DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Juan Mari Aburto Alcalde de Bilbao

“Deben mejorar los comportamientos incívicos que se producen de madrugada”

Han sido ocho jornadas intensas para el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto. El mismo día en que Aste Nagusia toca a su fin, el primer edil hace balance de unas jornadas marcadas, sobre todo, por la alta participación ciudadana

Fotografías de Juan Lazkano, Borja López, José Mari Martínez y Oskar González - Domingo, 26 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Juan Mari Aburto.

Galería Noticia

Juan Mari Aburto.

BILBAO. Sus jornadas han tenido estos días una media de 16 horas. Ha pisado prácticamente todos los escenarios festivos de la ciudad. Y, aunque reconoce que le encanta el ambiente festivo, el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, no puede evitar esa tensión por que todo discurra sin incidentes graves.

¿Qué recuerdo se lleva de estas fiestas?

-El de la participación de la gente en la calle. Y el de la presencia policial en la calle, reflejo del buen resultado de las medidas que estamos adoptando. Tuve un momento muy especial cuando unos turistas canadienses, que iban con el folleto de fiestas, donde hay un saludo del alcalde, miraron el folleto cuando nos cruzamos, me miraron y me pararon. Solamente querían darme las gracias por esta ciudad y por estas fiestas. Ha sido una constante de varios turistas con los que me he encontrado, de Sevilla, de Valencia, de Cádiz, de Madrid...

¿Qué siente cuando le dicen algo así?

-Un subidón de orgullo;esto hace treinta años no pasaba. Aste Nagusia ha ido evolucionando con la ciudad, ganando espacios y hemos conseguido que sea uno de los atractivos más importantes de la ciudad.

¿Con suficiente tirón para atraer a turistas?

-Nos hemos convertido en un referente internacional. En estos momentos somos la mejor oferta cultural y de ocio gratuita en el sur de Europa. Debemos sentirnos orgullosos de ello.

¿Cómo ha disfrutado las fiestas?

-Más que formar parte de las fiestas, disfrutas con que no pase nada y viendo a la gente disfrutar. Tienes esa tensión interna que te hace estar siempre vigilante.

Las fiestas, ¿se disfrutan o se trabajan?

-Es un trabajo que se disfruta. Yo lo disfruto cada día;esta ciudad me ha enganchado y me dedico a ella en cuerpo y alma. Estoy satisfecho del trabajo que estamos realizando, porque ves a la gente contenta. La gente me para mucho por la calle y todo son sonrisas, un saludo, una felicitación, un “felices fiestas”...

¿Qué ha hecho el alcalde en fiestas?

-Bufff... Intentamos estar en todos y cada uno de los espacios de la fiesta pero son tan variadas que, incluso aunque uno dedique casi las 24 horas del día, es imposible estar en todos.

Cuente.

-Me he levantado todos los días pronto, para empezar el día hacia las 8.00 de la mañana, con una reunión para analizar cómo ha ido el día anterior. He dedicado un tiempo también a firmar cuestiones municipales, hemos tenido una junta de gobierno intensa con 19 temas y un pleno para la incorporación de un nuevo concejal.

¿Y en el ámbito festivo?

-Hemos pasado por el gastronómico, por conciertos, el txikigune, el Desfile de la Ballena, donde me encontré unos turistas que venían expresamente para verlo;por los hoteles, he tomado una copa con mis amigos;he comido un bocata en Sabin Etxea... Incluso tuve la fortuna de hacer unas cuantas tortillas de patata con la comisión de fiestas, el día del concurso. Y seguro que hay algo que se me queda en el tintero.

Además de la agenda oficial, ¿queda tiempo para una agenda más privada?

-Poquito, porque Aste Nagusia es muy intensa. Pero todos los días intento reservar un espacio para el disfrute más íntimo, para estar con mi mujer, con amigos, charlar un rato más distendido... Una de las cosas que menos he hecho estos días es estar con mis hijos.

Tiene un termómetro de las fiestas en casa.

-Es verdad. Me intereso mucho por cómo están viviendo las fiestas, qué les ha parecido bien, qué mal... Algunas cosas ya me han dicho que hay que mirar.

¿Por ejemplo?

-Se quejan de los robos. El primer día, cuando dimos el dato de que había habido cuarenta hurtos, uno de ellos me dijo que eran muchísimos. “¿Ya sabéis cuánta gente hay en la calle?”, le dije.

¿Qué es lo que más le gusta de las fiestas?

-El gastronómico. Este año he ido un poco menos pero la cocina es una de esas aficiones que, cuando puedo, me gusta desarrollar. Y me encanta el teatro pero lo voy a dejar para después, porque estos días es imposible.

También le hemos visto en conciertos.

-Abandoibarra ha estado todos los días lleno, el Parque Europa también... El de Gwendal fue un concierto de cierta añoranza para los que tenemos algunos años. Ha habido música diversa, variada y de calidad. Y gratuita.

¿Quién le ha hecho bailar?

-Bailar poco;soy muy poco bailón. Mi sentido del ritmo está casi reñido con la música y prefiero cantar. No tengo sentido del ritmo, así que ese aurresku de Begoña me cuesta un gran esfuerzo para que salga medianamente digno.

¿Cómo ha ido Aste Nagusia en cuanto a incidentes? Hasta el sábado, se han producido 1.142 delitos, frente a los 1.201 de 2017.

-Más de 150 kilos decomisados de carne, entre seis y diez detenidos cada día por diferentes delitos... Los hurtos han sido, como todos los años, el que más se ha cometido. La presencia policial está haciendo que haya más detenidos que otras veces -87 hasta el sábado, cuando en 2017 eran 71-, cosa que creo que es positivo.

Además de la del primer domingo, ¿ha habido más agresiones sexistas?

-No. Pero solo esa denuncia por abuso ya es mucho. No nos pueden ganar esta batalla.

Sigue siendo necesario gritar que no es no.

-Tenemos que ir todos juntos: el Ayuntamiento, las comparsas y también la sociedad. La implicación de la gente es muy importante: si vemos algo en nuestro entorno, no lo dejemos pasar. Tenemos que seguir peleando para que las mujeres se puedan sentir libres en Bilbao.

¿Han tenido algún aviso por la nueva ‘app’?

-Hay más de 6.000 mujeres que se han descargado la aplicación. Todavía no ha habido ningún caso de utilización real.

Hurtos y robos. Hasta hoy -por ayer- se han registrado 840, frente a los 939 del año pasado hasta la misma fecha.

-Hay que esperar a los datos definitivos pero parece que han descendido. Se me ha acercado mucha gente para agradecer que se ve a la policía en la calle. Y me alegra mucho oír eso porque estamos haciendo un gran esfuerzo;en los dos últimos meses hemos incorporado más de 130 agentes y la implicación del conjunto de la plantilla está siendo total.

Uno de esos agentes fue agredido el pasado viernes de madrugada.

-El viernes hablé personalmente con él por teléfono y hoy -por ayer- le he visitado. Le he visto tranquilo, animado y agradecido por los apoyos que ha recibido. El lunes le operarán y tendrá una recuperación prolongada. Estoy muy agradecido por su intervención y la de toda la plantilla, a la presencia de la policía en el recinto festivo, muy a pesar de lo que digan las comparsas. Están haciendo una gran labor. Hay que condenar todo tipo de comportamientos violentos e incívicos. No queremos ningún tipo de agresión, ninguna;la condena es absoluta. Los violentos sobran en Bilbao, no les queremos y vamos a ir a por ellos.

¿Ha visto los vídeos de los jóvenes saltando del puente de El Arenal?

-Nos ponen los pelos de punta porque no es un broma. Ahí abajo quedan muchos restos del antiguo puente y la profundidad que hay en ese punto es pequeña. El riesgo que se corre es enorme. Hay que apelar una vez más al zentzun, al sentido común;no dejemos que el alcohol ni ese entorno de jaleo nos destrocen la fiesta y la vida. Vamos a analizar si hay alguna cuestión más que se pueda hacer.

Hoy en día no está regulado.

-En ningún sitio, prácticamente. No se puede regular todo el comportamiento;tampoco está regulado que alguien se suba a un árbol y se tire.

La participación, ¿ha ido a más o a menos?

-Estamos en el entorno de 150.000 personas cada día, in crescendo. Y hay más gente de otros sitios que viene a disfrutar de las fiestas.

¿Lleva su libreta roja también en fiestas?

-Sí. Pero prácticamente no la he tenido que utilizar;esta semana, estando en fiestas, la gente se acerca de otra manera.

¿Qué tiene que mejorar Aste Nagusia?

-Necesitamos un consumo de alcohol más responsable, que no nos fastidie la fiesta. Y, en esas horas de las 4.00 a las 8.00 de la mañana tienen que mejorar los comportamientos incívicos. Sin olvidar, evidentemente, que consigamos de una vez que no haya ninguna agresión sexista.

¿A qué le pondría una medalla?

-A Marijaia, el símbolo de nuestras fiestas;a Aste Nagusia en su conjunto, y a Itziar Urtasun y a su equipo de trabajo. Obviamente, también a la Policía Municipal y a la gente de limpieza.

¿Y una tarjeta roja?

-A las agresiones de todo tipo, a las peleas, a los hurtos y a los comportamientos incívicos.

Detrás de cada Aste Nagusia hay mucha gente que trabaja para que la fiesta sea posible.

-Pueden ser más de mil personas que trabajan para que los demás podamos disfrutar: personal de seguridad, bomberos, limpieza, sanitarios, inspectores de consumo y de ruido...

También ha estado con el pregonero y la txupinera. ¿Qué tal les ha visto?

-He compartido más momentos con Zorion, un hombre con el que me siento muy a gusto, de fácil palabra. Les he visto bien y son personajes fundamentales en la fiesta. No se trata de qué espacio es de las comparsas y qué espacio es del Ayuntamiento, sino compartirlos.

¿Le molesta los roces entre las compasas y el Ayuntamiento?

-No me gustan. Cada uno desde su ámbito, pero tenemos un interés común: que la gente lo pase bien. Ha habido muy poca fricción en esta Aste Nagusia y creo que eso es positivo.

¿Cuántas fotos se ha sacado en fiestas?

-No las podría contar... Pero es algo muy curioso: hay mucha gente que se te acerca, incluso en momentos en que estás en familia, y te piden casi permiso. Para mí, lo digo de verdad, es un orgullo que alguien quiera sacarse una foto conmigo y lo hago muy a gusto.

¿Cuántas horas tiene su día?

-(Lo piensa) Un día normal, 17: entre las 8.00 y la 1.00 de la mañana. Duermo una media de seis horas. No son muchas pero, si duermes bien, vas tirando.

¿Le emociona la quema de Marijaia?

-Por un lado, te da pena, porque ya se han terminado las fiestas, pero es un momento en el que, echas la mirada atrás y, si las cosas han ido bien, sientes una gran satisfacción.

Cuarenta años de Aste Nagusia.

-Es una edición muy especial. Yo recuerdo aquella Aste Nagusia que dejaba de ser solo teatro y toros, y pasaba a ser una fiesta en la que la gente salía a la calle. Nadie éramos conscientes de que algo estaba surgiendo. Y debemos estar muy agradecido a todos los que lo han hecho posible: alcaldes, concejales y toda la gente de las comisiones de fiestas y de Bilboko Konpartsak.

¿Cómo vivió aquella primera Aste Nagusia?

-En aquel momento yo tenía 17 años y solíamos ir de campamento a Isaba. Al terminar el campamento quedamos una noche en El Arenal y disfrutamos del reencuentro y de la noche, lo pasamos fenomenal.

¿Cómo eran sus fiestas antes de ser alcalde?

-Mucho más tranquilas. Eran ir al teatro, a algún concierto, salir a cenar, a tomar algo... Y no todos los días. Ahora se ve de otra manera;tienes que estar todos los días con una grandísima intensidad, con una gran responsabilidad y con muchísima más tensión, sin duda.

las claves

“Se me han acercado muchísimos turistas para felicitarme por esta ciudad y estas fiestas;es un subidón de orgullo”

“La mayor presencia policial está haciendo que haya más detenidos, una media de seis al día, algo que creo que es positivo”

“Los violentos sobran en Bilbao, no les queremos y vamos a ir a por ellos;la Policía Municipal está haciendo una gran labor”


Más sobre Aste Nagusia

ir a Aste Nagusia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120