Una plaza a medio gas

Vista Alegre pierde 10.000 aficionados en las corridas antes de privatizar su gestión

La feria atrae a 62.470 espectadores frente a los 71.681 de 2017 en una edición en la que da carpetazo al antiguo modelo

Ane Araluzea - Miércoles, 29 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h

La plaza estuvo a medio gas en la segunda jornada en la que Manuel Escribano, Fortes y Álvaro Lorenzo lidiaron con los toros de Victorino Martín.

La plaza estuvo a medio gas en la segunda jornada en la que Manuel Escribano, Fortes y Álvaro Lorenzo lidiaron con los toros de Victorino Martín. (Juan Lazkano)

Galería Noticia

La plaza estuvo a medio gas en la segunda jornada en la que Manuel Escribano, Fortes y Álvaro Lorenzo lidiaron con los toros de Victorino Martín.

“A partir de 2019 la gestión será privada, con una serie de inversiones que vamos a exigir”

Bilbao- Antes de iniciar el giro de 180 grados con el que revitalizar su actividad, la plaza de toros de Vista Alegre ha vuelto a confirmar la caducidad del modelo de gestión por el que se ha regido en los últimos años. Las corridas generales de este año se han saldado con una asistencia de 62.470 espectadores, un 12% menos que el año anterior en el que las nueve jornadas de festejos taurinos atrajeron a 71.681 personas hasta el coso. Se trata de un descenso que la junta administrativa espera frenar a partir del año que viene, cuando entre en vigor el nuevo contrato para gestionar el ruedo que lleva enlazando pérdidas desde 2013. De hecho, está previsto que la licitación, cuyo pliego de condiciones se está elaborando actualmente, salga este mismo mes de septiembre.

Tomás del Hierro, concejal bilbaino que sucede a Ricardo Barkala como administrador general de Vista Alegre, es desde julio el responsable de lidiar con la patata caliente del coso bilbaino. En una edición en la que la calidad de las ganaderías y de sus toros de lidia ha sido más que cuestionada, el concejal asevera que “ha habido de todo”. En ese sentido, destaca que la junta dirimió otorgar el premio a la corrida más completa y brava del año a Torrestrella, que puedo verse el lunes día 20. Por contra, Del Hierro admite que “el martes se cayeron todos los toros, fue muy desagradable para la junta administrativa, que elige una serie de toros y ganaderías pensando en que va a salir bien, pero pasó lo que pasó”. En esa misma línea, es significativo que el Club Cocherito haya declarado desierto el premio que otorga cada año al “toro más bravo”.

En cuanto a los aspectos más positivos del balance desde el punto de vista taurino, el concejal destacó el saber hacer de Diego Urdiales, matador riojano que cortó tres orejas y salió por la puerta grande la tarde del sábado 25, y al diestro peruano Andrés Roca Rey, cuya garra y valor deslumbraron al público presente el viernes 24.

El buen hacer de los toreros en la recta final de la semana bilbaina de festejos taurinos no fue suficiente para llenar los 14.781 asientos de Vista Alegre, donde a lo largo de las nueve jornadas los balcones lucían a medio gas. Solo durante dos tardes se consiguió ocupar más de tres cuartos del coso. Ello se suma al descenso en asistencia que lleva experimentando el ruedo en los últimos años, que ha motivado, precisamente, el cambio de rumbo previsto a partir de 2019.

Gestión privada

El equipo del alcalde Juan Mari Aburto se ha comprometido a relanzar la plaza de toros con el objetivo de que pueda sufragar el costoso mantenimiento del propio equipamiento y revitalice los negocios de la zona donde se emplaza. Aunque la plaza ha conseguido subsistir sin ayudas públicas con el remanente de los años de bonanza de las corridas generales -que incluso en el peor de los escenarios siempre han aportado beneficios-, la inexistente actividad del ruedo durante el resto del año hace prácticamente imposible sostenerlo económicamente. De hecho, aunque en 2017 la asistencia fue notablemente superior a 2016 -cuando 63.340 aficionados acudieron a la plaza-, el saldo negativo ascendió a los 216.595 euros.

Tratándose de una estocada que ya se atisbaba en el horizonte, el Consistorio se ha propuesto taponar la herida externalizando la gestión de la plaza que hasta ahora contaba con la asesoría taurina de Martínez Flamarique, perteneciente a la familia Chopera.

Con unas cláusulas con las que esperan garantizar el éxito del nuevo modelo, el pliego de condiciones del nuevo contrato se conocerá a lo largo de septiembre. “Queremos que todo esté finalizado y funcionado para el 1 de enero de 2019. A partir de entonces la gestión será privada, con una serie de condicionantes e inversiones que vamos a exigir”, expone Tomás del Hierro.

De hecho, según afirmaron desde la junta administrativa de la plaza de toros -propiedad del Ayuntamiento de Bilbao y de la Misericordia al 50%- cuando se tuvo conocimiento del nuevo contrato, las inversiones a realizar son al menos de 1,5 millones de euros. En palabras de Del Hierro, “los arreglos y cuánto van a invertir lo tienen que especificar las empresas. En base a ello se concretará la duración del contrato”. Algunas de las mejoras podrían efectuarse en la cocina o en las galerías del coso bilbaino, así como en el Museo Taurino que alberga. Asimismo, además de músculo económico, se exigirá que el gestor tenga experiencia en gestión de plazas de primera categoría. “Nos consta que hay dos o tres empresas interesadas”, asevera el concejal, quien añade que el contrato blindará las corridas generales e incluso permitirá la celebración de otros festejos taurinos al tiempo que promueva otro tipo de actividades a lo largo del año. “Si la gestión es privada buscará la mejor manera de rentabilizar la inversión”, zanjó el edil.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bilbao

ir a Bilbao »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120