bandera de la concha

Recuerdos de la victoria

Laura Yozifek, ganadora de la Bandera de La Concha en 2016 con San Juan, forma parte de la tripulación de Kaiku, que tiene como objetivo disfrutar de la regata y sumar experiencia en la cita donostiarra

Un reportaje de Jokin Victoria de Lecea - Jueves, 6 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Laura Yozifek, el pasado domingo en Donostia.

Laura Yozifek, el pasado domingo en Donostia. (Miguel Ángel Román)

Galería Noticia

Laura Yozifek, el pasado domingo en Donostia.

LA Bandera de La Concha es toda una novedad para la tripulación de Kaiku. En su primera experiencia con la trainera viven uno de los momentos más privilegiados del mundo del remo: bogar en la bahía donostiarra en los dos primeros domingos de septiembre. Todo es nuevo para la mayoría de la cuadrilla sestaotarra. Sus remeras, muchas de ellas de edad juvenil, nunca se vieron en una situación así con anterioridad. Solo unas pocas integrantes de la Bizkaitarra sabe lo que es competir al máximo nivel y Laura Yozifek conoce incluso la sensación de ganar la regata más prestigiosa del año. Esta bogadora de Sestao dejó de formar parte de San Juan la temporada pasada y en mayo se unió al club de su pueblo para tratar de echarle una mano y aportar su granito de experiencia a una tripulación que no quiere parar de crecer.

Yozifek ya tiene experiencia en la Bandera de La Concha al haberla remado con Zumaia y con San Juan, pero “la ilusión y las ganas de darlo todo” son las mismas. Lo que es diferente es su papel dentro de la trainera. En la Bizkaiatarra tiene otro rol y debe “intentar calmar a la gente más nueva”. El domingo pasado con Kaiku acabó en séptimo lugar y fue una regata en la que las sestaoarras salieron con mucha fuerza, pero tuvieron bastantes problemas tras la ciaboga. “Principalmente había muchos nervios. Calentamos bien, pero nos tuvieron mucho tiempo a la espera y ahí comenzaron los nervios. Llevamos bastante bien la regata hasta la ciaboga, bastante controlada, pero a partir del giro no supimos controlar y perdimos la remada”, explica. Kaiku no pudo dar continuidad a su buen arranque y esperan aprender de los errores de cara a la segunda jornada.

La motivación de Yozifek es la misma que en ediciones anteriores, pero con las batelerak fue donde pudo vivir uno de sus momentos álgidos en el remo al conquistar la Bandera de La Concha de 2016. “Fue algo increíble y que no se puede expresar con palabras. Ni me creía lo que había logrado”, recuerda. En esa temporada, la vizcaina convivió con la victoria constantemente y sumó muchas banderas a su palmarés en la Liga Euskotren. San Juan dominó la competición. “Había que saber gestionar un poco porque no podíamos salir confiadas, ya que era ahí cuando podían llegar los palos. Salíamos pensando en que íbamos a tener al rival al lado y si conseguíamos pasarle era cuando ya disfrutábamos de la regata”, declara.

Una lesión de hombro le hizo tener que dejar de remar en 2017 y cuando ya tenía pensado pasar la temporada en blanco, surgió la posibilidad de unirse a la Bizkaitarra. “Estuve parada hasta mayo, que me pidieron a ver si les podía echar una mano y como al final es el club de mi casa, me parecía una buena opción estar viviendo el verano con ellas y ayudarlas. Además, estoy muy agradecida al esfuerzo hecho por la directiva para sacar este proyecto adelante”, cuenta. La sestaoarra se encontró un club tremendamente joven, con remeras en edad juvenil todavía. Aunque, no tardó en sorprenderse: “La idea era que al ser tan jóvenes nos iba a costar sacar adelante la temporada. Pero son chavalas que ponen mucho interés y tienen muchas ganas. Por mucho que sean jóvenes, responden muy bien”.

Este ambiente provocó que el cambio de chip no sea tan drástico en el caso de Yozifek. Pasar de una trainera a vivir la victoria como el pan de cada día a un equipo en el que la victoria es algo anecdótico no fue tan duro. “Viendo el equipo que tenemos, con gente de 16 y 17 años, lo que hemos hecho está muy bien y creo que este equipo va a seguir creciendo si no pasa nada raro”, afirma. La sestaoarra está contenta en la Bizkaitarra, solo su antigua lesión de hombro le molesta, pero ya piensa en recuperarse: “Seguiré porque soy muy cabezona. Tendré que para y ver cómo avanza la lesión, a ver si va a más. Sin embargo, intentaré seguir como sea porque es imposible parar”. Una mentalidad competitiva que le hace querer seguir formando parte de este proyecto lleno de ambición y que sorprendió al meterse en la Bandera de La Concha. El crecimiento de Kaiku es una realidad y este domingo acudirán a la bahía donostiarra a disfrutar de un merecido premio.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Remo

ir a Remo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120