultura Científica de la UPV-EHU que dirige el catedrático Juan Ignacio Pérez Mapping Ignorance-que cuenta con el apoyo de la Fundación Euskampus-, que publica artículos de divulgación científica de alto nivel en inglés. Cuaderno de Cultura Científica, con textos escritos en castellano y vídeos de las actividades de divulgación organizadas o en las que colabora la Cátedra. Zientzia Kaiera, con textos escritos en euskera y otros materiales divulgativos. En Mujeres con Ciencia, damos a conocer el trabajo de muchas científicas y tecnólogas pioneras y contemporáneas, a través de biografías, entrevistas, conversaciones, efemérides, materiales digitales, exposiciones y otras muchas iniciativas que podréis ir conociendo poco a poco.

¿De quién partió la idea?

- La iniciativa fue de Juan Ignacio. Consciente de que las mujeres no gozamos de las mismas oportunidades que los hombres para desarrollar la profesión científica y para progresar en ella, me propuso, sabiendo de mis inquietudes en este tema, hacerme cargo de la edición del blog. A mí la idea me pareció excelente y no dudé en aceptar.

¿Con qué objetivo nació?

-Con el de mostrar lo que hacen y han hecho las mujeres que se han dedicado y dedican a la ciencia y a la tecnología. Biografías, entrevistas, eventos, efemérides y todo tipo de crónicas o hechos relevantes tendrán cabida en este medio. Nuestro propósito es que Mujeres con ciencia dé a conocer la existencia de esas mujeres, su trabajo y las circunstancias en que lo desarrollaron o lo desarrollan. Los datos sobre la desigualdad de oportunidad por género en la profesión científica son muy claros y se pueden resumir en el hecho de que conforme se avanza hacia puestos más altos en los escalafones, la proporción de mujeres es cada vez menor.

¿Que el blog tenga el ‘paraguas’ de la Cátedra de Cultura Científica es un plus?

-Sí. Porque Marta Macho, profesora e investigadora de Matemáticas de la UPV-EHU podría haber creado exactamente el mismo, pero alguien podría restarle prestigio y ser tachado de partidista al estar hecho por una científica feminista. El que Mujeres con Ciencia salga de la Universidad y bajo su amparo es muy importante para su buen funcionamiento. Tener detrás a la Cátedra de Cultura Científica solo trae ventajas.

¿Por qué solo una mujer por cada nueve hombres está en la elite de la ciencia? ¿Tenemos alguna tara?

-La discriminación de las mujeres no solo se da en la ciencia, en cualquier profesión que mires pasa lo mismo. Las personas contratantes suelen ser varones y tienen sus estereotipos. No hay que olvidar que vivimos en una sociedad machista y patriarcal. Siempre se juzga con más dureza a las mujeres que a los varones.

Un estudio de Yale revela que físicos, químicos y biólogos prefieren contratar a un varón que a una mujeres con los mismos méritos.

-Sí. Así lo corroboró el famosocaso de Jennifer y Jonhdonde se dio a distintos científicos unos curriculum para que los juzgaran;unos se llamaban Jennifer y otros John. Tanto los científicos hombres como mujeres, juzgaban a las mujeres con mayor severidad que a los varones. Los estereotipos de género siguen vigentes.

¿La maternidad o la mayor implicación de las mujeres en la atención a la familia es un agravante?

-En parte sí, pero no solo es eso. En los países más adelantados que nosotros y con mayor protección social a la familia, también existe el problema. En Europa, sorprendentemente, los países con menos mujeres en ciencia son los más ricos. Así que el problema es de raíz.

La producción de las mujeres científicas está en torno al 37%. Pero existe discriminación a medida que accede a puestos más importantes.

-Además, en algunos campos sucede que el orden de firma es por importancia en el artículo. Las mujeres, a veces quedan relegadas a segundos planos. Por ejemplo, hay jefes de grupo que cuando quieren que alguien vaya a defender algún trabajo a un congreso siguen eligiendo a los varones. Se fían más de ellos. Sucede esto incluso en áreas donde hay un porcentaje de mujeres muy grande.

Pero en investigación sí existen muchas mujeres científicas.

-En nuestra Facultad de Ciencia y Tecnología las aulas están completas de mujeres. Estudiantes brillantes, con unas calificaciones magníficas. Pero a medida que van subiendo de categoría se hacen invisibles.

¿La discriminación y el estereotipo son enemigos de la ciencia en femenino?

-Pero también la falta de visibilidad. Éste es uno de los motivos por las que creo el blog. Porque hay que ver a las mujeres que han hecho y hacen ciencia;lo que no se ve, no existe. Si no somos visibles en el imaginario popular serán solo ellos los científicos.

Usted defiende dar visibilidad a las pioneras para tener científicas de modelo a las que seguir.

-Sí. La historia tiene que ser escrita como de verdad ha sido, sin olvidarse de las personas que han contribuido a ella. Las científicas de hoy pueden ser modelos para niñas y adolescentes, incluso para niños, porque creo que las mujeres tenemos que ser también modelos para los varones... Tal vez nuestra forma de trabajar pueda ser un modelo para un cambio.

A ellos se les educa para ser competitivos. ¿Eso les ayuda?

-La competitividad es muy masculino, se entrenan para serlo. Pero un modelo más colaborativo como el nuestro también sería positivo para ellos, porque hay muchos chicos a los que no les va el mundo en el que les han metido.

¿Qué podemos hacer?

-La clave está en hacer visibles los modelos de mujeres que todas conocemos;además de reivindicarnos y valorarnos. Estar orgullosas de nuestras compañeras que hacen cosas importantes. Luego debemos involucrar a los hombres en la lucha por la igualdad. Parece que muchas veces estas cosas son cosas solo de mujeres. Por eso es muy importante convencer a los hombres de nuestro entorno a que nos ayuden en esta lucha por la igualdad. Pero la clave está en la visibilidad. Hay que hacer natural algo que para mucha gente es lo extraño. Mostrar que las mujeres no tenemos problema en hacer ciencia. Porque nuestro cerebro no es peor que el de los varones y que podemos hacer lo mismo que ellos. Cuanto más mujeres haya en la ciencia más jóvenes se matricularán en carreras como ingenierías, dejando de verlas como algo lejanas para ellas.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120