Editorial

Sumar y potenciar, todo un arte

Los datos de verano del Museo Guggenheim, superando las visitas del año del aniversario, confirman junto al éxito del Bellas Artes en sus 110 años, el acierto de nuestra estrategia cultural

Martes, 4 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h

LAS cifras ofrecidas ayer por el Museo Guggenheim Bilbao sobre los visitantes que acudieron a la pinacoteca en los meses de junio, julio y agosto de este año, suponen, no solo la superación de la propia marca en cifras, sino el reforzamiento de un proyecto de extraordinario impacto cultural a nivel internacional que ha cambiado de forma significativa el modo de percibir y ser percibidos en el mundo. El listón estaba muy alto desde que el pasado año el Museo marcara el récord en una fecha señalada como fue la celebración de su XX aniversario, con un lógico y esperado récord de visitantes. Sin embargo, la pinacoteca, un año después de alcanzar la veintena desde aquel nacimiento rodeado de resistenncias, confirma que el efecto Guggenheim no solo se mantiene en el tiempo sino que sigue sumando en número de visitantes sin un aniversario de impacto que impulse el trasiego en sus instalaciones. Las exposiciones de Marc Chagall, la de Arte en China o la de la portuguesa Joana Vasconcelos, tan diferentes entre sí pero que han aunado todas las demandas del público, son los ejes sobre los que transita el éxito de este año 2018 y que ha dejado durante los meses de verano la afluencia de 445.147 visitantes, un 4% más que las personas que visitaron el museo en junio, julio y agosto del año pasado, considerado por la celebración de los veinte años, uno de los más exitosos hasta la fecha. El tirón internacional, con un 76% de los visitantes llegando desde el extranjero, confirman también el enorme atractivo de uno de nuestros principales motores en la transformación de Bilbao. Este dato, que iguala la cifra del año anterior, confirma su prestigio, siendo los franceses el grupo que encabeza la cifra de visitantes que llegan a la pinacoteca desde el exterior. El efecto Guggenheim no cesa. Tampoco otro de los grandes referentes a nivel museístico en la ciudad como es el Museo de Bellas Artes, que este año celebrará en octubre sus 110 años de andadura y que también protagoniza su particular escalada hacia el éxito. Ambos, junto a otros, sitúan a Bilbao como icono de referencia para los amantes del arte y a sus visitantes como testigos también de nuestra transformación urbana y social. Un suma y sigue que no supone tan solo una cuestión de números, sino de reforzamiento, potenciación y liderazgo en la estrategia museístico-cultural de la ciudad y de Bizkaia.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120