DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Aztertuz

Qué ganamos cuando todos pierden

El bipartidismo se deja muchos escaños pero tiene el doble que los emergentes, que no logran ni de lejos asaltar el cielo

Enrique Santarén - Martes, 22 de Diciembre de 2015 - Actualizado a las 07:37h

Columnista Enrique Santarén

Galería Noticia

Columnista Enrique Santarén

LOS resultados de unas elecciones, cualesquiera que sean, se miden por diversas variables, las principales de las cuales son las posibilidades de cada partido para formar gobierno -que, en principio, para eso se presentan a las urnas- y el juego de la dicotomía vencedores-vencidos, ganadores y derrotados. Antes se solía comentar que parecía que todas las formaciones ganaban las elecciones, por la convicción con la que manejaban y comparaban los datos -los que a cada cual le interesaban- para trasladar el mensaje de que eran ellos quienes habían salido más airosos del envite.

¿Quién ha ganado en las elecciones del domingo? No quién ha sacado más votos y escaños -obviamente, el PP de Mariano Rajoy-, sino quién ha satisfecho las expectativas y ha cumplido el objetivo por el que se presentó al electorado al que pidió su voto para conseguir determinado fin. Recontados los sufragios, puede decirse que nadie -casi nadie- ha ganado. Es más, todos -casi todos- han perdido. Con dos excepciones: el PNV, que gana un escaño pese a que Podemos le supera en votos en Euskadi y logra su objetivo de ser la voz vasca en Madrid;y ERC, que sube seis escaños, aunque eso, unido el escenario global, no parece que acerque a Catalunya a la independencia. Todos los demás pierden. El PP, pese a ganar, se deja 63 escaños, que ya son;el PSOE, con el peor resultado de su historia, pierde 20 diputados;IU, para qué hablar;Convergència tendrá ocho representantes menos;y EH Bildu, cuatro menos. No digamos UPyD y BNG, que desaparecen.

¿Han ganado, entonces, los emergentes? No. Primero, porque el tan denostado bipartidismo no ha muerto, aunque haya recibido un buen tantarantán, lo cual es positivo. Los partidosdela castasuman prácticamente el doble que los de la nueva política. El PP de Rajoy tiene él solito más escaños que Podemos y Ciudadanos juntos. Y eso tiene que escocer, sobre todo si te presentas como el gran ariete, el mirlo blanco que va a poner España patas arriba y conseguir una democracia real ya, aquí y ahora.

Podemos ha sumado muchos votos, sí. Votos de cambio, de aire nuevo, de regeneración. Pero eso no basta para asaltar el cielo. Quedar el tercero frente a dos candidatos como Rajoy y Sánchez, a los que Pablo Iglesias y los suyos tanto denigraron, porque el voto “de la gente” te ha puesto ahí podría ser un éxito (relativo) si no fuera porque de lo que se trataba no era de irrumpir con fuerza en el Congreso sino de cambiarlo de arriba abajo. Eso se nos vendió, al menos. Ciudadanos, por su parte, se queda en ni chicha, ni limoná: solo consigue desgastar al PP. Con constatar que no tiene ni un solo senador... ¡con razón quería eliminar la Cámara alta!

Con estos mimbres, si en realidad todos pierden, ¿qué gana la ciudadanía? Pluralidad, claro. No está mal, pero para ese viaje las alforjas casi que nos estorban. La regeneración de España queda lejos, aunque sin duda la nueva situación ayudará a cambiar ciertos hábitos y poco más. La Constitución no hay quien la mueva. El modelo de Estado, el régimen del 78, se queda un buen rato más. El derecho a decidir lo sigue teniendo crudo: los partidarios suman 94 escaños, lo que, hablando de lo que significa, no está nada mal pero es insuficiente frente a los negadores. La corrupción quizá no campe a sus anchas, pero no se eliminará. Los acuerdos, los grandes pactos de Estado, son una quimera. Es la derrota del triunfo estéril.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120