DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
centrocampista más utilizado en las últimas dos temporadas

Mikel San José, del césped al palco

San José, el centrocampista más utilizado de la plantilla en las últimas dos temporadas, ha quedado relegado a un plano desconocido con Berizzo

José L. Artetxe - Miércoles, 12 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Mikel San José, inédito esta temporada, durante el entrenamiento del pasado lunes.

Mikel San José, inédito esta temporada, durante el entrenamiento del pasado lunes. (Juan Lazkano)

Galería Noticia

Mikel San José, inédito esta temporada, durante el entrenamiento del pasado lunes.

Bilbao- Mikel San José se vio implicado en la noticia cuyo eco compitió con el obtenido por el triunfo del equipo sobre el Leganés. Ese día comenzaba la competición, pero la identidad de los jugadores que Eduardo Berizzo dejó fuera de la convocatoria dio muchísimo que hablar: varios de los descartados habían sido fijos en las alineaciones del Athletic de los últimos años. El medio navarro presenció el partido desde la grada de San Mamés, al igual que Balenziaga, Beñat, Rico o Sabin Merino, y repitió ubicación una semana después con motivo del duelo con el Huesca. En fútbol no resulta aconsejable sacar conclusiones definitivas, menos aún en estas fechas, aunque parece obvio que los citados no figuran entre las preferencias del nuevo entrenador.

La situación puede ser chocante, pero solo hasta cierto punto dado el elevado número de efectivos que reúne la plantilla, así como la llegada de refuerzos y el pobre rendimiento general de la campaña precedente. En definitiva, era previsible que el criterio de Berizzo sumado a una simple cuestión matemática conllevase retoques en el escalafón tal cual regía durante las etapas de Ernesto Valverde y José Ángel Ziganda. En pretemporada ya hubo ocasión de hacerse a la idea de que habría un reparto de responsabilidades diferente, faltaba que se concretase y así ocurrió en la apertura del calendario oficial.

Con las estadísticas en la mano, el caso concreto de San José resulta particularmente llamativo, no en vano fue el séptimo hombre del plantel en minutos jugados en el ejercicio 2017-18 y el más utilizado de los centrocampistas. Un registro casi clavado al del año anterior (2016-17), cuando fue el quinto que más participó y también el más asiduo en la zona ancha. Sin embargo, esa presencia constante no se correspondió con el nivel que mostró. De hecho, es posible que sea el tramo menos afortunado en la carrera de San José y desde luego contrasta severamente con su comportamiento en la 2015-16, donde lució como nunca y estableció su récord de partidos (51), todo lo cual le valió para ampliar contrato hasta 2020 y acudir a la Eurocopa de Francia.

Allá por el mes de abril, San José admitió en estas páginas que su aportación no le satisfacía. “Nunca he pensado que el equipo está bien o mal por mí”, confesaba, para añadir que quizá no mereciese jugar con la frecuencia que lo hacía. Abierto a la autocrítica, hábito poco común en su gremio, tampoco eludía referirse al cambio experimentado en el trato que le dispensaba la afición. De gozar de la simpatía de una grada que hasta coreaba su nombre cuando subía al remate en los córners, había pasado a escuchar silbidos en bastantes tardes por errores que antes pasaban desapercibidos. Él no fue la única diana de los reproches, pero sin duda le penalizó el modo en que se dirigió a quienes censuraron la derrota en casa ante el modesto Zorya Luhansk en la Europa League. Pidió perdón por la terminología que empleó en las redes en aquella oportunidad, pero el horno no estaba para bollos.

PremonitorioEn la entrevista dejó también una frase premonitoria: “Lo que ha pasado va a repercutir en la próxima temporada”. Quería decir que el equipo estaba moralmente obligado a una mejora sustancial tras la decepción experimentada por los seguidores. Entonces, pese a que se intuía que el club tomaría medidas para reactivar la plantilla, era imposible adivinar por dónde irían los tiros a partir del verano. No tardó en conocerse el relevo en el banquillo y luego se asistió a un goteo de incorporaciones: fichajes, cedidos que regresaban y la promoción de gente del filial. Hoy ya se sabe que San José ha abonado una parte de los platos rotos.

En cierta manera se vio venir en el instante en que fue colocado como defensa central en algún ensayo. Es verdad que después Berizzo le reivindicó como centrocampista, pero escogió a otros compañeros para dicha función. El puesto de cierre, donde con mayor asiduidad ha sido ubicado San José, recayó enseguida en Dani García y como alternativa aparecía Iturraspe. Ambos fueron incluidos en las listas elaboradas para las citas ligueras. Y en la segunda, para recibir al Huesca y a causa de alguna baja forzosa, asomó Mikel Rico. Otro detalle que define el punto de partida de San José en la pizarra del entrenador argentino. Uno más: ni siquiera en la defensa, que es donde San José solía manejarse durante el primer lustro que cubrió en el equipo, da la sensación de que haya hueco para él, pues Berizzo se ha decantado por el novato Peru Nolaskoain para subsanar la pasajera ausencia de Iñigo Martínez.

En fin, el panorama se antoja poco halagüeño para los intereses de un hombre que no es ajeno a las dificultades. Ha pasado por episodios similares, coyunturas donde su nombre quedó en un segundo plano. Por ejemplo, en el primer año de Marcelo Bielsa o en el primero de Valverde. Tampoco tuvo un arranque feliz tras su aventura en el Liverpool, pues tardó medio año en hallar acomodo en los planes de Joaquín Caparrós. San José supo voltear estas dinámicas adversas y terminó por abrirse paso para acumular partidos. No obstante, esta vez es probable que le cueste más porque la distancia existente entre la suplencia y la titularidad no es comparable al trecho que separa el palco de San Mamés del césped.

La marca

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120