datos del paro: 31 de agosto de 2018

Agosto termina con el día más negro para el empleo

La Seguridad Social pierde 304.642 afiliados el último día del mes por el fin de contratos turísticos y la ralentización

A. Diez Mon - Miércoles, 5 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Una Oficina de Lanbide

Una Oficina de Lanbide

Galería Noticia

Una Oficina de Lanbide

“La economía sigue creciendo;la afiliación, también, pero el impulso se ralentiza” “Es normal que el paro suba en agosto, volvemos al patrón anterior a la crisis” “Necesitamos un cambio radical en las políticas que influyen en el empleo y la precariedad”

bilbao- El viernes pasado, 31 de agosto, no solo se acabó el mes de vacaciones por excelencia, también se batió un récord en el Estado. La Seguridad Social perdió en un solo día 304.642 afiliados, la cifra más alta jamás alcanzada. Lo que ocurrió para que se produjera ese desplome de cotizantes es que en esta ocasión coincidieron la habitual finalización de contratos del sector turístico y una “leve desaceleración económica”, tal y como reconoció ayer el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado.

Por si fuera poco, además el fin de mes coincidió en viernes, que tradicionalmente es la jornada en la que se producen más bajas de cotizantes. De modo que el 31 de agosto de este año pasa a ser el día más negro para el empleo en el Estado. El anterior récord se marcó el último día de agosto de 2017, pero entonces se perdieron 266.362 cotizantes. Es decir, se ha dado un salto en este capítulo negativo de casi 40.000 afiliados.

El Ministerio de Trabajo hizo públicos ayer los datos de afiliación y de paro registrado de agosto. El número de personas inscritas en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo Estatal (SEPE) aumentó en 47.047 personas respecto a julio, un 1,5%, lo que marca el mayor incremento en ese mes desde 2011 y sitúa la cifra total de desempleados inscritos en 3.182.068. En Euskadi, el desempleo subió en 2.549 personas con respecto al mes anterior (+2,11%), con lo que se situó en 123.606 la cifra de desempleados vascos.

Los sindicatos llamaron una vez más la atención sobre la precariedad del mercado laboral y la rotación de algunos trabajadores que encadenan contratos constantemente, sin que su puesto llegue a consolidarse. Solo así se explica que, pese al récord de destrucción de empleo en un solo día -el 31 de agosto se dieron de baja de la Seguridad Social algo más de 363.000 personas y solo se registraron 58.375 altas-, el sistema perdiera solo 202.996 afiliados en el conjunto del mes. Con todo se trata de la caída de cotizantes más acusada desde el estallido de la crisis en un mes de agosto.

El número de ocupados se sitúa así en 18.839.814 personas en el Estado y se da un paso atrás en el camino hacia los 19,4 millones de trabajadores previos a la recesión. Los próximos meses serán clave en esa carrera y la evolución estará muy ligada al efecto en el empleo de la ralentización económica. El balance anual sigue siendo positivo -la afiliación se ha incrementado en 529.970 en los últimos doce meses- y todo apunta a que los próximos meses serán positivos. En septiembre se dinamiza la contratación en actividades como la enseñanza y la industria también requiere personal tras el parón del verano.

El mercado laboral vasco cerró agosto con 936.334 afiliados, 17.261 más que hace un año, lo que supone un aumento del 1,88%. Sin embargo, ahora hay 13.101 cotizantes menos que en julio. En cuanto al paro registrado, los inscritos en Lanbide crecieron el mes pasado en términos mensuales en los tres territorios vascos. Así, Bizkaia registró 1.421 parados más, Gipuzkoa sumó 663 nuevos desempleados y Araba 465 más.

En la rueda de prensa para valorar los datos de paro y afiliación de agosto, el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, destacó que la economía sigue creciendo y la afiliación avanza también, si bien “el impulso va ralentizándose en la medida que alcanzamos tasas de ocupación relativamente razonables”.

Los datos del mercado laboral se hicieron públicos solo 24 horas después de conocerse que España recibió en julio un 5% menos de turistas extranjeros. La ministra española de Economía, Nadia Calvio, salió ayer al paso de ambas cuestiones y aseguró que el Gobierno no modificará su previsión de crecimiento para este año, situada en el 2,7%. Además, instó a no sacar “conclusiones apresuradas” sobre los últimos datos del desempleo y del descenso de turistas.

Gobierno vasco

el mercado laboral

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120