industria de automoción

SOS de la industria del automóvil por las incertidumbres sobre la tecnología diésel

Todas las asociaciones empresariales del sector de automoción salen en defensa del uso del gasóleo en los coches

Xabier Aja - Viernes, 14 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h

La imagen desfavorable del diésel se disparó con el fraude de emisiones de VW, caso que le costó el cargo al CEO Matthias Müller.Foto: Efe

La imagen desfavorable del diésel se disparó con el fraude de emisiones de VW, caso que le costó el cargo al CEO Matthias Müller.Foto: Efe

Galería Noticia

La imagen desfavorable del diésel se disparó con el fraude de emisiones de VW, caso que le costó el cargo al CEO Matthias Müller.Foto: Efe

BILBAO- La industria de automoción del Estado español ha lanzado un SOS conjunto a la opinión pública para que se dejen de lanzar mensajes alarmistas y contradictorios sobre la tecnología de motorizaciones diésel por el grave quebranto que está generando en el sector del automóvil el rápido cambio de tendencia de la demanda, algo que está lastrando las cadenas de producciones de coches hasta el punto que las dos fábricas vascas, la de Mercedes Vitoria, y la de Volkswagen Landaben, en Iruñea, han tenido que parar sus producciones algunos días.

Así, las principales asociaciones del sector de la automoción en el Estado han pedido que no se ataque a ninguna tecnología, como el diésel, y que no se genere así una incertidumbre “innecesaria” a la ciudadanía. Las citadas organizaciones del sector recuerdan que los nuevos motores diésel de última generación que utilizan el gasóleo como combustible son los “más eficiente” y con menores emisiones de dióxido de carbono (CO2) de todos los motores de combustión y además, las emisiones de partículas, se han reducido sustancialmente estos años.

En una carta abierta a la opinión pública señalan que la “demonización” que está sufriendo la tecnología diésel en los últimos días puede afectar “muy negativamente” tanto a las inversiones en las plantas fabriles radicadas en territorio del Estado español y al empleo directo e indirecto del sector como al propio consumidor, según denuncian en una carta los presidentes de las asociaciones de fabricantes (Anfac), José Vicente de los Mozos;concesionarios (Faconauto), Gerardo Pérez;vendedores (Ganvam), Lorenzo Vidal de la Peña;proveedores (Sernauto), María Helena Antolin, e importadores (Aniacam), Germán López Madrid.

“El diésel tienen los días contados”, la ya famosa frase de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha causado un terremoto en el sector al acelerar la nueva tendencia de los consumidores de apostar por los coches de gasolina o, aunque todavía en pequeña escala pero creciendo muy por encima de la media, de los eléctricos e híbridos, hasta el punto que, en la citada misiva, los directivos de las principales organizaciones empresariales del sector subrayan que los usuarios de vehículos con motores diésel se encuentran “indefensos” ante los ataques que sufre un combustible como el gasóleo.

No hay que olvidar que la imagen desfavorable de las motorizaciones diésel se disparó tras conocerse que el grupo alemán Volkswagen utilizaba un software especial para reducir los datos de emisiones de buena parte de sus motores TDI. Dicho hecho, sumado a las noticias advirtiendo de que algunas importantes ciudades europeas iban a imponer restricciones a la circulación en sus cascos urbanos de coches diésel de anteriores generaciones por las emisiones de partículas y de NOX, y al anuncio por parte del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, de que el impuesto al gasóleo iba a subir - hoy es más bajo que el de la gasolina por razones históricas derivadas del hecho de que antes las motorizaciones diésel se asociaban casi totalmente al transporte profesional-, han hundido las ventas de vehículos con motor diésel entre los particulares.

Aunque desde el Gobierno socialista se ha matizado que la mayor presión fiscal sobre el gasóleo contemplada en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019, no afectará a los sectores profesionales del transporte, los usuarios desconfían y ello afecta negativamente a la demanda de vehículos con dicha motorización.

Por ello, el sector de automoción -la industria más importante de Euskadi en donde tienen su sede dos de los grupos de componentes más importantes del mundo Gestamp y CIE Automotive- señala que “penalizar a los coches diésel sobre todo en el ámbito local, lo único que está provocando es un incremento de las emisiones de CO2, ya que están siendo sustituidos por vehículos de gasolina. Lo que nos aleja, a su vez, de los objetivos marcados por la Comisión Europea”, destacan los firmantes de la citada carta pública.

De este modo, reclaman que se transmita a los ciudadanos la realidad desde el conocimiento, con datos precisos, con el fin de lograr una movilidad cada vez más sostenible medioambiental, social y económicamente hablando.

Diésel

Híbridos y eléctricos

45%

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120