antes de La bandera de La Concha

Oro gallego

Urdaibai gana con solvencia en Boiro y recupera sus mejores sensaciones antes de La bandera de La Concha

Jokin Victoria de Lecea - Lunes, 27 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Urdaibai en plena regata.

Urdaibai en plena regata. (EFE)

Galería Noticia

Urdaibai en plena regata.Urdaibai dejó prácticamente sentenciada la liga Eusko Label en aguas gallegas.

Bilbao- Urdaibai encontró el oro en su viaje al oeste. Llegó con dudas a tierras gallegas, después de dos fines de semana de sequía en los que le costó encontrarse a sí mismo. Pero las dos regatas fueron un giro de 180 grados. Los bermeotarras volvieron con un buen botín en forma de dos banderas y un buen saco de puntos que dejan la liga prácticamente sentenciada, tanto que solo un pinchazo inesperado evitará que la Corona quede decidida matemáticamente en la siguiente jornada. La Bou Bizkaia no solo sacó un buen rédito en el aspecto estadístico, también ganó mucha fortaleza. Recuperó sensaciones y dominó las dos disputas. Ayer, en Boiro a pesar de no mandar desde la primera palada como en Moaña, también fue superior a sus rivales y nadie pudo responder a su cambio de ritmo. Urdaibai se reencontró en Galicia y consiguió aumentar su moral al máximo y demostrarse que vuelve a ser la poderosa trainera del principio de temporada justo en el momento más importante del año, con la Bandera de La Concha a la vuelta de la esquina.

Los bermeotarras recuperaron en Galicia su solidez de los mejores momentos de la temporada. Volvieron a ser esa trainera imposible de superar una vez que consigue la proa de la regata. Ese muro infranqueable para sus rivales. Urdaibai mantuvo un duro ritmo desde el inicio. Fue una gota china para sus rivales. Martillo pilón que desgastó a todos sus rivales hasta que estos reventaron y vieron como la Bou Bizkaiavolaba en solitario en busca de otra bandera más. La cuadrilla preparada por Joseba Fernández disfrutó en Boiro. No tuvo la regata plácida del día anterior, pero cuando pudo acelerar demostró estar un escalón por encima de sus rivales. Lo hizo con paciencia, esperando su momento. Urdaibai hizo más daño en los largos de vuelta y tras virar por última vez dejó clavado a Hondarribia, que volvió a verse obligado a dejar de luchar por la victoria y dedicarse a salvar el segundo puesto.

Candidatura de CaboLa candidatura a la bandera apareció ya en la segunda tanda. Otra vez fue Cabo, que había preparado la regata de casa con mucho mimo, el que se postuló al triunfo. Los de Boiro están acabando el curso con mucha fuerza y ayer dominaron su manga. En la primera ciaboga ya dejaron atrás a sus perseguidores. Santurtzi y Donostiarra estuvieron, aunque sin muchas opciones, no demasiado alejados;pero Ondarroa no consiguió encontrar su remada y perdió muchos segundos, lo que le rezagaron hasta la novena posición final. Con todo el campo disponible y el conocimiento del campo como mejor arma, Cabo pudo remar cómodo y marcó un tiempo que obligó a los botes de la tanda de honor a exprimirse.

La emoción fue la tónica de las primeras paladas de la tanda de honor. Orio fue el primer en coger la proa de la regata gracias a una buena salida, pero no logró poner pies en polvorosa. Urdaibai, Hondarribia y Zierbena no permitieron que la distancia subiera del segundo. Todo con el tiempo de Cabo amenazando seriamente. La Ama Guadalupekoa fue la primera en realizar un ataque serio. Los hondarribitaras cogieron la proa de la regata y solo la Bou Bizkaiaaguantó. Los oriotarras y los galipos se batieron en su habitual duelo de estas últimas citas y al final la victoria cayó por centesimas para la San Nikolas. Sin embargo ninguna de las dos embarcaciones pudo superar a Cabo.

Por delante, Urdaibai y Hondarribia alternaron la cabeza de la regata, pero los bermeotarras acabaron con toda duda antes de tiempo. Su salida de la última ciaboga fue brutal. Destrozaron el cronómetro en esos metros y dejaron sentenciada la regata antes de llegar a la mitad del largo.

Descenso de TiránOtro de los frentes abiertos en la jornada de ayer era evitar el descenso directo. San Juan consiguió defender los dos puntos de renta que tenía sobre Tirán, aunque lo hizo sufriendo e incluso se vio con muchas opciones de perder la categoría cuando Ondarroa, proveniente de la segunda tanda, no pudo superar el tiempo de los de Moaña en el ecuador de la regata. Los entrenados por Juan Mari Etxabe no hicieron los deberes en la regata de Boiro y fueron superados por los gallegos en su duelo directo. Las prisas les perjudicaron demasiado y su buen arranque no tuvo continuidad. Con el paso de los minutos San Juan pasó de la proa de la regata a ser superado por San Pedro y Tirán. Los de Pasaia consiguieron por lo menos agarrarse a la estela de los gallegos y cedieron solo dos segundos, un espacio de tiempo en el que ningún equipo se coló y llevó a la Mar do Con a descender de forma directa.

San Juan y Tirán solo pudieron superar en la clasificación a Kaiku. Los sestaoarras cerraron la temporada en última posición, pero con muy buenas sensaciones después de haber conseguido la salvación con holgura en una temporada de transición y en la que todo el mundo les daba por muertos antes de la primera bajada de bandera. La tripulación entrenada por José Luis Korta y Aitor Sautu no tuvo su mejor día ayer. Hubo muchos cambios en la trainera, probablemente pensando en la clasificatoria del jueves, y eso se notó en la velocidad del bote, desenganchado de toda lucha desde la primer palada.

Cara y cruz

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Información relacionada

Más sobre Remo

ir a Remo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120