FESTIVAL DE VENECIA

Redgrave carga contra la Europa alejada de la realidad y de los refugiados

EFE - Miércoles, 29 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 18:00h

La actriz británica Vanessa Redgrave posa para los fotógrafos en el ámbito del 75º Festival Internacional de Cine de Venecia

La actriz británica Vanessa Redgrave posa para los fotógrafos en el ámbito del 75º Festival Internacional de Cine de Venecia (EFE)

Galería Noticia

La actriz británica Vanessa Redgrave posa para los fotógrafos en el ámbito del 75º Festival Internacional de Cine de Venecia

Con su infancia como desplazada de la II Guerra Mundial en la memoria, la actriz británica Vanessa Redgrave arremetió hoy desde Venecia contra los Gobiernos europeos por ignorar la realidad del mundo y el drama de los refugiados.

VENECIA. La Mostra, que levantó hoy el telón hasta el próximo 8 de septiembre, ha galardonado la dilatada trayectoria de la actriz, con una lista de decenas de títulos que ahora ha coronado como directora del documental "Sea Sorrow" (2017) sobre los inmigrantes que se aventuran a cruzar el mar Mediterráneo.

Una situación, la de las personas que huyen de la guerra o del hambre, que ella misma sufrió cuando solo era una niña, por lo que se muerde la lengua "para no blasfemar", según reconoció durante la rueda de prensa por el reconocimiento.
"Siento rabia dentro", reconoció, adusta y pausada.

Su crítica va dirigida hacia los gobiernos de Europa, a los que acusa de haber "perdido toda comprensión de la realidad en el mundo y en sus países (...) Por lo tanto, no pueden pensar en la realidad de ser prófugo, de ser una mujer que pierde a su hijo en el mar", lamentó, al ser preguntada por este tema.

Redgrave defendió la inmigración y puso como ejemplo el barco Windrush, que tras la II Guerra Mundial (1939-1945) llevó a Reino Unido a numerosos jóvenes caribeños para reemplazar como mano de obra a los británicos caídos durante la contienda.

Rememoró ese periodo al señalar que también ella fue evacuada cuando solo era una niña y la isla británica temía una invasión de una Alemania nazi que ya había sometido a la vecina Francia.

Su padre y el resto de sus parientes habían marchado a la guerra a bordo de un barco de la Marina y recordó las jornadas pegada a la radio de la BBC, escuchando el parte meteorológico, seguido como si de una obra de Shakespeare se tratara pues del tiempo dependía la vida de sus seres queridos en el mar.

Durante aquel belicoso 1941 fue enviada a los campos del norte del país junto a sus hermanas, cuando tenía apenas cuatro años, y en aquel entonces el Gobierno pedía a la población "cuidar de los evacuados" por ser este "un deber nacional", recordó la activista.

Durante ese periodo y a pesar de su corta edad asegura que era "consciente de la guerra" y ya empezó a actuar en un teatrillo.

"Yo me pregunto por qué los Gobiernos de hoy en día no dicen al pueblo, le explican, que deben proteger y ayudar a los refugiados, que es un deber nacional", reflexionó.

La actriz, Óscar como secundaria por "Julia" (1977), fue especialmente dura contra el Gobierno de su país de que dijo que "no entiende nada, va contra la ley, hace cosas que a una persona humana le avergonzaría".

Y, por contra, fue indulgente con la familia real, llegando incluso a elogiar al príncipe heredero, Carlos, o al hijo de este Guillermo.

"No estoy contra la familia real, hacen cosas muy buenas", refirió la actriz, que el próximo septiembre cumplirá 80 años.

Lo hizo al explicar las razones que le llevaron a rechazar en 1999 la condecoración de la Orden del Imperio Británico: "Era un premio político", alegó.

Redgrave aseguró que jamás habría podido aceptar un reconocimiento por parte del Gobierno del laborista Tony Blair (1997-2007) por sus implicaciones en las guerras de Afganistán y de Irak.

"Nadie puede decir que yo haya rechazado una condecoración de la reina porque no era suya, sino del primer ministro. Era un premio político y no podía aceptar ningún honor de Blair cuando llevó a la guerra a nuestro país y a muchas personas con mentiras", denunció.

Esta noche, los organizadores de la Mostra de Venecia otorgarán a Redgrave el "León de Oro" a la carrera.

El director del certamen, Alberto Barbera, destaca de esta actriz sin pelos en la lengua su sensibilidad a la hora de interpretar personajes complejos, pero también su natural elegancia, la innata fuerza de la seducción y su extraordinario talento.

Y ante ella Venecia se rinde, como ya lo hiciera en 1994, cuando Redgrave ganó la Coppa Volpi por su papel secundario en "Little Odessa".

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120